Navidad en El Puerto

Estampas navideñas llenas de vida

  • Hasta este domingo se puede disfrutar del Belén Viviente instalado en el Monasterio de la Victoria

Los Reyes Magos, adorando al Niño Jesús en el portal de Belén.

Los Reyes Magos, adorando al Niño Jesús en el portal de Belén. / Andrés Mora Perles

Hasta este domingo a las 20:00 horas se puede visitar el Belén Viviente instalado por la Concejalía de Fiestas en el Monasterio de la Victoria, que hoy sábado abre sus puertas hasta las diez de la noche.

Aunque no es la primera edición de este nacimiento a tamaño real sí es la primera vez que se hace en el histórico edificio, ya que en ocasiones anteriores se había venido habilitando en la plaza de Alfonso X El Sabio, junto al castillo de San Marcos.

El concejal de Fiestas, David Calleja, señalaba ayer que en su opinión el cambio de ubicación ha sido positivo, primero porque la estética del edificio se presta a ello y realza los elementos decorativos instalados, y también por comodidad a la hora de facilitar el montaje en los días previos y evitar posibles complicaciones en caso de mal tiempo.

La decoración y la ambientación, como es habitual en los montajes coordinados por Calleja, está sumamente cuidada aunque se ve también la mano del artesano belenista Vicente Rodríguez, así como del jefe de servicio de la Concejalía de Fiestas, José Luis Sara, ambos muy pendientes de este proyecto.

El claustro del Monasterio recreaba la entrada a la aldea de Belén, con un puente, el río y distintos cercados con animales reales como un rebaño de ovejas que llamaron mucho la atención de los más pequeños.

Colectivos y asociaciones han colaborado un año más en la recreación de este belén viviente, que abre  sus puertas a las doce del mediodía. Así, ya en el interior del edificio no faltaban el portal con María, San José y el niño, los Reyes Magos y numerosos puestos como una panadería, una lavandería, una posada o una tienda de artesanía. Todos los figurantes van ataviados con ropas muy realistas y un atuendo muy cuidado, lo que daba aún más naturalidad a este belén.

El público está premiando el esfuerzo con su presencia, formándose colas en el acceso aunque la entrada se produce con bastante agilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios