Semana Santa 2020 "La Hermandad no es sólo el día de la procesión. La Hermandad son los 365 días del año".

  • El trabajo de las Bolsas de Caridad de las hermandades, que antes pasaba inadvertido, ha cobrado especial relevancia en esta Semana Santa

Imagen de una de las religiosas del Espíritu Santo ofreciendo ayuda a través del torno.

Imagen de una de las religiosas del Espíritu Santo ofreciendo ayuda a través del torno. / Fito Carreto

Si por algo pasará a la historia el coronavirus -aparte de por todo el tiempo que nos ha dejado encerrados- será por la gran cantidad de cosas que nos está descubriendo. Una de ellas, especialmente bajo las circuntancias especiales de esta semana , consiste en revelar las distintas maneras en las que se puede vivir la fe, más allá de paso e imágenes. Algo similar está ocurriendo también con las hermandades, donde comienzan a despuntar y a obtener protagonismo diputaciones que antes no la tenía, como es el caso de las Bolsas de Caridad. Bajo la premisa de recogida por San Mateo -"no dejes que tu mano izquierda sepa lo que hace la derecha"- la mayoría de las hermandades seguían esta premisa con Bolsa de Caridad muy discretas. Quizás por este motivo ilustrar este reportaje con una foto sea tan complicado. Pero eso ha sido así hasta hoy. 

"La Hermandad no es sólo el día de la procesión. La Hermandad son los 365 días del año", explica Iván García de Quirós, de Los Cerillitos. En concreto esta hermandad, desde el primer día han estado totalmente volcados, desarrollando varias iniciativas y demostrando que la fe se puede vivir más allá del Martes Santo. En su caso han decidido continuar con la papeleta de sitio solidaria, cuyo importe -similar a los de otros años- irá destinado a Cáritas. "Optamos por quitarnos de complicaciones y todos los interesados lo pueden ingresar en el número de cuenta de la organización", explica. Asimismo, desde esta Hermandad también se ha ayudado a las hermanas del convento del Espíritu Santo, encargadas de dispensar alimentos estos días a los más necesitados. En concreto se han realizado dos repartos, el día 5 y 8 de abril, donde se han aportado en concreto 190 litros de leche y 30 de aceite, 40 kilos de azúcar y 80 de legumbres, 18 docenas de magdalenas y doce yogures sin lactosa. Ellos no son los únicos ya que también hay otras hermandades que están respondiendo de la misma manera como La Borriquita -que ha entregado un lote de agua y de pan- o La Humildad y Paciencia con 60 kilos de patatas y 15 kilos de mantequilla. 

En concreto, esta ultima entrega ha sido criticada en redes sociales ya que algunos la han considerado insuficiente para el centenar de personas que diariamente acuden al convento. Bien respondido ha quedado por parte de la Hermandad. "Estamos en contacto diario con las hermanas y nos van pidiendo lo que necesitan, hoy ha sido eso, el pasado lunes otra entrega, a parte de las donaciones anónimas que no se publican". 

De sobra ya ha quedado demostrado que esto va para largo. Es una carrera de fondo donde será necesario sacar músculo varias veces a lo largo del recorrido. Por este motivo, otras hermandades han decidido esperar por el momento "y estar preparados para lo que pueda venir". "Sabemos que van a venir tiempos complicados para muchas personas y por ahora vamos a esperar para ver qué acciones se van a tomar en un futuro", asegura Antonio Romero, hermano mayor de El Olivo. En su caso más de 100 hermanos han participado en esta iniciativa donde se ha optado por guardar los fondos para ver qué será necesario en un futuro. Similar a ellos han sido seguida la Flagelación, El Nazareno o La Veracruz. "Ahora se está demostrando y descubriendo el verdadero trabajo que realizan las hermandades". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios