Educación Los días festivos y los lectivos en el puente de diciembre

Guerra en Ucrania

La Duma rusa ratifica la anexión de los territorios ucranianos en plena ofensiva de Kiev

  • El Ejército ruso continúa perdiendo posiciones en el campo de batalla

  • La retirada de las tropas del Kremlin está proporcionando armamento pesado al Ejército ucraniano

  • Putin moviliza el 'Arma del Apocalipsis'

Militares ucranianos portan ayuda a través de un puente destrozado a la recién liberada localidad de Kupiansk.

Militares ucranianos portan ayuda a través de un puente destrozado a la recién liberada localidad de Kupiansk. / ATEF SAFADI (Efe)

La Duma o Cámara de diputados de Rusia ratificó este lunes la anexión de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, y de las regiones de Zaporiyia y Jersón, en el este y sur de Ucrania, donde el Ejército ruso pierde actualmente posiciones ante la contraofensiva de las fuerzas ucranianas.

Los diputados votaron por unanimidad una a una las cuatro leyes de ratificación y ovacionaron, también uno a uno, los resultados de las votaciones registrados en el tablero electrónico del hemiciclo.

"Este proceso es la continuación lógica de la unificación de las tierras rusas que comenzó en 2014 con el retorno a Rusia de la república de Crimea y la ciudad de Sebastopol", dijo el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, que fue el encargado de presentar los proyectos de ratificación antes los legisladores.

El jefe de la diplomacia rusa aprovechó su intervención para arremeter contra Estados Unidos y acusarlo de "convertir a Ucrania en un instrumento de guerra contra Rusia, como en su momento Hitler puso en armas a la mayoría de países de Europa para atacar a la Unión Soviética".

Tras la ratificación, la Duma aprobó, también por unanimidad, los proyectos de leyes constitucionales de incorporación de los cuatro territorios ucranianos en la Federación de Rusia, que serán estudiados este martes por el Senado ruso, el último trámite antes de su promulgación por el jefe del Kremlin, Vladimir Putin.

Los tratados de ratificación, que este domingo recibieron el visto bueno del Tribunal Constitucional de Rusia, establecen que su lengua oficial será el ruso, aunque se permitirá el empleo del ucraniano, y la moneda nacional, el rublo. Mantendrán su nombre como nuevos entes de la Federación de Rusia, tanto las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk como las regiones de Jerson y Zaporiyia.

Putin sigue el mismo algoritmo que utilizó cuando Rusia se anexionó en 2014 la península ucraniana de Crimea, que también celebró un referéndum y se integró en la Federación Rusa tras un proceso de incorporación exprés. "No crean a los que les asustan con Rusia y que gritan que después de Crimea seguirán otras regiones. Nosotros no buscamos la partición de Ucrania. No la necesitamos", aseguraba hace ocho años el presidente ruso.

El presidente de comité de Legislación de la Duma, Pavel Krasheninnikov, precisó que las repúblicas de Donetsk y Lugansk, así como la región de Zaporiyia, entrarán en la Federación Rusa en sus fronteras administrativas, mientras que la de Jerson incluirá además dos municipios de la vecina Mykolaiv.

El diputado hizo esta aclaración después de que el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijera que se consultará con los habitantes de las regiones de Jerson y Zaporoyia para definir sus fronteras. "Ahora no puedo responder a su pregunta. Sin lugar a dudas, en cualquier caso cualquier configuración dependerá únicamente de la voluntad de la gente que vive en estos territorios", dijo Peskov en una rueda prensa al ser preguntado por las fronteras de esa dos regiones.

La plenaria de la Duma transcurrió en un ambiente casi festivo pese a las noticias preocupantes para el mando militar ruso que provienen del campo de batalla, esta vez también del sur de Ucrania.

"El enemigo logró penetrar nuestra defensa en dirección a Zolota Balka y Oleksandrivka con unidades de tanques numéricamente superiores", admitió este lunes el portavoz de Defensa ruso, el general Igor Konashenkov, al referirse a la situación en la región de Jerson, hasta ahora controlada casi totalmente por la fuerzas del Kremlin.

En el este, en la región de Donetsk, tras recuperar el fin de semana la estratégica ciudad de Liman y la localidad de Torske, las tropas ucranianas continúan su avance hacia Kremnina, ya en la en vecina región de Lugansk, afirmó un portavoz militar de los separatistas prorrusos.

"Después de que tuviéramos que abandonar Liman, nuestros militares se atrincheraron en las afueras de Kremnina y la situación está bastante caliente allí", señaló el portavoz castrense prorruso de Lugansk, Andrei Marochko.

Al tiempo que la ofensiva ucraniana gana fuerza, Rusia se está convirtiendo en un gran "proveedor" de armamento pesado del Ejército del país invadido, ya que las tropas ucranianas emplean el capturado o abandonado por los soldados rusos.

Tras cada éxito ucraniano en el frente aparecen imágenes y vídeos de tanques, vehículos acorazados y otros equipos militares que las fuerzas rusas han dejado atrás en su huida.

La contraofensiva del mes pasado en la región de Jarkov (noreste) fue particularmente fructífera y proporcionó al Ejército ucraniano trofeos suficientes como para equipar a una brigada mecanizada, declaró a Efe Mijailo Samus, experto militar del Centro para Estudios del Ejército, la Conversión y el Desarme.

Todavía no hay datos sobre la cantidad de material capturado en los últimos días en las inmediaciones de Liman y Kupiansk (este) y en la provincia de Jerson (sur). No obstante, según fuentes abiertas citadas por la edición ucraniana de la revista Forbes, Rusia ha suministrado más tanques, vehículos acorazados y sistemas de artillería a Ucrania que ningún otro país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios