Provincia de Cádiz

Cádiz tiene la tasa de paro más alta de España tras Ceuta

  • El 26% de la población activa busca empleo, el doble de la media nacional, según la Encuesta de Población Activa del primer trimestre

  • La economía provincial destruyó 15.000 empleos en el arranque de 2022, aunque la ocupación es más alta que la de hace un año

Un grupo de turistas llega a un hotel de Chiclana reabierto para la nueva temporada alta.

Un grupo de turistas llega a un hotel de Chiclana reabierto para la nueva temporada alta. / Julio González

La provincia de Cádiz ha arrancado 2022 de nuevo con la segunda tasa de paro más alta de toda España. El 26,3% de la población activa gaditana busca trabajo en el primer trimestre del año, cuatro décimas más que el cierre de 2021 y el doble de la media nacional, según la Encuesta de Población Activa, que elabora el Instituto Nacional de Estadística.

Sin embargo, el número de parados se redujo en casi 3.000 personas respecto al último trimestre de 2021, hasta un total de 146.300. El hecho de que suba la tasa de paro a pesar de que disminuya el número de desempleados se debe a la reducción de la población activa, la suma de las personas que trabajan -ocupadas- o busca empleo -paradas- entre 16 y 65 años. 

En ese sentido, la población activa de la provincia de Cádiz disminuyó en casi 18.000 personas, pasando de 574.000 a 556.300, prácticamente la misma cifra que hace un año. Esto lleva a que la tasa de actividad -la relación entre la población activa y el conjunto de la población mayor de 16 años- caiga dos puntos, hasta el 53,1%, la más baja de toda España tras Orense, León, Zamora y Lugo. El dato de Cádiz es más llamativo dado que estas cuatro provincias comparten la característica de ser de las más envejecidas de España, mientras que Cádiz sigue siendo una provincia con un alto porcentaje de población joven en edad laboral.

Y no sólo disminuye la población dispuesta a trabajar, sino que también cae el número de personas con un empleo. La economía provincial destruyó 15.300 puestos de trabajo en el primer trimestre en relación con el cierre del año, cayendo hasta los 410.000.

En comparación con el primer trimestre del año pasado, sí que se aprecia cierta mejora en lo que se refiere al desempleo. La provincia de Cádiz inició 2021 con una tasa de paro del 27%. El número de parados se elevó en más de 8.000 personas respecto al cuarto trimestre de 2020, superando la cota de 150.000 desempleados, lo que supuso también el peor registro desde el último trimestre de 2018. 

La destrucción de empleo registrada en 2022 también es algo inferior a la que se contabilizó hace doce meses, cuando la provincia de Cádiz perdió de una tacada más 24.000 puestos de trabajo, en relación con el cierre de 2020, el dato más negativo desde el cuarto trimestre de 2013, en plena crisis del euro.

La tasa de empleo -la relación entre el número de ocupados y la población en general de más de 16 años, activos o no- también retrocede en un punto y medio en relación al trimestre anterior, hasta el 39,1%, cayendo por debajo del 40% por primera vez en un año. Nuevamente es el peor dato de toda España, a once puntos de la media nacional. En otras palabras, Cádiz es la provincia con la menor proporción de personas con trabajo en relación con el conjunto de la población.

El primer trimestre del año suele ser negativo para el empleo en la provincia de Cádiz, debido a la estacionalidad que presenta el mercado laboral y que marca una tendencia en dientes de sierra por su alta dependencia del sector servicios, especialmente del turismo. La actividad económica suele empezar a remontar en el segundo trimestre del año para llegar a la cima en el tercero, coincidiendo con la temporada alta estival, para volver a caer en el último tramo del ejercicio.  

Por sectores

Este comportamiento se evidencia en el análisis de la ocupación según sectores. El sector servicios destruyó en el primer trimestre 21.500 puestos de trabajo, aunque sigue dando empleo a 321.500 personas, prácticamente tres de cada cuatro gaditanos. La industria también pierde casi 3.000 ocupados en relación con el último trimestre del año, cayendo el empleo hasta las 39.700 personas. 

Construcción y agricultura presentan, en contraste, una evolución positiva, pero no es suficiente para compensar esta destrucción de puestos de trabajo. El ladrillo generó casi 3.000 puestos de trabajo y da ocupación a 31.200 personas en la provincia. Por su parte, el agro generó 6.200 nuevos empleos y da trabajo a 17.600 personas, la cifra más alta desde el segundo trimestre de 2012, cuando alcanzó los 18.600 ocupados.

Población inactiva

La Encuesta de Población Activa revela que la pérdida de la población no se debe a la emigración, sino al trasvase a la inactividad, categoría que engloba a las personas de más de 16 años que ni trabajan ni buscan empleo, como jubilados, personas dedicadas a las labores del hogar, estudiantes o incapacitados.

La población inactiva aumentó en 21.000 personas en el primer trimestre, hasta sumar un total de 490.000, la cifra más alta de la serie histórica tras el dato extraordinario del segundo trimestre de 2020, en el que el confinamiento elevó el número de personas inactivas hasta las 508.400.

Los estudiantes fueron el colectivo que más integrantes ganaron en el primer trimestre, 8.100 personas, elevándose la cifra total a 100.800. Las personas dedicadas a labores del hogar sumaron 7.600 nuevos integrantes, integrando un total de 131.000, aunque lejos de los datos del confinamiento, cuando la cifra se disparó por encima de los 170.000.

Los pensionistas son los que más peso tienen en el conjunto de la población inactiva, con algo más de 204.000 integrantes, unos 2.000 más que en el trimestre anterior, mientras que la cifra de personas con incapacidad permanente se eleva en 3.400, hasta las 42.200. Por último, hay 10.000 personas que no están encuadradas en ninguna de las categorías anteriores.

Los datos que arroja la Encuesta de Población Activa son diferentes a los del paro registrado que divulga cada mes el Ministerio de Trabajo, que arrojaron en marzo una leve subida del desempleo, hasta los 155.321. Sin embargo, no son comparables ya que la metodología es diferente. Mientras la EPA se basa en una encuesta siguiendo los mismos parámetros que marca Eurostat (el organismo estadístico de la Comisión Europea) y es una media trimestral, los datos del paro registrado se basan en los inscritos en las oficinas de empleo y las cifras de afiliados a la Seguridad Social.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios