Provincia de Cádiz

El POT de la Janda preveía construir 7.692 viviendas y 8.290 plazas hoteleras

  • Ecologistas en Acción carga contra la Junta por considerarla responsable de promover una "especulación urbanística" que pretendía crear "19 nuevas ciudades en la comarca"

Comentarios 3

El Plan de Ordenación del Territorio (POT) de La Janda se formuló por acuerdo del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía con el Decreto número 90 del 27 de marzo de 2007. Fue sometido a un periodo de información pública entre julio y septiembre de 2009, presentando Ecologistas en Acción (EA) alegaciones que no fueron entonces contestadas. También fue sometido a informe de la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Andalucía el 7 de junio de 2010, presentando igualmente este movimiento conservacionista un amplio informe con numerosas propuestas de modificación de las que tampoco tuvieron contestación por escrito.

Según apuntaron entonces los ecologistas, el Plan de Ordenación del Territorio (POT) de la Janda apostaba por un "desarrollo insostenible, basado en el intento abocado al fracaso, de revitalizar la economía del ladrillo".

Este plan, según EA, se formuló en 2007, "a las puertas de la crisis motivada por el estallido de la burbuja inmobiliaria. Pero parece que la Junta y los ayuntamientos no se han enterado de esta crisis, y no solo no reconsideran las previsiones de enormes crecimientos urbanísticos que incluían en la propuesta que salió a información pública en septiembre de 2009, sino que la multiplican, con proyectos disparatados que salpican toda la geografía de la Janda y que pretenden urbanizar para distintos usos un total de 2.200 hectáreas (22,2 millones de metros cuadrados), construir un mínimo de 7.692 viviendas y decenas de hoteles con más de 8.290 plazas, y todo con la pretensión, además, de que no computen como nuevos suelos urbanizables, ni nuevas viviendas a efectos de los límites que impone el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA)".

Ante este panorama, se llevó por parte de Ecologistas en Acción este documento urbanístico a los juzgados, admitiendo en junio de 2014 la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) parcialmente el recurso interpuesto por ellos contra el Plan de Ordenación del Territorio (POT) de La Janda y, consecuentemente, anulando importantes artículos del mismo.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) daba así un duro varapalo a los crecimientos urbanísticos, calificados de "desmesurados", y que se introdujeron en los planes urbanísticos y de ordenación del territorio. Una sentencia que traía importantes consecuencias, ya que anulaba parcialmente el POT de La Janda por "incumplimiento manifiesto de los límites del crecimiento del POTA".

Ante esa situación, tanto la Junta como el Ayuntamiento de Paterna de Rivera decidieron recurrir esa sentencia ante el máximo órgano judicial del país, el Tribunal Supremo (TS), que ahora acaba de darle de nuevo la razón a EA en dos sentencias.

El coordinador regional y secretario de la comisión de Ordenación del Territorio de Ecologistas en Acción, Juan Clavero, ha realizado un primer balance de esas dos sentencias, de cuyo fallo "se alegra" y carga contra la Junta de Andalucía, por considerarla responsable directo de promover "la especulación urbanística que buscaba crear hasta 19 nuevas ciudades en la comarca".

Así, Juan Clavero ha manifestado que "estamos contentos porque el Tribunal Supremo (TS) viene aprobando y dictando una serie de sentencias muy contundentes contra los desmanes del urbanismo en general, pero sobre todo del urbanismo en Andalucía, cosa que por otro lado es lamentable porque aquellas administraciones, que son los ayuntamientos y la Junta de Andalucía, que tienen las competencias plenas de ordenación del territorio y urbanismo, no solamente no ordenan el territorio en función del interés público y para satisfacer las necesidades sociales que es lo que dice la Constitución, sino que promueven la especulación urbanística, que es en lo que los tribunales están siendo muy tajantes, frenando estos proyectos que son absolutamente desmesurados y que vienen en la línea de lo que ha sido la burbuja inmobiliaria".

Según ha apuntado el secretario de la comisión de Ordenación del Territorio de Ecologistas en Acción, "en el POT de la Janda había unas previsiones absolutamente disparatadas, con 22 millones de metros cuadrados para nuevas urbanizaciones y 19 nuevas ciudades, al ser complejos urbanísticos fuera de las poblaciones de Vejer, Medina, Paterna y Barbate que serían más grandes que los propios núcleos urbanos actuales, a lo que se sumaría un conjunto de campos de golf, hoteles, 7.600 nuevas viviendas sin justificar, 8.000 plazas hoteleras", algo que Clavero considera "un disparate que no tenía que haberse aprobado nunca, por eso nos opusimos, alegamos y el TSJA nos dio la razón, suspendiendo todos estos crecimientos faltos de motivación y de justificación".

Juan Clavero considera que "es un nuevo varapalo a la Junta" y el Tribunal Supremo (TS) le dice a la Junta que "todos estos crecimientos no tienen justificación alguna y que el urbanismo, según la Constitución y según la legislación, tiene que estar motivados, las viviendas tienen que ser para alguien y no simplemente para revalorizar terrenos o para ponerlas en el mercado en una política de especulación urbanística que es lo que desgraciadamente hemos vivido en este país y que nos ha llevado a la ruina".

En el caso de Barbate, según los datos expuestos por Juan Clavero, dentro de los proyectos de interés general se pretendía hacer crecer el número de viviendas en un 750%, "cuando las normas andaluza dicen que no se puede crecer más de un 40%, siempre que se esté justificado". En su opinión, "todas estas macrourbanizaciones no se van a poder desarrollar, como es el caso de la Fuensanta en Paterna, donde se contemplaba un área de dinamización turística con 115 hectáreas que sería más grande que el propio pueblo, y que tendría 3.000 viviendas, 750 plazas hoteleras y un campo de golf; el proyecto de Pocasangre en Medina que ocuparía 170 hectáreas, con 950 plazas hoteleras y 400 viviendas, además de un campo de golf, o Montenmedio en Vejer, con 2.000 plazas hoteleras y 800 viviendas, a lo que se uniría Trafalgar-San Ambrosio en Barbate, La Sacristana en Alcalá de los Gazules, El Jardinillo en Benalup, la ampliación del campo de golf de Benalup, todo esto referido a urbanizaciones turísticas".

En cuanto a las urbanizaciones residenciales se contemplaba crear La Tarayuela en Barbate, La Dehesa de la Villa en Conil, El Galapacho en Medina o La Escalerilla en Paterna, a lo que se sumarían las ampliaciones o creaciones de los polígonos industriales.

En su opinión, "ojalá hubiera industrias para rellenarlos", pero en el caso de Medina con El Manchorro, "está vacío, La Zorrera en Conil que se pretende ampliar, Montecote en Vejer que pretendía acoger un parque agroalimentario, El Aljibe en Alcalá que todavía está medio vacío y que querían ampliarlo en 60 hectáreas, además de crear un parque agroalimentario en Alcalá".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios