Provincia de Cádiz

"Nadie en Europa sabe qué es un chorreador"

Y, por último, el gran asunto. La falta de profesionales y de formación. El primero en abordar este asunto es la representante de la empresa de acero.

S. C. "Tenemos herreros y soldadores. Siempre ha sido el padre el que enseñaba al hijo, porque no hay ningún curso en FP en ningún sitio donde te formen para las necesidades que tenemos. Pero cuando llegaron los parones de tanto tiempo muchos se fueron a la construcción. Mucho personal joven. Toda esa mano de obra que se formó se perdió, después las jubilaciones y llega mucha gente que no está formada. Con los soldadores ocurre igual. Todos los soldadores que saben están trabajando, pero faltan más y necesitan una homologación porque lo exige el armador. Profesiones que han pasado de padres a hijos se están perdiendo".

A.T. "Por la fluctuación de carga de trabajo en la Bahía, es verdad que el hábito hace al monje. La gente, aunque sea tarde, acaba formándose y siendo profesional, pero justo cuando llegamos a ese hito nos volvemos a quedar sin trabajo. ¿Qué hace esa gente que acaba de formarse para ser profesional en una determinada materia?. El profesional de la Bahía de Cádiz está muy cotizado, está en Sudáfrica, Perú, Alemania, Holanda, Francia y con calidad reconocida y bien remunerado. Por eso la gente mueve su casa y se va".

J.Me. "Por los picos de sierra del sector, profesionales nuestros de la Bahía los tenemos en otras delegaciones. La gente ya desarrolla fuera su vida profesional y personal y ya no quiere volver, aunque haya carga de trabajo, o se van a otros sectores como el aeronáutico".

J.Mu. "Hay una normativa nacional por la que la empresa se tiene que conformar con lo que sale de la formación y después invertir en actualizar conocimientos o especializarlos. Hay un divorcio entre el alumno, según sale, y el sistema productivo. En el Clúster Marítimo-Naval hemos trasladado esa urgencia. Cuando haya un plan específico que sea capaz de sortear los obstáculos de la normativa nacional, empezaremos a contratar. Mientras, tenemos un problema".

D.Ch. "Se ha perdido la figura del aprendiz. Se pueden tener nociones teóricas pero, al final, a trabajar se enseña trabajando. Y falta gente, sería necesario un 30% más de lo que tenemos hoy en todos los perfiles. Hoy habrá en torno a 8.000 trabajadores cuando hace ocho o nueve años éramos 15.000. ¿Qué ocurre? Que no hay carga de trabajo y no hay continuidad. Un soldador sale de una escuela de formación, llega al tajo, le dices que encienda el grupo de soldadura y no sabe dónde está el botón de on. No tiene un sitio donde poder aprender a quemar varillas, se dan cursos que ya están obsoletos y cuando llega al trabajo ha aprendido a soldar en una posición que hace 15 años que no se utiliza".

A.T. "Sí nos han escuchado las administraciones y nos dan la razón. Pero nadie sabe quién tiene que cambiar esa normativa para que las necesidades de formación casen con los fondos que destinan".

D.Ch. "En esto hay que romper una lanza a favor de la delegada de Empleo, Gema Pérez, que ha tenido muchas reuniones con nosotros, incluso ha intentado que se le marque la tendencia de intentar ellos con sus técnicos casar esa formación con lo que marca Europa. Pero parece que no, que los requisitos son importantes; son certificados de profesionalidad que no existen en Europa, como chorreador o pintor de estructuras metálicas, pero de los dos hacen falta".

J.Mu. "La interlocución con la Junta es magnífica, pero no está en su mano la resolución de este tema. No hacemos nada ilegal. Pedimos que se nos permita hacer lo que de verdad necesitan las empresas. Si nosotros con 80 horas convertimos a un profesional de soldadura en un soldador de primer nivel, tengo que poder impartir ese curso en 80 horas y si el certificado de profesionalidad nacional dice que se necesitan 320, estamos malgastando el resto. No tiene sentido que con el paro que hay y con empresas que se plantean si coger más carga de trabajo por falta de personal, estemos aún con esto".

D.Ch. "Es muy duro querer quitar el paro si no somos capaces de darle al parado las herramientas".

A.T. "Un soldador, antes de empezar a trabajar, cuesta 500 euros."

D.Ch. "Lo que no es normal es que a un carretillero que lleva 20 años con una carretilla elevadora haya que hacerle un curso porque ha cambiado la normativa, pero la carretilla es la misma. Con la formación no reglada está ocurriendo eso en la Bahía. Hay empresas que ofrecen un curso 20 días antes de que sean obligatorios tenerlo".

A.T. "Tan difícil no es, porque ya se hacía hace 30 años, en la Escuela de aprendices, la de Las Canteras".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios