DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

España

Todos los trabajadores de actividades no esenciales deberán quedarse en casa desde el lunes

  • El presidente del Gobierno anuncia un permiso retribuido: todos cobrarán su salario ahora y recuperarán las horas cuando termine la emergencia

  • Sánchez pide un nuevo Plan Marshall para reconstruir Europa tras la pandemia

  • Interior evalúa nuevas restricciones para estos días

Pedro Sánchez comparece en La Moncloa.

La epidemia de coronavirus es la mayor pandemia desde la gripe de 1918 y el epicentro está en Europa, ha comentado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el inicio de su comparecencia este sábado en el Palacio de la Moncla, en la que ha apelado a la necesidad de que la Unión Europea esté a la altura de las circunstancias. "Europa no puede fallar porque hasta los países más europeístas como es España necesita señales de compromiso", ha comentado.

Sánchez está compareciendo y alertando de que el virus está poniendo a prueba el proyecto europeo. "Necesitamos contundencia y solidaridad. Europa es lenta pero es segura". El presidente opina que Europa debe dar una respuesta económica y social unida, "porque es una catástrofe que nos afecta a todos, que no obedece a fronteras".

Europa se la juega, es su hora, según el presidente Sánchez: "Europa debe promover la resistencia y luego la reconstrucción movilizando una gran cantidad de recursos a través de un nuevo Plan Marshall". 

Más de un tercio de los seres humanos confinados en sus casas es la prueba, dice el presidente, de que "el virus ni respeta fronteras ni distingue entre gobierno de uno u otro signo político".

Sánchez ha advertido que en el momento actual la epidemia está causando estragos y, por ello, apuesta por intensificar la lucha. "En España vivimos las horas más duras, más tristes, más amargas a medida que nos acercamos a la cresta de la ola. No es el momento de bajar la guardia; es el momento de intensificar la lucha".

Siguiendo las recomendaciones de los expertos, el Gobierno ha tomado la siguiente decisión: mañana lunes se aprobará una medida excepcional. Todos los trabajadores de actividades no esenciales deberán quedarse en casa en las próximas dos semanas, como hacen durante el fin de semana. Para ello aprobaremos un permiso retribuido recuperable que se aplicará a todos los trabajadores para que no se desplacen hasta sus puestos de trabajo del 30 de marzo hasta el 9 de abril, ambos incluidos. "Continuarán recibieno su salario con normalidad y cuando termine la emergencia sanitaria recuperarán las horas no trabajadas de forma paulatina y alargada en el tiempo".

El objetivo de esta medida es reducir la movilidad y descongestionar las UCIS en los hospitales. La intención es lograr los niveles de movilidad que se registran los fines de semana también de lunes a viernes.

El presidente apela al "sacrificio, resistencia y moral de victoria" de los españoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios