Economía

La eurozona aportará 80.000 de los 110.000 millones que recibirá Grecia

  • El presidente del Eurogrupo garantiza que los griegos tendrán el dinero a tiempo para el 19 de mayo, fecha de un importante vencimiento de la deuda pública helena.

Comentarios 13

Los países del euro acordaron el primer rescate de uno de sus miembros, Grecia, al aprobar un paquete de préstamos de hasta 110.000 millones para el periodo 2010-2012, al que el Fondo Monetario internacional contribuirá con una aportación de 30.000 millones.

El apoyo de los Dieciséis supone un espaldarazo al severo plan de austeridad anunciado horas antes por el Gobierno del primer ministro Yorgos Papandréu, que prevé ahorrar 30.000 millones de euros (el 11% del PIB heleno), con el objetivo de reducir el déficit público por debajo del 3% en 2014 y evitar así la bancarrota del país. La decisión fue adoptada por unanimidad, después de valorar un informe en el que el Ejecutivo comunitario y el Banco Central Europeo aseguraban que "la concesión de un préstamo era necesaria para salvaguardar la estabilidad financiera de la zona euro".

El programa establece que los primeros 30.000 millones serán liberados este año y que los desembolsos iniciales "estarán listos antes de que Grecia tenga que hacer frente a las obligaciones de pago del próximo 19 de mayo", que ascienden a unos 8.500 millones de euros. El plan también incluye una "reserva de estabilidad" de 10.000 millones para el sector financiero, en caso de que las dudas sobre la solvencia de Grecia se extendieran a los bancos del país.

La aportación española ascenderá a 9.792 millones de euros para el trienio, de los cuales 3.672 millones se entregarán este año, según confirmó a la salida del encuentro la ministra de Economía y Hacienda española, Elena Salgado, quien adelantó que la aprobación se producirá por decreto el viernes.

"Pensamos que estas cantidades son suficientes", dijo el presidente del Eurogrupo y primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, preguntado por la posibilidad de que la ayuda se quede corta ante la gravedad de la situación en Grecia, cuyas emisiones de deuda han sido clasificadas como "bonos basura" por parte de las agencias de calificación de riesgo.

La Comisión Europea será la encargada de gestionar la entrega de los fondos a Grecia y de vigilar el cumplimiento del programa de ajuste griego, que el comunicado difundido tras la reunión considera "apropiado para estabilizar la situación financiera y económica, así como para hacer frente a los retos estructurales de la economía griega de una manera decisiva".

Sin embargo, el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, avisó a las autoridades griegas de que deben estar preparadas para tomar "medidas adicionales" en caso de que fuera necesario para alcanzar los objetivos del programa, que ha sido negociado con la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional, y que será votado mañana en el Parlamento griego. "Hemos mostrado nuestra determinación de hacer lo que haga falta", contestó el ministro de Finanzas griego, Yorgos Papaconstantinou, quien recordó que el programa con el que su Gobierno pretende recuperar la confianza de los mercados incluye recortes de pensiones y reducciones salariales para los funcionarios.

Las "duras condiciones" a las que están sujetos los préstamos de la zona euro a Grecia, así como sus detalles, serán plasmados en un memorando de entendimiento que las autoridades griegas y la Comisión aprobarán "en los próximos días". Además, los jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro celebrarán una cumbre extraordinaria el día 7 en Bruselas para realizar un seguimiento de los procesos parlamentarios que varios países deben completar antes de dar luz verde a los préstamos al Estado griego. Los líderes aprovecharán la ocasión para debatir nuevas reglas para incrementar la coordinación de las políticas económicas en la Eurozona, tras la operación de ayuda financiera a Grecia, la primera en la historia del euro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios