El Puerto La obra invisible

  • El nuevo aparcamiento no estará terminado antes del primer trimestre de 2019

  • La constructora se plantea reforzar el ritmo en verano con turnos de noche

Visita a las obras del aparcamiento subterráneo de Pozos Dulces

Los integrantes de la comisión de seguimiento para los trabajos del parking subterráneo de Pozos Dulces participaron ayer en una visita guiada, acompañados por técnicos municipales, de Impulsa El Puerto y de la constructora Gyocivil.Por primera vez desde que se iniciaron los trabajos fue posible tener a mano a los técnicos, sobre el terreno, para que fueran explicando las diferentes fases del proceso constructivo y las dificultades que se han encontrado hasta ahora, que han motivado un importante retraso en la conclusión del estacionamiento (que en teoría debería haber estado terminado para este mismo mes de junio).

Responsables de Gyocivil explicaron que si bien el que era su principal motivo de preocupación, el nivel freático del terreno por ser una obra pegada al río, no ha dado problemas, sí se han tenido que enfrentar a otros inconvenientes como los numerosos días de lluvia durante el pasado invierno, lo que provocó muchas jornadas de extraer barro, y también los días de intenso Levante, siendo imposible trabajar con viento ya que cada una de las cucharas de las grandes máquinas pesan 24 toneladas. Otro de los contratiempos sufridos fue la marcha de la primera subcontrata encargada de hacer las pantallas perimetrales, lo que retrasó también varias semanas los trabajos, por no hablar del lentísimo procedimiento atravesado para poder reubicar los suministros básicos de la zona, antes de iniciarse las obras del parking.

Con todo este panorama, la nueva fecha que se baraja para la conclusión del aparcamiento es la del primer trimestre de 2019, aunque los responsables de la obra prefieren no pillarse los dedos dando una fecha definitiva, ya que nunca se sabe los contratiempos que pudieran surgir.

Lo que sí existe es la intención de que el parking esté totalmente terminado para el verano del año que viene y para ello, aprovechando la llegada del buen tiempo y el ritmo adquirido en las últimas semanas (con todo el apantallamiento del perímetro ya terminado) la intención de la empresa es habilitar durante los meses de más calor dos turnos, uno por la mañana y otro por la noche, para evitar las horas de más altas temperaturas y poder avanzar más rápidamente, si bien es algo que tendrá que autorizar la autoridad laboral competente.

En estos momentos la fase que se está acometiendo es la de la instalación de los pilotes de cimentación, los pilares que sujetarán las dos plantas de aparcamiento y la superficie del recinto.

El jefe de obra, Miguel Ángel Pineda, explicó que en este caso se trata de una obra "que no se ve", porque la gran mayoría del trabajo realizado se realiza bajo tierra. Las pantallas que ya se han instalado tienen una profundidad de 15 metros y están realizadas con muros de hormigón de 80 centímetros de ancho.

Una vez colocados los pilares metálicos (actualmente hay colocados 23 de un total de 113) se podrá colocar la tapa de la losa (sobre la que se hará la urbanización en superficie) y después vendrá ya la fase más delicada, que es la de la excavación en mina. Hay que recordar que no se trata de una obra a cielo abierto, sino que se irá excavando con cuidado bajo la cubierta del parking, con cuidado de no dañar los pilares, para lo que será necesario utilizar máquinas pequeñas. Una vez que se realice el hormigonado intermedio se bajará al segundo nivel de profundidad, para colocar la losa de fondo. Esta solería se podrá ir colocando por tramos, antes de que están terminados todos los pilares.

Los responsables señalaron que las plazas del nuevo aparcamiento, unas 400 distribuidas en dos plantas, serán cómodas para el acceso de los vehículos, con unas medidas de 2,8 por 5 metros (bastante amplias teniendo en cuenta que en el parking de Peral miden 4,10 por 2,10). Se estima que la cubierta superior pueda estar colocada para finales de septiembre o principios de octubre, fecha en la cual el tráfico volverá a discurrir por la calle Pozos Dulces.

En estos momentos trabajan en las obras una treintena de personas, muchas de ellas de El Puerto, aunque en las próximas fases se incorporarán nuevos oficios especializados.

El alcalde, David de la Encina, a la sazón el impulsor de esta visita técnica a las obras, anunció por su parte que se está terminando de ultimar el diseño de la superficie del aparcamiento, , que será en líneas generales un paseo fluvial que contará también con espacios de ocio. En el plazo aproximado de un mes se espera poder presentar ya el proyecto definitivo.

Por lo que respecta a la comercialización de las plazas, aún es pronto según los responsables del aparcamiento, aunque se comercializarán abonos para residentes y usuarios frecuentes.

Tras la visita a las obras se celebró la comisión de seguimiento propiamente dicha, donde se atendió a las preguntas formuladas por sus integrantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios