Autopista de peaje El Gobierno licita el mantenimiento de la AP-4 tras suprimir el peaje

  • El Consejo de Ministros inicia el proceso para asumir la gestión de la autopista a partir del 1 de enero

  • Los trabajadores que se dedican a labores de conservación serán subrogados

Varios coches en la zona de pago del peaje de la AP-4. Varios coches en la zona de pago del peaje de la AP-4.

Varios coches en la zona de pago del peaje de la AP-4. / Manuel Aranda

Comentarios 10

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes licitar el contrato de mantenimiento de la autopista AP-4 a partir del próximo 1 de enero, cuando la infraestructura revertirá al Estado tras caducar la concesión que actualmente explota Abertis. El importe base de licitación asciende a 24 millones de euros, según ha detallado el Ministerio de Fomento, que incidió en que los empleados que actualmente realizan estas labores serán subrogados. 

El Consejo de Ministros también ha autorizado la licitación de un contrato similar para el tramo de la Autopista del Mediterráneo entre Tarragona, Valencia y Alicante, que también revertirá al Estado el próximo 1 de enero y que es explotado actualmente por Abertis, al igual que la AP-4.

A partir del próximo 1 de enero, una vez que dejen de cobrar peaje, estas autopistas pasarán a formar parte de la red de carreteras del Estado de uso gratuito. En paralelo Fomento gestiona actualmente nueve autopistas de peaje, las que quebraron durante la crisis y tuvieron que ser rescatadas por el Estado.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández, ha resaltado que la autorización del contrato de conservación y explotación de la autopista AP-4 es "un paso decisivo más en el compromiso del Gobierno de Pedro Sánchez con Andalucía para la eliminación del peaje, previsto el próximo 31 de diciembre".

Este contrato da respuesta a "una reivindicación histórica que lleva plateando Andalucía con argumentos sólidos, ya que se trata de una infraestructura más que amortizada", ha explicado el delegado.

"No existe una carretera alternativa de alta capacidad y estamos ante una vía de comunicación de especial importancia para la provincia de Cádiz", ha aclarado Fernández. "El Gobierno de España deja claro que la supresión del peaje existente en el tramo entre Dos Hermanas y Jerez de la Frontera es imprescindible y prioritario", ha insistido el delegado del Gobierno.

Su eliminación tendrá una incidencia directa sobre el desarrollo económico de la zona, "ya que permitirá la libre circulación de vehículos por una vía de comunicación estratégica para la vertebración territorial y los flujos comerciales en la región", ha concluido Fernández.

Evitar retrasos

Con esta licitación, el Gobierno evita así los errores cometidos en la autopista de peaje AP-1 entre Burgos y Vitoria, que el pasado 30 de noviembre fue la primera infraestructura en levantar las barreras tras caducar la concesión. En este caso, Fomento se vio obligado a adjudicar el mantenimiento por la vía de urgencia durante un periodo de seis meses a Itínere, la misma empresa concesionaria que ya explotaba esta autopista, ante las trabas que puso la Intervención de la Administración del Estado a los pliegos.

Finalmente, el pasado mes de febrero se sacó a concurso este contrato por un importe de 27 millones, lo que daba una idea del importe que supondría el mantenimiento de la AP-4 ya que la AP-1 tiene una longitud similar, en torno a un centenar de kilómetros, con la singularidad de que incluye varios túneles en el desfiladero de Pancorbo, lo que encarece los gastos de conservación en comparación con la autopista andaluza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios