El Puerto

El Barrio Alto, protagonista de un nuevo proyecto social para zonas deprimidas

  • Cerca de 400 vecinos se beneficiarán de actividades de formación, estimulación y reintegración social

Un momento de la recepción municipal ofrecida ayer a los profesionales que trabajarán en el proyecto del Barrio Alto.

Un momento de la recepción municipal ofrecida ayer a los profesionales que trabajarán en el proyecto del Barrio Alto.

El gobierno municipal ha puesto en marcha una nueva edición del Programa de Intervención en Zonas con Necesidades de Transformación Social 'Proyecto Barrio Alto', que se desarrolla principalmente en el Palacio de Purullena, infraestructura que reabrió sus puertas recientemente.

El proyecto incluye cuatro acciones concretas, para cuyo desarrollo se ha contratado a ocho profesionales del campo de la Educación y el Trabajo Social, que comenzaron a trabajar a finales del mes de diciembre y que fueron recibidos ayer por el alcalde, David de la Encina, el concejal de Urbanismo, Antonio Fernández y el edil de Bienestar Social, Ángel M. González.

"Siendo la atención a las personas mayores y más vulnerables de la sociedad uno de los pilares de la gestión de los gobiernos progresistas, es un orgullo para El Puerto contar con este programa que, un año más y gracias a la labor realizada por el personal técnico de las áreas de Fomento y Educación, se pone en marcha para mejorar la calidad de vida de las personas más desfavorecidas de la ciudad", señalaba el alcalde.

Cerca de 400 personas del Barrio Alto se beneficiarán del proyecto y participarán en todas las actividades de animación, formación, estimulación y reintegración en la sociedad incluidas en las cuatro acciones que se desarrollan.

El alcalde ha adelantado además que se está trabajando en la organización de unas jornadas de puertas abiertas en el Palacio de Purullena, "con el objetivo de que la ciudadanía al completo conozca el programa y se ilusiones con las acciones que allí se llevan a cabo".

Los expertos contratados son, en concreto, tres trabajadores sociales, dos profesores -uno de ellos de adultos-, un educador social, un monitor sociocultural y un auxiliar administrativo. La duración de los contratos está entre ocho y diez meses, y cada uno de ellos está destinado a una de las cuatro acciones que ya se están llevando a cabo.

El programa, que se inició en 2009, cuenta con una financiación mayoritariamente municipal, ya que el Ayuntamiento aporta más de 92.000 euros, a los que se suman 46.000 euros aportados por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía.

En total se llevarán a cabo cuatro programas, todos ellos a desarrollar principalmente en el Palacio de Purullena. El primero es el de 'Estimulación y Reintegración en el Sistema Educativo', cuyo objetivo es la de mejorar las posibilidades de desarrollo personal y profesional de los destinatarios. El segundo es el programa 'Ciudadanos voluntarios', que persigue la acción voluntaria como elemento integrador que potencie la capacidad de las personas, grupos y, por extensión, de toda la comunidad, para buscar su propia competencia individual y social.

Otra de las acciones es el programa 'Atención educativa a la familia', que tiene como finalidad contribuir a la mejora y consolidación del nivel educativo de la zona previniendo el fracaso y absentismo escolar; también orientar a padres y madres en su labor educativa, concienciar de la importancia que tiene para el desarrollo de los menores el aprendizaje escolar y la asistencia regular al colegio para que este aprendizaje pueda dase.

El cuarto programa es el de 'Promoción de la participación de mayores en riesgo de exclusión social' y tiene como objetivo el de facilitar al colectivo de mayores de la zona de Barrio Alto su participación social y la mejora de sus condiciones de vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios