Transporte metropolitano de la Bahía

Un acuerdo con Adif para el tranvía que sigue sin ser definitivo

  • La delegada de Fomento afirma que un apeadero en Río Arillo permitirá el transbordo entre tren y tranvía para dar continuidad al trayecto hasta Cádiz

Parada del tranvía en La Ardila. Parada del tranvía en La Ardila.

Parada del tranvía en La Ardila. / Román Ríos

Los trabajos de modificación del sistema de seguridad y comunicaciones de la vía férrea con el fin de adaptar las señales para el paso del tranvía han sido adjudicados a la empresa Thales por 2,9 millones de euros. Para la Junta esta actuación confirma el desbloqueo de las negociaciones que mantenía (y siguen) con Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) con el objetivo de que el tranvía pueda coger la vía del tren para llegar a Cádiz. Sin embargo, las explicaciones ofrecidas ayer por la delegada territorial de Fomento, Gemma Araujo, no despejan las dudas al no estar confirmada la autorización e incluso asegurar que en primera instancia en Río Arillo un apeadero servirá para que los viajeros puedan hacer transbordo entre ambos transportes y de esta forma hacer efectiva la conexión entre Chiclana, San Fernando y Cádiz, y viceversa. De hecho, fuentes del Gobierno central consultadas por este periódico aseguraban ayer que el acuerdo con Adif "no está ni mucho menos cerrado".

El trabajo de los últimos meses de la comisión técnica (con integrantes de ambas partes: la Agencia de Obra Pública y Adif) se concreta ahora con el contrato que el martes firmó la Administración regional con la adjudicataria, que se encargará de cumplir con las modificaciones necesarias para la nueva configuración de vía y señalización. Los cambios del sistema de seguridad y comunicaciones afectan a la infraestructura ferroviaria del Estado, concretamente a los enclavamientos locales de la estación de Bahía Sur en San Fernando y de Cortadura ya en Cádiz, pero también al centro de control del tráfico de trenes de Santa Justa (Sevilla). No en vano, el tranvía tiene que incorporarse a la vía férrea del trayecto entre la capital hispalense y la capital gaditana. Es, según informa la Consejería de Fomento y Vivienda en un comunicado, el paso "decisivo" para la conexión definitiva de las vías del tranvía y el tren en la zona de Río Arillo, donde se ubica la última parada del sistema tranviario en San Fernando". Favorecerá, añaden, la combinación intermodal entre ambos sistemas de transporte.

Precisamente en este punto radica las incógnitas que despierta ahora cómo empezará a funcionar el tranvía para la primavera, fecha que Araujo repitió como marca para el inicio del servicio. "En el segundo semestre de 2017 tenemos que estar vendiendo billetes" fueron sus palabras. Para que el tranvía llegue a Cádiz o haga el trayecto desde Cádiz a Chiclana debe completarse otras actuaciones: la instalación de la catenaria, la conexión directa de los aparatos de vía con la ejecución de una obra civil y la construcción de la parada (en Río Arillo). Para ello se necesita la autorización específica y definitiva con Adif, en la que ya se trabaja. La pregunta por tanto es si estará a tiempo para ese segundo trimestre.

¿Comenzaría a funcionar sin tener esa autorización aunque sólo pueda llegar a esta última (o primera) parada de La Isla? De las declaraciones de la delegada territorial de Fomento se desprende que así será, por lo menos si tienen que cumplir el plazo de inicio del servicio. Una vez que se culminen la actuación no será necesario el transbordo, pero "actualmente sí", contestó sobre la obligación del viajero que vaya de Chiclana o San Fernando en dirección a Cádiz. Durante su intervención también se había pronunciado en esa línea. "De esta forma será en Río Arillo donde los pasajeros podrán dejar el cercanías o el media distancia procedente de Cádiz para poder acceder a San Fernando y a Chiclana mediante el tranvía", señaló en primer lugar. Después hizo referencia al sentido contrario: "El impulso para ponernos de acuerdos en este caso con Adif era fundamental para que se le diese continuidad al tren tranvía, y sobre todo para que el transbordo desde Chiclana a Cádiz diera continuidad al trazado". Se contradice, de hecho, con las explicaciones de la Consejería que en la nota de prensa habla de que en el caso de los trayectos con continuidad y sin transbordo, desde Chiclana a Cádiz, la estación de Río Arillo será una parada más.

Desde la Agencia de Obra Pública se dejaba claro ayer que el tranvía estaba concebido para su llegada a la estación término de Cádiz, y que el apeadero en Río Arillo para hacer transbordo introducía una opción más en las comunicaciones de la Bahía. Al igual que la responsable provincial de Fomento destacaban el acercamiento con Adif -después de mucho tiempo de posturas encontradas-, porque de hecho se ha recurrido a la empresa que este organismo consideraba la adecuada por su cualificación tecnológica para dar solución al cambio del sistema de seguridad y comunicaciones. Incluso está más cerca el acuerdo con Renfe para que se convierta en la operadora comercial del tranvía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios