Economía

El mapa andaluz del agua

  • Cesur presenta un informe que analiza la situación hídrica andaluza por provincias y comarcas, y no solo por cuencas

  • Pide ejecutar las infraestructuras previstas en las zonas con mayores déficits y ve los fondos europeos como una oportunidad

Un momento de la jornada sobre el agua de Cesur Un momento de la jornada sobre el agua de Cesur

Un momento de la jornada sobre el agua de Cesur

Está claro que, si hay un recurso escaso y en riesgo de disminuir en los próximos años o de ser más imprevisible por el cambio climático, éste es el agua, elemento esencial no sólo para nuestra propia subsistencia sino también para el desarrollo económico.

Cesur, la Asociación de Empresarios del Sur de España, ha abordado este problema en informe Diagnóstico sobre las necesidades de agua en Andalucía y propuesta de actuaciones, en el que se traza un mapa de la disponibilidad, demanda y necesidad de agua en la región, no sólo por cuencas hidrográficas, sino también por provincias y comarcas, lo que permite visualizar mejor la situación por parte de los ciudadanos.

Además, propone actuaciones para paliar los graves déficits hídricos de la región. En el evento para presentar el informe, elaborado por la 'spin off' de la Universidad de Granada Proma, el presidente de la comisión de Agua de Cesur y también de Emasesa, Jaime Palop, afirmó que los fondos de recuperación de la UE son una "oportunidad" de acometer las inversiones que se necesitan. "Ya está hecha la planificación y puesta en documentos oficiales; ahora es el momento de ejecutarla", dijo.

El informe pone sobre el papel algunos datos sobre el uso del agua en Andalucía. Por ejemplo, la provincia, con diferencia, con más disponibilidad de agua es Sevilla, con el 25,8%. Almería, sin embargo, sólo dispone del 3,7% andaluz. En el plano comarcal, el Bajo Almanzora (Almería) es la que tiene menos agua, con 0,16 decámetros cúbicos por hectárea al año y La Vega (3,84) y Estepa (2,12), ambas en Sevilla, las que más.

El Bajo Almanzora, en Almería, es la zona con menor disponibilidad de agua y La Vega, en Sevilla, la que más tiene

Sevilla es también la que demanda más agua por hectárea, el 30% del total por el uso extendido del regadío en el Valle del Guadalquivir. En el lado opuesto están Cádiz y Huelva como las provincias con menos necesidades, y en el plano comarcal vuelve a destacar La Vega como mayor consumidora, al contrario que Los Velez (Almería) o La Sierra de Huelva, con la demanda más baja de Andalucía.

En el balance hídrico, la diferencia entre la disponibilidad y las necesidades de consumo, Almería es la única provincia con déficit, pero muy acusado, del 45%. Pero eso no quiere decir que haya comarcas no almerienses muy deficitarias: Las Marismas, en Sevilla, donde se concentra el cultivo del arroz (con muchas necesidad de agua), es un claro ejemplo. Esta comarca y las almerienses de Bajo Almanzora, Campo de Níjar y Bajo Andarax tienen más de un 50% de déficit. En el lado opuesto, Sierra de Huelva y Los Pedroches son las que presentan mejor balance.

El estudio, con este mapa, apuesta por dar prioridad a las inversiones en las zonas con fuertes déficits hídricos. Por citar algunas, están el proyecto de redes complementarias para la mejora de los regadíos en Campo de Níjar y Bajo Andarax, la Conexión de depósitos del levante almeriense con la desaladora Carboneras, la reparación del canal de la zona regable del Bembénzar o el poyecto de las obras demodernizacion de la zona regable del bajo Guadalquivir. Cesur también alude a infraestructuras para el abastecimiento humano en alta (no subterráneo), ya aprobadas por la Junta este verano; en intensificar la digitalización y la economía circular en la agricultura; y en ampliar la reutilización del agua residual para el consumo. Apuesta, también, por una política tarifaria cuyo principio fundamental sea la recuperación de costes.

En el evento de Cesur, intervinieron representantes empresariales y de la administración. El presidente de la federación de regantes Feragua, señaló que la agricultura (que concentra el 77% de la demanda de agua) no pide más hectáreas de regadío, sino obras para paliar los déficits. "Al cultivo no se le puede engañar, tiene sus necesidades; por eso la solución no es bajar la dotación". Enrique Colilles, CEO de Trops, líder español del aguacate, afirmó por su lado que eJoaste cultivo "necesita agua" y si no la tiene perderá terreno ante sus competidores. Carlos Pitarch, presidente de la comité comercial de la Federación Andaluza de Golf, aseguró que este sector "siempre ha sido el patito feo" cuando consumen el uno por mil del agua en Andalucía y proporcionan un impacto en ingresos de 2.200 millones al año. Y Mauricio Domínguez, director de Responsabilidad Social Corporativa de Heineken, puso en valor que la empresa ha reducido el consumo de agua un 32% desde 2008.

En el plano de la gestión, Fernando Delgado, director de Planificación y Recursos Hídricos de la Junta, afirmó que los actores no tendrán más remedio que asumir "restricciones" y "dificultades" dada la escasez del recurso; y Joaquín Páez, presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, alertó de que las precipitaciones y aportaciones a los embalses llevan tres años cayendo. "Ahora hay 928 hectómetros cúbicos menos que el año pasado", dijo. Y añadió: "Antes que satisfacer la demanda vamos a favorecer los objetivos ambientales", esenciales para mantener el recurso.

También intervino Matilde Mancha, directora general de Hidralia y secretaria del Comité Ejecutivo de la Asociación de Abastecimiento de Aguas y Saneamientos de Andalucía (ASA – Andalucía), quien destacó la necesidad de realizar inversiones en infraestructuras para conseguir el equilibrio hídrico, pero reforzó que es una condición indispensable hoy día realizarlas siempre de forma sostenible y digital. “Es necesaria una apuesta clara que consiga paliar el déficit de infraestructuras hidráulicas y la reconversión de las existentes bajo una clara visión de transformación digital. La inversión en infraestructuras tiene que estar unida a un nuevo modelo de gestión basado en la economía circular, la digitalización y la lucha contra el cambio climático”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios