DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Crisis del coronavirus / Vuelven las actividades litúrgicas a los templos portuenses

La Iglesia Mayor retoma las misas el próximo lunes con la Puerta del Sol recién restaurada

  • El aforo del primer templo de El Puerto quedará limitado a unas 300 personas en un primer momento y se observarán estrictas medidas de seguridad 

  • Las iglesias portuenses han permanecido cerradas de manera oficial desde el pasado 25 de marzo  

Una imagen de la restauración de la Puerta del Sol, que se ha venido realizando en La Prioral en estas semanas. Una imagen de la restauración de la Puerta del Sol, que se ha venido realizando en La Prioral en estas semanas.

Una imagen de la restauración de la Puerta del Sol, que se ha venido realizando en La Prioral en estas semanas. / Andrés Mora

La Iglesia Mayor Prioral retomará este próximo lunes, día 11, las misas casi dos meses después de la  declaración del Estado de Alarma y dentro de las medidas de desescalada. Lo hará con sus dos grandes puertas principales completamente restauradas, la Puerta de las Campanas (que se usa en Semana Santa) y la Puerta del Sol, que es el acceso principal al primer templo de la ciudad desde la Plaza de España. Ambas han sido rehabilitadas y la intervención en la de Puerta del Sol ha concluido recientemente, tanto lo que es propiamente el gran portón de acceso como el cancel interior, en una intervención que ha contado con la aprobación de la Consejería de Cultura y ha estado supervisada por el arquitecto del Ayuntamiento Manuel María Fernández Prada, al estar declarada la iglesia como Bien de Interés Cultural.

De esta forma y con su puerta principal en perfecto estado de revista para facilitar su apertura y cierre, la Basílica Menor de Nuestra Señora de Los Milagros, situada en pleno centro de El Puerto de Santa María, retomará sus celebraciones eucarísticas con mayor normalidad, aunque hay que decir que el primer templo de la ciudad sólo llegó a interrumpirlas por completo durante la parte más dolorosa de la pandemia, es decir desde el día 1 al 20 de abril "por respeto a la situación que se estaba viviendo". Durante el resto de la pandemia las misas se han estado celebrando "porque me lo permitía el artículo 11 del estado de alarma", según ha manifestado el párroco de la Prioral Diego Valle, con todas las medidas de protección y restricciones. 

No obstante, al margen de la Iglesia Mayor Prioral, desde el 25 de marzo han permanecido cerradas la mayor parte de las iglesias de la ciudad, que desde este próximo lunes, día 11, podrán proceder a la reapertura y retomar las misas, aunque de una forma distinta, con arreglo a las normas establecidas en una circular enviada por el Obispado de Asidonia Jerez a todos los párrocos, en el que se detallan las medidas que hay que cumplir.

Una de las principales es la limitación de aforo. La Basílica de Nuestra Señora de los Milagros tiene una capacidad para 1.000 personas, que en un primer momento quedará limitado a unas 300 y en una segunda fase, si se va cumpliendo el plan de desescaladada, a unos 500 fieles. Otras medidas de protección serán el distanciamiento entre los asistentes el uso de mascarilla y gel hidroalcólico en distintos momentos de la celebración religiosa. También, establecer un servicio de orden para regular las entradas y salidas y a la hora de comulgar, y el mantener las puertas abiertas durante la misa, evitando el contacto físico en el momento del saludo de la paz, que se cambiará por un gesto amistoso. Ya en el momento de tomar la eucaristía, los fieles deberán recibir la comunión en silencio, al igual que el sacerdote al impartirla, usando además mascarilla o pantalla protectora.   

En cuanto a las iglesias o capillas que dependen de La Prioral, la iglesia de Las Esclavas (en la calle Luna), no va a reabrir este lunes, aunque sí lo hará la capilla del antiguo Hospital de San Juan de Dios, según ha confirmado la hermandad de Los Afligidos.  

También de manera progresiva, según adelanta el párroco "vamos a ir recuperando la actividad pastoral y religiosa", en la que se incluyen las de manera gradual las comuniones, bodas y bautizos que han sido interrumpidas por la pandemia, bajo la organización de cada párroco e imperando en todo momento un clima de diálogo y sentido común.   

 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios