José Maria Román, candidato del PSOE en Chiclana “Me duele no llegar a la gente en asuntos que no están en mis manos”

  • El regidor chiclanero busca refugio en el deporte y en la actitud de calma para atender el aluvión diario de compromisos

Comentarios 1

“A veces me ocurre que no sé qué día es, porque la jornada de alcalde está repleta de compromisos y uno se despista con tantos actos”, admite José María Román, alcalde de Chiclana y candidato del PSOE para renovar su condición de regidor chiclanero a partir de estas elecciones municipales.

Esos lapsus son lógicos de una persona que dedica más horas de lo normal a sus responsabilidades como alcalde, según relata en el despacho de la Alcaldía con actitud de calma. “Mi ritmo diario de trabajo comienza a las siete de la mañana y acaba sobre las doce y cuarto de la noche”, indica.

Precisamente, incide en que es clave mantener “la quietud y el sosiego” para atender las obligaciones que acarrean ser la máxima autoridad municipal de Chiclana. Y más ahora, en plena campaña electoral. De hecho cuenta que en las dos últimas semanas ha asistido a la inauguración de cinco nuevos locales de hostelería en Chiclana y eso sin contar con otras muchas obligaciones como alcalde.

Con 61 años, casado y con dos hijos, manifiesta que unas elecciones municipales suponen un duro reto para cualquier candidato y el tiempo se echa encima, aunque cree que la suerte ya está echada. Pero también cree que hasta el próximo 26 de mayo hay que estar al pie del cañón para transmitir al máximo número de chiclaneros que la mejor opción para la ciudad es el PSOE.

"Mi ritmo diario de trabajo comienza a las siete de la mañana y acaba sobre las doce y cuarto de la noche”

Admite que la lectura por puro ocio la tiene un poco abandonada por la falta de tiempo, pero eso sí no deja de leer documentos administrativos. En estos días, manifiesta, repasa los proyectos de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI), unos fondos europeos que aportarán a Chiclana más de dos millones de euros.

Dedica prácticamente casi el 90 por ciento de su tiempo a los asuntos del Ayuntamiento, el resto del tiempo para su familia, hacer deporte y “cuando puedo a estudiar inglés”. En cuanto a la música dice que le gusta la de su generación “la mejor”, apostilla. Música de todo tipo, la italiana, Pink Floyd, Lole y Manuel, Hilario Camacho, Serrat, Triana...

Desde los 16 años, edad con la que ya ingresó en Juventudes socialistas, no ha dejado de estar implicado con la política. Y con 31 años ocupa el cargo de concejal de Deportes. Ya ha sido tres veces alcalde y ha visto de todo. Señala que después de tantos años de experiencia en distintos cargos, lo que más le agrada “es impulsar y promover proyectos para mi ciudad y, sobre todo, que salgan adelante. Eso me da buenas sensaciones. Para mí es la mayor satisfacción”, declara. Además, considera muy importante atender a las personas que llegan a la Alcaldía en busca de una solución a sus problemas. Señala que le complace mucho poder dar una salida a esos vecinos que recurren a él para resolver sus dificultades, aunque por contra reconoce que una de las cosas que más le desagrada de la política es “no poder llegar a la gente en asuntos que no están en mis manos”.

Aprovecha la ocasión para comentar el grave problema que arrastra el Ayuntamiento de Chiclana en cuanto a recursos por la escasa financiación o falta de personal, ya que desde hace años las jubilaciones no se renuevan con nuevos trabajadores.

Desea que llegue ya el 26 de mayo y que los chiclaneros depositen su voto en las urnas para conocer si es respaldado de manera mayoritaria por sus conciudadanos y ahí se verá hasta qué punto valoran sus últimos cuatro años de gestión al frente del Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios