Provincia de Cádiz

La Cabezuela le planta cara al polvo de las descargas de graneles

  • La Autoridad Portuaria ha instalado allí unos paneles cortavientos que impedirán que las partículas lleguen a Río San Pedro

Uno año después de que el ex presidente del Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, Rafael Barra, anunciase la instalación de barreras cortavientos en el muelle de La Cabezuela-Puerto Real, éstas ya son una realidad. Se ve así cumplido un capítulo más del Sistema de Gestión Ambiental de la APBC, y una "histórica" demanda de los vecinos de la barriada puertorrealeña Río San Pedro.

Ayer, el actual presidente, José Luis Blanco, junto con la alcaldesa de Puerto Real, Maribel Peinado, inauguraba tres módulos de 25 metros, con 11,5 metros de altura, dispuestos en forma de "L" y orientados de tal forma que cuando sopla el viento de Poniente las partículas son frenadas por las pantallas y cuando el viento viene de Levante, se reduce la velocidad del mismo al impactar contra las barreras evitando la disgregación de las mercancías. Unas nuevas infraestructuras han supuesto una inversión de 191.197 euros en su primera fase y que contempla la construcción de otras pantallas similares en diferentes zonas del puerto.

Esta medida, según Blanco, "forma parte de las buenas prácticas ambientales que estamos incorporando para reducir todo lo posible las emisiones atmosféricas". Otra de ellas es el riego de viales para evitar el polvo que genera el tránsito de los más de 400 camiones que cada día circulan por el muelle, especialmente por zonas no pavimentadas como la concesión de Dragados OffShore.

También anunció que se van a incorporar una nueva instalación para el lavado de las ruedas de los camiones, en cada una de las naves o centros de trabajo que hay en la zona.

El presidente de la APBC explicó que "otra forma de mejorar la calidad del aire es incrementar los espacios de almacenajes". En el próximo año se superarán los 120.000 metros cuadrados de naves cubiertas, consiguiendo de este modo que los graneles permanezcan al aire libre el menor tiempo posible. De hecho, en la mayoría de las ocasiones el trasvase se hace directamente del barco al camión mediante un sistema de tolvas que evitan el transporte del polvo por viento.

En La Cabezuela-Puerto Real se produce entorno al 46,5% del trafico del puerto de Cádiz. Un muelle "que cada vez tiene más importancia por el volumen de toneladas que maneja", concluyó Blanco.

Por su parte, la alcaldesa, mostró su satisfacción por la celeridad con la que la Autoridad Portuaria ha atajado la propuesta del Ayuntamiento, que aprobó en Pleno solicitar a la APBC "que se incrementaran las medidas preventivas en cuanto a carga y descarga de graneles". Peinado se mostró satisfecha de la instalación de esta nueva herramienta, especialmente por los vecinos del Río San Pedro "que pueden estar completamente tranquilos de que la actividad portuaria no les generará inconvenientes ninguno, y aunque las medidas hasta ahora eran muy estrictas y efectivas, ahora lo son mucho más".

Otras reglas ya establecidas para minimizar las emisiones atmosféricas son la implantación de buenas prácticas durante las operaciones de carga/descarga, a través de las condiciones de seguridad y medio ambiente o la puesta en marcha de un sistema de control operacional y evaluación de su grado de cumplimiento.

Estas medidas habían sido reclamadas en diferentes ocasiones por grupos como Ecologistas en Acción y Equo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios