Provincia de Cádiz

Iberdrola baraja Cádiz para levantar un gran parque eólico marino flotante

  • El proyecto, de 1.000 millones de euros, está condicionado a que sea incluido en los fondos europeos

  • La compañía asegura que volverá a contar con proveedores españoles como Navantia

Instalación de la subestación Andalucía, construida en Navantia Puerto Real, en el parque eólico de Wikinger (Alemania). Instalación de la subestación Andalucía, construida en Navantia Puerto Real, en el parque eólico de Wikinger (Alemania).

Instalación de la subestación Andalucía, construida en Navantia Puerto Real, en el parque eólico de Wikinger (Alemania). / Fabian Hoppe / EFE

La multinacional energética Iberdrola proyecta el primer parque eólico marino flotante a escala industrial de España, al que destinaría más de 1.000 millones de euros de inversión para la puesta en marcha de 300 MW de energía limpia en la costa española. Según confirman desde Iberdrola a este periódico, Andalucía, y concretamente su costa atlántica, es uno de los emplazamientos que se barajan para este macroproyecto, ahora en fase de análisis inicial, junto a Galicia y las Islas Canarias.

Por la oreografía marina, España no puede acoger parques eólicos convencionales y solo podrían ser flotantes, una tecnología que se está desarrollando ahora mismo solo a pequeña escala. Lo que planea Iberdrola, por tanto, supone subir un escalón y plantear el que sería, si no se hace otro antes, el primer gran parque de estas características a nivel mundial.

El proyecto ha sido presentado al programa Next Generation de la UE, que destina a España 140.000 millones de euros entre subvenciones y préstamos para la ejecución de proyectos tractores que contribuyan a recuperar y acelerar la economía. Iberdrola condiciona el parque eólico marino a que su proyecto sea uno de los elegidos por el Gobierno central, ya que considera que una iniciativa de estas características y con este nivel de inversión requiere de la colaboración pública-privada.

Se iniciaría este mismo año, según Iberdrola, en su fase de estudio, diseño e ingeniería y podría entrar en operación en 2026. Según afirma, durante su ejecución generaría más de 2.800 empleos anuales y requeriría la participación de 66 empresas y centros tecnológicos españoles, incluyendo 52 pymes. Solo a corto plazo y antes el arranque de la fase de construcción, la iniciativa podría generar entre 1.000 y 2.000 empleos en 2021 y 2022.Las fases de investigación, diseño y construcción implicaría, según las estimaciones de la compañía, a empresas y organismos de nueve comunidades autónomas, entre ellas Andalucía, y el proyecto contribuiría, asimismo, a la lucha contra el cambio climático, evitando la emisión de 202.500 toneladas de CO2 al año.

Iberdrola asegura que para la construcción del parque contará con las empresas con las que ha colaborado en los últimos años. Entre ellas está Navantia, cuyo astillero de Puerto Real (Cádiz) ha realizado las plataformas eólicas Andalucía I y Andalucía II para los parques marinos Wikinger (Alemania) y East Anglia ONE (Reino Unido) y los que mantiene en desarrollo, como es el caso de Saint Brieuc (Francia). En su nota, Iberdrola menciona otras empresas nacionales como Windar, Ingeteam o Haizea Wind.

Este proyecto sería la "punta de lanza", dice Iberdrola para el desarrollo de hasta 2.000 MW eólicos marinos flotantes que la compañía ha identificado y que podrían levantarse, también, en la costa gallega, la andaluza o en las Islas Canarias.

Y forma parte de las 150 iniciativas presentadas por la compañía a programa Next Generation UE -en los ámbitos de la electrificación del calor, offshore flotante, movilidad sostenible, hidrógeno verde, renovables innovadoras, redes inteligentes, economía circular y almacenamiento energético-, que movilizarían inversiones de 21.000 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios