Cádiz - Barcelona El club anuncia duras medidas contra los más de 700 abonados que intentan revender sus entradas

Solución propuesta a los atascos en la vía entre Sevilla y Cádiz

El Gobierno prioriza el tramo sevillano en la obra del tercer carril en la autopista

  • Esta primera fase estará acabada "en cinco o seis años" y la ministra de Transportes no descarta que ese nuevo carril llegue más tarde primero a Jerez y luego a Cádiz.

  • La inversión total será de 277 millones de euros y ello incluye la construcción de nuevos enlaces y el asfaltado de toda la carretera 

  • La autopista que logró unir a las instituciones de la provincia de Cádiz

Imagen de la autopista AP-4 en su tramo sevillano.

Imagen de la autopista AP-4 en su tramo sevillano. / Juan Carlos Vázquez

El Gobierno de España construirá un tercer carril en la autopista Sevilla-Cádiz (AP-4) para aliviar sus problemas de tráfico, pero lo hará priorizando el tramo sevillano. En concreto, la ampliación de esta importante arteria de comunicaciones se centrará en los 41 kilómetros que separan Sevilla y Las Cabezas de San Juan, que puede entrar en servicio "en cinco o seis años", según los responsables gubernamentales. Será posteriormente cuando, si se mantiene esta idea inicial, se acometerá la obra de construcción de este tercer carril primero hasta Jerez y luego hasta Cádiz.

Este programa de actuaciones en la AP-4 fue presentado ayer en Sevilla por la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez. La idea es invertir 277 millones de euros en la mejora de su capacidad, funcionalidad, calidad de los servicios y permeabilidad para adecuar la vía a las necesidades actuales y futuras ante el aumento del 50% del tráfico tras la liberalización de los peajes.

"Acabar con los peajes era una prioridad por su papel en la cohesión territorial, para la industria y las exportaciones. Vamos a transformar la autopista en una vía para coser y vertebrar el territorio mejorando la permeabilidad y dar lugar así a nuevos itinerarios, que hasta hora exigían rodeos", señaló la ministra durante la presentación del plan en Sevilla, en un acto en el que estuvo acompañada por el secretario general de Infraestructuras, Xavier Flores, y el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández.

Raquel Sánchez explicó que la no renovación del peaje en esta autopista "fue una decisión de equidad y de justicia" y que tras ello "nos pusimos a trabajar para que no sólo la AP-4 fuera gratuita sino para ofrecer el mejor servicio posible". "Y todo ese trabajo converge en este programa de actuaciones, que es fruto de un ejercicio de racionalización y pragmatismo para definir actuaciones a corto y medio plazo, que permitirán una evolución de la AP-4 y su zona de influencia para adaptarse al escenario sin peajes", añadió.

Tras la presentación de la ministra, el secretario general de Infraestructuras, Xavier Flores, detalló el programa de actuaciones en la AP-4, que se articula en torno a cuatro ejes: nuevos enlaces, mejora de enlaces existentes, aumento de capacidad y rehabilitación del firme.

Estas actuaciones tendrán un impacto socioeconómico significativo, reduciendo los tiempos de desplazamiento particularmente en picos de demanda a los 85.000 usuarios diarios de los tramos que aumentarán su capacidad y para los 50.000 usuarios diarios esperados en los nuevos enlaces y propiciando una mejora de la seguridad vial adicional a la ya observada en los dos últimos años por el descenso de tránsito en la N-4.

La construcción del tercer carril se priorizará en la parte sevillana porque, según el Gobierno, los principales déficits de capacidad detectados se centran en el tramo entre Sevilla y Las Cabezas de San Juan.

De esta manera, ayer se informó de que el Mitma trabaja ya en la licitación del contrato de redacción para la construcción de un nuevo enlace de siete kilómetros de longitud entre la SE-40/A-4 y el inicio de la AP-4, con un coste aproximado de 30 millones de euros.

Del mismo modo, también está en fase embrionaria la tramitación de la obra de construcción de un tercer carril en los 34 kilómetros que separan el inicio de la autopista y el enlace de Las Cabezas de San Juan. Esta fase está presupuestada en 145 millones de euros y no está descartado que las obras se dividan en dos subtramos.

Según los responsable del Mitma, la ampliación de la autopista en el lado sevillano podría estar en servicio "en cinco o seis años" y en principio la idea es que este tercer carril se extienda primero hasta Jerez y luego hasta el final de esta carretera, en el término municipal de Puerto Real.Una de las principales características de las autopistas de peaje es que tienen una densidad de enlaces baja, ya que están diseñadas para priorizar el tráfico de largo recorrido. Una vez liberada, es oportuno construir nuevos enlaces que permitan una mejor conectividad con el territorio.

Para mejorar la conexión de la AP-4 con su entorno, ya están en redacción dos proyectos que incluyen tres nuevos enlaces: dos de ellos entre la AP-4 y la N-4 en Los Palacios y Villafranca y El Cuervo (25 millones de euros) y otro entre la A-4 y la N-4 en el aeropuerto de Jerez (13 millones). En total, se estima destinar 38 millones de euros en su desarrollo.

Se prevé invertir otros 14 millones de euros en actuar en tres enlaces en los que se han detectado disfuncionalidades que se pretenden corregir. En el caso del enlace de Las Cabezas de San Juan con la A-471 y el propio núcleo de población, la evolución de la red en su entorno y la desaparición de la playa de peaje en el tronco de la AP-4 aconsejan su remodelación. Se prevé proyectar junto al tramo de aumento de capacidad en el entorno de Las Cabezas.

Asimismo, se están estudiando actuaciones de mejora en dos enlaces más de la AP-4 en la provincia de Cádiz, que conectan de manera mejorable los movimientos entre vías de alta capacidad: los enlaces de Jerez Sur (A-381 – Ruta de Toro) y Puerto Real (A-4).

También se prevé invertir 50 millones de euros en la rehabilitación del firme de toda la AP-4, desde su inicio en Dos Hermanas hasta su final en Puerto Real, es decir, más de 90 kilómetros, para mejorar la seguridad y el servicio al usuario y reducir las emisiones de CO2.

Además de corregir el estado del pavimento se incluirá la ejecución de un carril adicional de dos kilómetros de longitud para facilitar adelantamientos en la rampa ascendente del kilómetro 42 al 44, a la altura de Las Cabezas de San Juan.

Desde el Ministerio de Transportes se precisó ayer que la obra del tercer carril en el tramo sevillano puede durar entre cinco y seis años, aunque otras obras como las de los nuevos enlaces pueden ir más rápidas porque son más sencillas. "Vamos a ir lanzando cada obra y conforme vayamos teniendo los proyectos preparados para poder licitarlos, se licitarán".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios