Patrimonio Histórico

El proyecto para recuperar la capilla de La Aurora comenzará en junio

  • La Humildad y Paciencia firma con el Obispado de Jerez un convenio de colaboración para sufragar esta primera fase

  • El Ayuntamiento también se une con dos arquitectos municipales

Estado actual que presenta el edificio en la parte exterior, donde la puerta lateral izquierda se muestra cada vez más deteriorada. Estado actual que presenta el edificio en la parte exterior, donde la puerta lateral izquierda se muestra cada vez más deteriorada.

Estado actual que presenta el edificio en la parte exterior, donde la puerta lateral izquierda se muestra cada vez más deteriorada. / Andrés Mora

Ya queda menos para que los Jueves Santos sean como antes, y que la capilla de La Aurora abra sus puertas. Después de casi un lustro cerrada a cal y canto -debido al estado peligroso que presentaba la estructura de madera que sostiene la cubierta exterior (con las vigas podridas)- el Obispado de la Diócesis de Asidonía-Jerez (propietario del edificio) y la Hermandad de la Humildad y Paciencia (que ha tenido allí su sede desde el año 1871), han llegado a un acuerdo para iniciar el proyecto de obra.

Con el proyecto se estudiará el estado de la cúpula y de parte de la nave. Con el proyecto se estudiará el estado de la cúpula y de parte de la nave.

Con el proyecto se estudiará el estado de la cúpula y de parte de la nave. / Andrés Mora

En principio, según el convenio firmado por Diego Moreno (ecónomo Obispado), Diego Valle (párroco de la Basílica Menor) y José Carlos Romero (hermano mayor de la Hermandad), ambas partes abonarían a medias los gastos derivados de esta primera fase, donde se instalarán unos andamios para conocer mejor en qué estado se encuentran la cúpula y parte de la nave de este edificio. Los encargados de realizar este análisis y estudio inicial serán Manuel Fernández Prada y Berta Pangusión, los arquitectos municipales con los que el Ayuntamiento ha querido estar también presentes en este proceso, que se iniciará en junio y se alargará durante un mes aproximadamente. En relación al presupuesto, aún no se conoce la cuantía exacta ya que, según aseguran fuentes consultadas, los costes dependerán a su vez del tiempo que los andamios estén instalados. Esta iniciativa, que ha sido muy celebrada tanto por los hermanos de La Humildad como por el resto de la población, supone un paso muy importante. A pesar de que el camino por recorrer aún es largo, esta primera fase se muestra (como mínimo) “ilusionante”, ya que no sólo se centrará en solucionar las grietas, el estado del techo y los desprendimientos (principales problemas del edificio antes de su cierre); sino que pretende ser mucho más ambiciosa y conseguir definitivamente la restauración completa de la capilla. “Estamos muy contentos y estamos muy ilusionados, aunque no dejamos de entender que se trata de un proyecto muy grande”, explica Carlos Romero Marroquí, hermano mayor de la hermandad de La Humildad, desde donde ha partido esta idea que finalmente ha sido formalizada en esta petición a la que el Obispado ha accedido. Ya en su día, concretamente el 12 de diciembre del pasado año, el Obispo José Mazuelos explicó durante uno de los Encuentros con la Prensa los próximos proyectos en los que la Iglesia está trabajando con el objetivo de recuperar el patrimonio. “También hay un proyecto para la Prioral, para poner en valor una parte del edificio y crear una exposición permanente en la que se mostraría el tesoro de la iglesia y su patrimonio artístico y religioso, y para hacer visitable la cripta del templo”, explicó Mazuelo durante el almuerzo, donde tampoco negó la falta de colaboración por parte de las instituciones. “En los últimos diez años, la Administración ha invertido cuatro millones de euros en patrimonio de la Diócesis, mientras que en ese mismo tiempo el Obispado ha gastado 22 millones de euros”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios