DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia de Cádiz

Coronavirus Cádiz: Andalucía es la comunidad que realiza menos pruebas PCR por habitante

  • La comunidad realiza 15,5 pruebas PCR por cada 1.000 habitantes, muy por debajo de la media española.

  • En la realización de test rápidos también está a la cola

Una enfermera realiza una prueba PCR Una enfermera realiza una prueba PCR

Una enfermera realiza una prueba PCR / Alberto Domínguez

Tests, tests y más tests. Esa ha sido la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde la declaración de la pandemia. “Tenemos un mensaje simple para todos los países: prueben, prueben, prueben. Prueben cada caso sospechoso”. Este mensaje de Tedros Adhanom, director de la OMS, se ha repetido como un mantra. Hacer pruebas a los posibles casos, especialmente las PCR, consideradas las más fiables, es una de las principales medidas para acabar con el maldito virus.

Según los datos publicados por el Ministerio de Sanidad, hasta el pasado 14 de mayo se habían realizado en nuestro país casi dos millones (1.919.411) de pruebas PCR en las 17 comunidades y dos ciudades autónomas. Estos datos suponían un incremento del 18% respecto a los datos publicados una semana antes, el 7 de mayo. 294.200 PCR en una semana. Estas pruebas dejan una tasa de 40,75 test por cada mil habitantes. El dato refleja la media española, pero no todas las comunidades autónomas están al mismo nivel. De hecho, Andalucía, es la que menos pruebas PCR por habitante ha realizado. Solo la ciudad autónoma de Ceuta está por debajo.

Desde el inicio de la pandemia y hasta el pasado 14 de mayo, en Andalucía se han realizado 131.245 pruebas PCR, lo que supone un incremento del 12% -también de los más bajos de España- respecto a los datos que el ministerio aportó una semana antes. Teniendo en cuenta el número de PCR, la comunidad estaría en el sexto puesto nacional, por detrás de Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, País Vasco y Galicia. Las comunidades, en definitiva, más pobladas.

Sin embargo, Andalucía cae hasta la cola en el dato más relevante: la tasa PCR por cada 1.000 habitantes. Según los datos que la Consejería de Salud y Familias ha aportado al Ministerio de Sanidad, en la comunidad se han realizado 15,5 pruebas PCR por cada 1.000 habitantes. O lo que es lo mismo, se ha testado al 1,5% de la población mediante esta prueba.

Así, Andalucía está muy alejada de las comunidades más cercanas en número de habitantes, como pueden ser Cataluña o Madrid, que presentan un índice de 45 y 60 pruebas PCR por cada 1.000 habitantes. Es cierto que son estas dos comunidades en las que el virus ha tenido mayor incidencia, pero Andalucía también se aleja de otras comunidades con un número de casos confirmados similares, como País Vasco o Valencia, y de las que tienen una densidad de población idéntica, como es el caso de Asturias (96 habitantes/km) que ha realizado 70,06 pruebas PCR por cada 1.000 habitantes frente a las 15.54 de Andalucía.

Aunque mejoran, los datos tampoco son buenos en lo referente a la tasa de test rápidos que se han realizado en la comunidad, hasta el 14 de mayo. Según los datos que la Consejería ha aportado al Ministerio, Andalucía realizó 183.460 test rápidos, lo que supone 21,72 pruebas por cada 1.000 habitantes, también por debajo de la media de España que se sitúa en los 23,75 casos por cada mil habitantes. Sería la sexta comunidad por la cola, solo por delante de Aragón, Baleares, Canarias, Cataluña o Comunidad Valenciana, que, por otro lado, aventajan, y mucho, a Andalucía en las pruebas PCR. De hecho, con la suma de ambas pruebas Andalucía seguiría estando a la cola en test por habitante.

En la “estrategia de diagnóstico, vigilancia y control en la fase de transición de la pandemia de covid-19” publicada por el Ministerio de Sanidad, se especifica que la realización de pruebas de PCR debe estar dirigida fundamentalmente a la detección precoz de los casos, priorizándose esta utilización frente a otras estrategias.

Según el Ministerio de Sanidad, se considera caso sospechoso de infección por SARS‐CoV‐2 a cualquier persona con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda de aparición súbita de cualquier gravedad, que cursa, entre otros, con fiebre, tos o sensación de falta de aire. Otros síntomas atípicos como la odinofagia (dolor de garganta), anosmia (pérdida de olfato), ageusia (alteraciones en el sentido del gusto), dolores musculares, diarreas, dolor torácico o cefaleas, entre otros, pueden ser considerados también síntomas de sospecha de infección por SARS‐CoV‐2 según criterio clínico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios