Gastronomía José Carlos Capel: “Lo que nos une a los españoles es la tortilla de patatas y El Corte Inglés”

Liberación de suelo militar sin actividad | el escenario cambia con una nueva propuesta

Defensa ofrece desafectar 17 hectáreas de Camposoto

  • Propone al Ayuntamiento liberar los terrenos colidantes a Buen Pastor, de los que solo se podrían aprovechar 65.500 metros cuadrados por la afección de Dominio Público El gobierno local pide los suelos más cercanos a la playa

Defensa ha ofrecido al Ayuntamiento isleño la posibilidad de desafectar 17 hectáreas del acuartelamiento de Camposoto que carecen de uso activo por parte de las instalaciones militares que allí se ubican, el Centro de Formación de Tropa número dos y el Regimiento de Artillería de Costa número cuatro. Estos terrenos de los que el Ministerio está dispuesto a deshacerse tras décadas de reivindicaciones se extienden frente a las casas de La Almadraba, junto al Cerro de los Mártires.

Se trata de la primera propuesta en firme para la recuperación de terrenos militares en desuso que se pone sobre la mesa desde que hace exactamente 14 años -el 30 de julio de 2002- ambas administraciones firmaran un protocolo de intenciones para promover el comienzo de la desafectación de suelo, un acuerdo que en poco tiempo se convirtió en papel mojado.

La oferta lanzada ahora por Defensa retoma ese diálogo iniciado hace casi década y media y posteriormente interrumpido y abre la puerta a una posibilidad real para que la ciudad pueda disponer de estos suelos próximos al Parque Natural de la Bahía y a la playa de Camposoto que tanto se anhelan para afrontar un potente desarrollo turístico en La Isla.

La desafectación de estos 170.000 metros cuadrados de Camposoto fue planteada por el director general de Infraestructura del Ministerio de Defensa, EduardoZamarripa, en el transcurso de la visita que realizó a este acuartelamiento isleño el pasado 14 de julio acompañado de la alcaldesa,Patricia Cavada, y de otros miembros del equipo de gobierno isleño. Respondía este nuevo encuentro entre los responsables de ambas administraciones a los compromisos contraídos en el anterior mes de septiembre, cuando el nuevo ejecutivo local constituido tras las elecciones municipales e integrado por PSOEy PA mantuvo una primera toma de contacto con Defensa para insistir en la necesidad de retomar las negociaciones para afrontar la desafectación de los suelos sin actividad militar de Camposoto.

El Ayuntamiento ha valorado y agradecido la oferta del Ministerio de Defensa en tanto que supone la primera posibilidad real que se da en catorce años para empezar a recuperar los suelos de Camposoto que carecen de actividad militar, cuyo potencial turístico es además enorme. Desafectar la zona y afrontar su desarrollo es, de hecho, una vieja aspiración de La Isla que ha pasado a convertirse en un acuciante necesidad ante la deriva del municipio en las últimas décadas y la exigencia de activar nuevos modelos económicos de cara al futuro. Defensa, puntualizaron ayer tanto la regidora como su socio de gobierno, el andalucista Fran Romero, "es consciente y comparte las necesidades de San Fernando".

El gesto se valora desde el Ayuntamiento.Pero los suelos que de entrada ha propuesto Defensa no coinciden plenamente con las aspiraciones iniciales del gobierno municipal. Por eso se ha puesto sobre la mesa una contraoferta para desafectar exactamente la misma superficie de suelo -17 hectáreas- en la zona más cercana a la playa, que tampoco tiene en la actualidad un uso militar activo.Se trata del área próxima al pozo Alcudia y a la rotonda de las banderas mediante la que se accede a las distintas pistas de Camposoto.

Evidentemente, las oportunidades de desarrollo que brinda esta otra bolsa de suelo son muchísimo mayores que las de los terrenos propuestos por Defensa, que responden de entrada a la zona más alejada a las instalaciones militares que siguen en activo. Pero la contraoferta lanzada por el Ayuntamiento no obedece en exclusiva a este planteamiento. Las 17 hectáreas propuestas junto al Cerro se quedan en realidad en solo 6,55 (65.500 metros cuadrados) por la afección de la franja de Dominio Público MarítimoTerrestre (DPMT) que se extiende por todo este espacio. Se trata además de una zona especialmente catalogada por su elevado interés arqueológico, lo que condiciona enormemente la posibilidad de afrontar un desarrollo turístico, que además quedaría bastante alejado de la playa.

La franja de DominioPúblico afecta también a la superficie a desafectar que propone el Ayuntamiento, como es lógico dada la proximidad del litoral, aunque lo hace en mucha menor medida. El espacio que quedaría libre ocuparía 12,36 hectáreas, que además se emplazarían en las proximidades del acceso principal a la playa.

La alcaldesa isleña advirtió ayer que este cambio de ubicación de los suelos a desafectar que se ha planteado se de una propuesta realizada "en positivo" y dentro del diálogo y mutuo entendimiento que ambas administraciones -Ayuntamiento yDefensa- han iniciado. Ahora, la Dirección General de Infraestructuras tendrá que pronunciarse acerca de las pretensiones del Consistorio isleño. No obstante, como ayer puso de manifiesto el equipo de gobierno, el simple hecho de que se haya concretado una oferta por parte del Ministerio de Defensa constituye todo un logro tras catorce años de silencios y agrios desencuentros. Es la gran oportunidad que La Isla espera desde hace dos décadas y que ahora, al fin, podría convertirse en una realidad. Al menos -subrayaron- hay diálogo y predisposición para negociar.Y "sensibilidad" para con los planteamientos que hace el municipio, insistió Cavada.

Tanto la regidora como su socio de gobierno, el andalucista Fran Romero, insistieron ayer en las históricas aspiraciones de La Isla en este sentido y en la necesidad de hacerse con parte del millón y medio de metros cuadrados que ocupa el acuartelamiento de Camposoto para empezar a articular una oferta turística seria en La Isla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios