Provincia de Cádiz

La Agencia Idea se reafirma en que no baremaba las ayudas a las empresas

  • Los técnicos repiten la versión ofrecida por la gerente sobre el papel evaluador de los empleados de Diputación y Bahía Competitiva

Las declaraciones por el caso Bahía Competitiva, que se encuentra en fase de instrucción en el Juzgado número 4 de Cádiz, continuaron ayer con las comparecencias de Gema Herrera y José Luis Varela, técnicos de la Agencia Idea, y de Ofelia Perales, sobrina de Antonio Perales y relacionada con una de las empresas implicadas en el fraude de subvenciones.

Gema Herrera, nuera del ex consejero Luis Pizarro, formaba parte de la comisión mixta de evaluación encargada de baremar las ayudas de reindustrialización para la Bahía de Cádiz del Ministerio de Industria en la convocatoria de 2011. La técnico se reafirmó ayer en su perfil bajo dentro de esta comisión, en la que las evaluaciones eran realizadas por los representantes de Diputación y Bahía Competitiva, tal y como declaró el día anterior la gerente de Idea en Cádiz, Rosa Mellado. Sobre los correos electrónicos, Herrera también repitió la versión de Mellado, en cuanto a que desde la Agencia se negaron a cambiar las baremaciones cerradas por la comisión.

El antecesor en el cargo de Herrera, José Luis Varela, declaró ayer en calidad de testigo, a diferencia del resto que lo hicieron como imputados. Él era el representante de la Agencia Idea en la comisión de evaluación en las convocatorias de 2009 y 2010, donde, según manifestó ayer, la baremación también recaía en los otros técnicos. Le preguntaron sobre la existencia de correos electrónicos en las convocatorias en las que él estuvo presente, con cambios en los que se favorecía a determinadas empresas, a lo que respondió no recordar nada sobre ese asunto.

Ofelia Perales, por su parte, trabajaba para una de las empresas implicadas en la trama gallega beneficiada por las ayudas del Ministerio. En concreto, su tío Antonio Perales le informó de que la empresa Soluciones Tecnológicas Ambientales estaba buscando a una persona experta en subvenciones. Mandó el currículum, la llamaron, y no sabe nada sobre el fraude de las ayudas de reindustrialización, según declaró ayer ante la jueza Lourdes del Río.

Para el día de hoy no hay citaciones señaladas por el caso Bahía Competitiva, que se reanudará mañana jueves con las declaraciones de Francisco Javier Otero, director de la sucursal bancaria que certificó las empresas de la trama empresarial, y Rodrigo Burgos, una de las personas de confianza del empresario gallego Alejandro Dávila Ouviña. Mañana se celebrará también el debate para la creación de una comisión de investigación en el Parlamento andaluz sobre este asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios