Condenado Intentó asesinar a un hombre en Chipiona con un artefacto explosivo casero camuflado en una caja de puros

Sucesos

Detenido en Medina Sidonia el presunto responsable de la muerte a tiros de un cabo de los Regulares en Ceuta

  • La Guardia Civil lo ha arrestado tras saltarse un control rutinario

Un control de la Guardia Civil en una carretera gaditana.

Un control de la Guardia Civil en una carretera gaditana.

La Guardia Civil ha detenido en el término municipal de Medina Sidonia al presunto responsable de la muerte a tiros de un cabo de los Regulares en Ceuta. El detenido responde a las iniciales I.M.A., aunque es más conocido por su apodo, Laika, y fue arrestado después de que, en compañía de otros dos sujetos de origen ceutí, como él, se saltara un control rutinario de la Benemérita en la A-381, en el término municipal asidonense. Tras percatarse del control policial, los ocupantes del vehículo arrojaron una bolsa que contenía gramos de hachís. 

El cabo Dris Amar fue tiroteado cuando iba a entrar en un garaje del antiguo Poblado Legionario de Ceuta. Se desconoce si los pistoleros iban a por él o esperaban a otra persona, puesto que actuaron a cara descubierta. Le dispararon varios tiros en las piernas pero le causaron la muerte. El hecho provocó un gran pesar en la barriada, donde en los últimos meses se están produciendo actos violentos. 

Según informaron diferentes medios locales, esta escalada de violencia puede estar provocada por la lucha por el territorio de dos bandas rivales que quieren hacerse con su control: los Piolín y los Tayena.

Los hechos ocurrieron en la tarde de este lunes en el trascurso de un punto de verificación de personas y vehículos que la Guardia Civil había instalado en la A 381 sentido Jerez a su paso por el término municipal de Medina. Los guardias civiles observaron cómo el conductor de un vehículo circulaba de forma anormalmente lenta. Al ser requerido para su identificación, aceleró de forma brusca y uno de los tres ocupantes del vehículo arrojó por la ventanilla tres bolsitas de pequeñas dimensiones. Una vez que el citado vehículo accedió al dispositivo de control, aceleró bruscamente y emprendió una veloz huida dirección Jerez de la Frontera, teniendo el agente que hacer uso de los medios de bloqueo al objeto de evitar que la huida se hiciera efectiva, pero no consiguiendo la detención del vehículo, en un primer momento, debido a su violenta conducción.

Los guardias civiles iniciaron un seguimiento del vehículo utilizando las señales acústicas y luminosas de los vehículos oficiales, hasta que el conductor del vehículo fugado detuvo bruscamente la marcha del mismo en medio de la autovía, teniendo los guardias civiles que esquivar el vehículo y apartarlo de la misma para evitar una colisión para el resto de usuarios.

Los tres ocupantes iniciaron la huida a pie, saltando a la cuneta y cruzando un vallado de metálico, corriendo campo a través e intentando ocultarse entre la maleza, pero siendo dos de ellos inmediatamente interceptados, a la vez que oponían una fuerte resistencia a la detención.

El tercero de ellos, tras perder la camiseta y un móvil en su huida, fue interceptado, tras una carrera de más de 40 minutos cuando accedía al interior de una finca buscando un teléfono con el que pedir ayuda. En su detención fue fundamental la colaboración ciudadana y el apoyo de la guardería rural, quienes prestaron su apoyo incondicional a la Guardia Civil.

Los detenidos fueron trasladados a dependencias de la Guardia Civil de Medina Sidonia, y el vehículo retirado mediante grúa de la calzada. Al principal detenido le constan multitud de antecedentes entre ellos varios por delitos de sangre y requisitorias, entre ellas la muerte de Cabo de Regulares cometida recientemente en Ceuta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios