Operación de la Guardia Civil

Detenido un vecino de la Sierra de Cádiz como presunto responsable de una organización de contrabando de picadura de tabaco entre España y Portugal

  • Esta operación de la Guardia Civil consigue la aprehensión de 4.800 kilogramos de esta materia prima que se ofertaba por internet

Los agentes de la Guardia Civil aprehenden 4.800 kilogramos de picadura de tabaco. Los agentes de la Guardia Civil aprehenden 4.800 kilogramos de picadura de tabaco.

Los agentes de la Guardia Civil aprehenden 4.800 kilogramos de picadura de tabaco. / D.C.

La Guardia Civil de Cádiz, en el marco de la operación 'Picadura Portuguesa', ha desarticulado una organización internacional de contrabando de picadura de tabaco que operaba entre distintos puntos de Andalucía hacia la comarca cercana a la desembocadura del Tajo en Portugal.

Su principal responsable, según detalla el instituto armado en una nota de prensa, es un vecino de la Sierra de Cádiz que ofertaba este género prohibido por internet. Con esta operación, se ha desarticulado este entramado con la interceptación de más de 4.800 kilogramos de esta materia prima.

Tras la primera aprehensión de este género prohibido, la investigación se centró en identificar el punto de abastecimiento y forma de proceder, resultando ser un vecino de la Sierra de Cádiz el que ofertaba a través de varios portales de internet esta picadura de tabaco, alcanzando cierta fama entre sus demandantes. Gracias a estas investigaciones se ha esclarecido la relación entre las personas que distribuían la materia prima desde el interior de nuestras fronteras como a los ciudadanos portugueses encargados de asegurar la llegada a su país y posterior puesta a disposición de fábricas clandestinas.

Las primeras actuaciones comenzaron a finales del 2018, cuando los agentes procedieron a la aprehensión de tres cargamentos de picadura de tabaco de 200, 400 y 80 kilogramos, respectivamente, transportados por ciudadanos portugueses. En ese momento, la investigación se centró en identificar el punto de abastecimiento de estas personas y la forma de proceder de la organización.

En ese contexto, los agentes consiguieron identificar a un vecino de la sierra de Cádiz como el responsable de ofrecer este producto a través de internet.

Una vez identificado el que pudiera ser líder del entramado y centrados en la forma de proceder, los agentes procedieron a la aprehensión de casi 800 kilogramos de picadura de tabaco ilegal, valorados en más de 130.000 euros, justo en el momento en el que iba a ser enviados al país vecino, finalizando con la detención del líder.

Gracias a las averiguaciones llevadas a cabo por los agentes de la Oficina de Análisis e Investigación Fiscal de Cádiz, junto a los componentes del Equipo de Policía Judicial de Arcos de la Frontera, se ha podido constatar las relaciones existentes entre estas personas que se dedicaban a distribuir materia prima ilegal desde nuestro país con los ciudadanos portugueses encargados de asegurar la llegada a Portugal de este género prohibido para posterior distribución a fábricas clandestinas.

De esta manera, se ha conseguido desarticular este entramado internacional que habría sido el responsable del envío de más de 4800 kilogramos de picadura de tabaco de contrabando a Portugal, cuyo valor asciende a más de 800.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios