Provincia de Cádiz

El Hijo de Satán vuelve al banquillo con o sin dinero de la televisión

  • El juicio a Carlos Javier Rojas fue aplazado en junio para que intentase reunir, con bolos en programas, 400.000 euros que supuestamente estafó vendiendo coches

Carlos Javier Rojas, conocido como el Hijo de Satán, se sentará de nuevo en el banquillo el próximo día 17 y el tribunal sabrá si ha logrado reunir los 400.000 euros que le reclaman unos cuantos clientes del concesionario de venta de automóviles que tenía en San Fernando. El fiscal y las acusaciones particulares, ejercidas por los compradores de coches, lo acusan de estafa. El procesado, que estaba en prisión preventiva, iba a ser juzgado por este asunto el pasado junio pero logró un aplazamiento del juicio de una manera insólita: pidió tiempo para hacer unos bolos en televisión y conseguir así dinero. La Audiencia Provincial de Cádiz se lo concedió. Lo dejó en libertad.

El Hijo de Satán apareció en varios programas de televisión en 2010 tras ser detenido en una operación contra otra supuesta estafa: lideraba una secta satánica y varios clientes lo acusaron de haberles engañado. No hizo falta más para que las cadenas de televisión le ofreciesen dinero para que acudiese a los platós a participar en astracanadas.

El juicio por ese asunto de la secta no ha llegado aún pero sí otro, el que le enfrenta a la acusación de estafa a clientes de su concesionario. Creyendo que todavía podía aprovechar su popularidad como Hijo de Satán, Carlos Javier Rojas solicitó en junio que le permitiesen intentar conseguir dinero. En pocos días, tendrá oportunidad de explicar si le ha salido bien el negocio y si puede resarcir a los 21 clientes que le reclaman diversas cantidades.

El fiscal calcula que debe abonarles en total 358.222 euros (los abogados de las acusaciones particulares, más de 400.000). Sostiene que el Hijo de Satán engañó a esos clientes en operaciones de compraventa de vehículos en el concesionario que regentaba en San Fernando hace ya unos seis años.

El pasado julio, un mes después del aplazamiento del juicio por estafa, la Audiencia absolvió a Carlos Javier Rojas de un delito de agresión sexual por el que había sido juzgado en junio. Una mujer que fue cliente suya en el concesionario de automóviles denunció en agosto de 2007 que el Hijo de Satán la sometía a continuos abusos sexuales, que la acosaba y la amenazaba. La fiscal pidió en el juicio cuatro años de prisión. Pero el tribunal no vio suficientemente creíble el testimonio de la denunciante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios