Murales en el corazón del casco histórico “Queremos seguir coloreando El Puerto”

  • El colectivo El Hervidero apuesta por dar continuidad a la iniciativa para decorar fachadas y muros del casco urbano

  • La ruta guiada celebrada esta semana ha despertado gran interés

Comentarios 1

Esta semana ha tenido lugar una ruta guiada por los murales ya terminados que dan forma a una iniciativa puesta en marcha por el colectivo cultural El Hervidero, la Concejalía de Comercio y el Centro Comercial Abierto (CCA).

La iniciativa de esta ruta despertó gran interés y unas 200 personas se sumaron al recorrido, durante el cual los jóvenes artistas que han realizado intervenciones en estos muros explicaron a los asistentes las claves de su trabajo y lo que se perseguía con esta iniciativa.

Los autores de los distintos murales son Jesús Espinar, en el muro de la calle Descalzos (junto a la plaza de Isaac Peral); José Antonio Domínguez en el muro de la plaza de Juan Gavala; Fran Mesa en el muro del solar ubicado entre Larga y Palacios; y Regina Carbayo y Celia Moro en el muro de la avenida de la Bajamar, junto al varadero en el que se encuentra lo que queda del Vapor Adriano III.

Cada uno de estos murales aborda distintos asuntos relacionados con la vida social, histórica y reivindicativa de El Puerto.

Uno de los murales en Juan Gavala, que representa la fuente de las Galeras. Uno de los murales en Juan Gavala, que representa la fuente de las Galeras.

Uno de los murales en Juan Gavala, que representa la fuente de las Galeras. / A.R.L.

Como explican desde la Concejalía de Comercio “el colectivo El Hervidero ha mejorado la imagen de las calles del centro mostrando la historia de El Puerto, en el caso de los murales de Descalzos y Juan Gavala, y también se ha impregnado este proyecto de una temática social muy reivindicativa por un mundo sin fronteras, en el mural de Palacios con Larga, y poniendo en el centro de la mirada el papel de la mujer obrera en el caso del mural de la Bajamar”. La explicación de este último mural contó además con la participación de Manuela Reyes, una portuense que trabajó en la fábrica de conservas que queda reflejada en este muro donde también aparecen mujeres malleras, siendo su madre también trabajadora de las bodegas Terry.

La iniciativa ha tenido un importante impacto incluso en medios de comunicación de tirada nacional y una gran aceptación a pie de calle durante el desarrollo de la misma, captando la atención de numerosas personas que han sido testigos del proceso creativo y de intervención en estos solares.

Por su parte el concejal de Comercio, José Luis Bueno, ha agradecido a El Hervidero “el compromiso social que ha adquirido el colectivo y la capacidad artística de estos jóvenes portuenses, quienes han demostrado que con pequeñas acciones también podemos aportar en esta tarea de mejorar la imagen que ofrece el centro histórico”.

El muro de Descalzos representa las distintas etapas históricas de la ciudad a través de la alfarería. El muro de Descalzos representa las distintas etapas históricas de la ciudad a través de la alfarería.

El muro de Descalzos representa las distintas etapas históricas de la ciudad a través de la alfarería. / A.R.L.

La vocación de este proyecto es de continuidad, ya que como expresaron algunos de sus participantes “queremos seguir coloreando El Puerto”, mientras que por parte de la Concejalía también hay una clara intención de seguir dando pasos en este sentido.

Cierto es que estas actuaciones no son la solución para acabar con el deterioro de fachadas y el estado de inactividad de muchos solares, pero al menos en tanto no se reactive de manera clara la actividad económica y del sector de la construcción en el centro urbano, al menos estas intervenciones vienen a traer un poco de alegría a zonas del casco histórico que aguardan mejores tiempos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios