Emotivo día del cantante en la provincia

Alejandro Sanz recibe emocionado su calle en Alcalá de los Gazules

  • El artista descubre la placa con unas bonitas palabras: "Mamá, vida mía, si algún día me pierdo, vivo en la cuesta que vive en el corazón de tu pueblo"

Alejandro Sanz, con el "alma cogida" por su calle en Alcalá

 “Pobre de aquel pobrecito que no conozca Alcalá. Casas blancas, gente de oro, sol de estaño, la salá. Es chiquito mi tesoro … Plaza Alta y madrugá. Un espejo y las estrellas, es la sierra que va al mar. Pobre del pobrecito que no conozca Alcalá, que no aprenderá en su vida por qué en este pueblo todos sabemos volar”.

Ese poema, que Alejandro Sanz escribió hace ya algún tiempo, está ya plasmado en su calle, en la calle que lleva su nombre, la que era hasta hoy cuesta de Santo Domingo y que ya es la cuesta de Alejandro Sanz.

El pueblo jandeño se ha llenado esta tarde para asistir al acto donde el artista ha descubierto la placa junto al alcalde y primo, Javier Pizarro, familiares, amigos, vecinos y una multitud que no ha querido perderse este emotivo acto, después de que por la mañana asistiera en Cádiz a su nombramiento como hijo adoptivo de la ciudad.

"El recibimiento que me habéis dado me tiene el alma cogida en un puño", ha dicho Sanz, que ha recordado su niñez y su infancia en el pueblo, a sus familiares, a los que están y a los que no, como su madre y su tío Paco. "Una calle no es una calle sino le pasan cosas, sino le pasa gente, sino se hacen colas. Me gusta que sea una cuesta que gusta que sea la cuesta donde jugué de chico, donde corría y rodaba, donde contaba las lúas, los besos, las lunas, la voz de mi abuelo ...", ha seguido el cantante de fama internacional que hoy se ha dado un baño de cariño en su casa, en Cádiz y en Alcalá. 

"Le han puesto mi nombre a esta calle queriendo, y ahora ya sé, mamá vida mía, si algún día me pierdo, vivo en la cuesta que vive en el corazón de tu pueblo", ha terminado sus palabras emocionado.

Antes, el artista ha firmado en el Libro de Honor del Ayuntamiento. “A mi pueblo Alcalá de los Gazules, que es decir mis recuerdos de infancia, quizás el tesoro más valioso que cualquiera pueda tener. Ya saben dónde buscarme. Gracias pueblo de mi alma”. Estas son las palabras que el cantante Alejandro Sanz ha dedicado al pueblo de su infancia.

También en la Casa Consistorial, el hermano Mayor de la Hermandad de la Virgen de los Santos, Arsenio Cordero, le hizo entrega de una medallita de plata y una pulsera que besó y que se puso inmediatamente, diciendo “Mi virgencita de los Santos”. Un símbolo alcalaíno del que no se ha desprendido durante el homenaje.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios