DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Las consecuencias del coronavirus en la provincia de Cádiz

La Cooperativa de Las Virtudes de Conil modifica su forma de sacar al mercado sus productos

  • La entrada a la tienda se realizará con guantes y hasta que no salga uno de los tres clientes del interior no podrá entrar otro

Los clientes de la frutería deben llevar guantes para realizar la compra. Los clientes de la frutería deben llevar guantes para realizar la compra.

Los clientes de la frutería deben llevar guantes para realizar la compra. / Manuel Aragón Pina (Conil)

El presidente de la Cooperativa de Las Virtudes de Conil, Bartolomé Ramírez, ha dado a conocer las normas excepcionales que a partir de ahora regirán en uno de los mayores centros de distribución de verduras, frutas y hortalizas de la provincia.

Tras la entrada en vigor del Real Decreto de Alarma promulgado por el Gobierno y ante la importancia de esta situación, desde esta cooperativa jandeña se ha procedido a intensificar las medidas preventivas ya aprobadas por su Consejo Rector.

Unas normas que se toman por la protección de sus clientes, socios, trabajadores, proveedores, transportistas y demás colaboradores, así como de la sociedad en general, a la que deben seguir proveyendo de alimentos en esta complicada situación.

En este sentido, entre las pautas que han entrado en vigor está que se elimina provisionalmente la subasta como tal. Los socios podrán llevar las mercancías a la lonja en horario de 9.00 a 15.00 horas, entrando poco a poco a hacer el albarán y colocarla en su lugar o donde le indique el subastador, con un límite de aforo simultáneo que se indicará en cada momento. El resto de socios esperaran fuera guardando la distancia mínima de 1 a 1,5 metros entre unos y otros.

Los clientes irán entrando de 15.30 a 19.00 horas y se les suministrarán los productos a precio hecho, preferiblemente previo pedido. También con las mismas medidas de aforo y separación entre personas. Según ha explicado Bartolomé Ramírez, se están poniendo a la venta los productos al precio de la última subasta, por lo que “no se trata de ganar con estas ventas”, al no haber puja.

Bartolomé Ramírez ha apuntado que actualmente hay unas 100 personas trabajando en las distintas secciones con las que cuenta esta cooperativa. Otros 40 empleados, se encuentran en su casa como retén en caso de que se dé algún positivo y se precise el relevo, ya que “no podemos parar la producción”.

La frutería por su lado permanecerá abierta con un límite de aforo de tres personas dentro, guardando las distancias con el personal y otros clientes de 1 a 1,5 metros. La entrada a la tienda se realizará con guantes y hasta que no salga uno de los clientes del interior no podrá entrar otro

En el caso de la ferretería se cierra al público. Solo se suministrarán a socios productos esenciales para las plantas y animales como fitosanitarios, abonos y piensos, así como material de riego.

Los pedidos deberán hacerse por teléfono o por el canal de Watsapp establecido. Tras ello se preparará el pedido y se llamará a cada cliente para que pase a recogerlo con la hora de recogida, para evitar estar fuera juntos.

Cuando lleguen a las instalaciones se abrirá la puerta y se dará el pedido. En el almacén de abonos como de costumbre, se guardarán las distancias escrupulosamente con el personal y el resto de socios.

Se ha solicitado también que cada asociado y cliente que porten su propio bolígrafo para firmar el albarán y que realicen los pedidos con normalidad y solo lo preciso.

En la zona del semillero se solicita que solo vayan a recoger la planta requerida cuando esté para poner y si no, preguntándolo previamente por teléfono al semillero, evitando visitas innecesarias. Lo mismo, guardando las distancias con trabajadores y otros socios y sin agolparse ni en oficina, ni en el invernadero. Los pedidos se realizarán provisionalmente, y hasta nueva orden, sólo al móvil del semillero.

En la central se seguirán llevando los productos al muelle previo pedido del comercial. Los trabajadores de la Cooperativa retiraran la mercancía y la acercarán a las cajas al muelle. No se deben tocar las máquinas, ni entrar en la central los socios, clientes, proveedores ni transportistas. Solo los empleados.

En el almacén de frutas seguirá abierto con límite de aforo de 4 clientes a la vez, con la debida separación entre ellos y los trabajadores. El resto esperarán fuera de la nave, entrando de uno en uno cuando salgan los compañeros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios