España

Los presidentes autonómicos tendrán "capacidad de decisión absoluta" desde el lunes

  • El Consejo de Ministros aprobará un real decreto donde se regulan las medidas sanitarias que habrá que guardar en la nueva normalidad

  • El estado de alarma pasa la autoridad a las autonomías en la fase 3 y se levantará cuando sus presidentes quieran

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la última sesión de control al Gobierno en el Congreso. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la última sesión de control al Gobierno en el Congreso.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la última sesión de control al Gobierno en el Congreso. / Ballesteros (Efe)

Los presidentes de las comunidades autónomas tendrán "capacidad de decisión absoluta" sobre los territorios cuando estén en la fase 3. En el caso andaluz, Juanma Moreno y su Gobierno serán quienes decidan desde el próximo lunes -al menos en los casos de todas las provincias menos Málaga y Granada- cuánto dura la fase 3 y cómo se ejecuta. Las reglas sanitarias de la nueva normalidad, que en Andalucía comenzará el 21 de junio, quedarán fijadas en un real decreto ley que el Gobierno central aprobará la semana próxima.

Esta es una de las novedades que Pedro Sánchez ha explicado este miércoles en el Congreso, donde ha pedido la sexta prórroga del estado de alarma. La "definitiva", la última desde que se declaró en España el pasado 14 de marzo como consecuencia de la pandemia del Covid-19. Los territorios que superen la fase 3 quedarán libres de esta excepcionalidad, con independencia de su hay otras provincias en España que vayan más retrasadas.

El decreto que regula las restricciones que habrá que conservar en la nueva normalidad hasta que se encuentre una vacuna o un remedio afecta a todo el territorio nacional. Ésta ha sido una de las demandas que Ciudadanos ha impuesto para dar su apoyo a la sexta prórroga. El Gobierno cuenta con el respaldo de la mayoría de la investidura y la del partido naranja, ha ampliado su apoyo desde la última votación.

No obstante, y a pesar de la cesión de competencias a los presidentes autonómicos, el Ministerio de Sanidad se guarda la competencia de la restricción de movimientos. Esta limitación es una parte fundamental de este estado, de lo que se deduce que los presidentes autonómicos no recuperan un poder pleno. Será, por tanto, Sanidad el que deba autorizar los movimientos entre las provincias que estén en la fase 3. Según había avanzado el ministro de Transporte, José Luis Ábalos, esto será posible, pero las comunidades lo deben pedir. En la Junta, de momento, no van a solicitarlo, prefieren esperar a Granada y Málaga, a pesar de que esta libertad permitiría a muchos sevillanos y cordobeses trasladarse a sus segundas residencias en Cádiz y Huelva. 

Pedro Sánchez ha valorado que la desescalada no haya tenido consecuencias negativas. "Asumimos el confinamiento más estricto del mundo", pero cada paso de la desescalada ha sido seguro, porque no ha tenido repercusión en un incremento de los contagios. Hace ya más de un mes que se produjeron las primeras medidas de alivio, que fueron las salidas de los niños y la libertad para pasear en determinadas franjas horarias.

El pase a la fase 1 ha procurado que el consumo aumente de modo considerable en muchas provincias. Si en la cero, el consumo había caído un 60%, ahora es del 30%. "El Gobierno comprende la impaciencia de los sectores económicos, pero sin salud, no hay negocio", ha subrayado Sánchez. "El estado de alarma no ha sido un capricho de este Gobierno, el único objetivo ha sido salvar vidas", ha indicado.

En esta sexta prórroga, el presidente del Gobierno ha dado por vencida a la pandemia, aunque no al coronavirus. Ha subrayado que en los dos últimos días, Sanidad no ha contabilizado ningún fallecido en las últimas horas. "Podemos decir con cautela que lo peor de la pandemia ha pasado" , ha proclamado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios