Investigación aeronáutica

El CATEC, cuando las cosas sí funcionan

  • Sevilla cuenta con un centro de referencia en investigación aeroespacial que la Junta financió pese a no contar en su inicio con los fondos Feder

Una de las pruebas del concurso de robots Una de las pruebas del concurso de robots

Una de las pruebas del concurso de robots

Universidades y centros de investigación y tecnológicos del ámbito internacional se reunieron en Sevilla el pasado febrero para participar en el II Torneo de Robots de Emergencia de la European Robotics League (ERL Emergency), competición financiada por el programa Horizonte 2020 de la Unión Europea en la que diferentes equipos de ingenieros y científicos vinculados a la robótica y los sistemas no tripulados presentaron sus últimas innovaciones en la aplicación de estas tecnologías para su uso en situaciones de emergencia. Lo organizó el CATEC, Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales.

En menos de diez años el CATECde Sevilla se ha convertido en un centro de referencia en la investigación en ingeniería en sus más diversos aspectos, aunque está centrada principalmente en la aeronátutica. Más de 60 técnicos trabajan en sus instalaciones y su puesta en marcha fue gracias al impulso decidido del anterior gobierno de la Junta, que apostó por financiarlo pese a que en una principio no era posible a través de los fondos Feder europeos que, en un principio, estaban previstos. La Junta lo justificó con que el proyecto era estratégico. Y realmente lo era. Al punto de que, al final, ante la excelencia del proyecto, llegaron los fondos Feder.

Ellos cuentan su propia historia: Se pusieron en marcha a finales del primer trimestre de 2008, con las contrataciones de personal especializado y el desarrollo y puesta en marcha los distintos departamentos. Durante este periodo, el Centro se establece en unas oficinas provisionales de un centro de empresas y desde allí diseñaron las instalaciones e infraestructuras definitivas, desarrollaron los primeros proyectos de I+D+i y lograron su calificación como Centro Tecnológico Avanzado en el Registro Andaluz de Agentes del Conocimiento. En junio de 2010 ya se estaban trasladando a las instalaciones definitivas en el Parque Tecnológico y Aeronáutico Aeropolis de Sevilla. En enero de 2011 se inauguraron las instalaciones definitivas. Es decir, todo el proceso, el proceso al completo, tuvo una duración total inferior a los tres años.

En tres años, en el futuro Centro de Fabricación Avanzada lo que hay es una nave. nadie está trabajando allí. Las historias podrían haber sido paralelas. Susana Díaz saludó el proyecto del CFA como “un salto de cualificación técnica” que contaría con todo el apoyo de la Junta a través de la agencia IDEA. Y lo fió todo a los famosos fondos ITI.

“No soy de hacer comparaciones entre territorios -se lamenta Sánchez Rojas-, pero a veces uno se pregunta por qué nosotros en Cádiz no podemos tener lo mismo que en Sevilla. ¿Por qué las cosas se atascan siempre en Cádiz? Sé que estas cosas necesitan un tiempo, sus plazos, sus licitaciones, su burocracia... Pero tres años después estamos aún donde estamos”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios