El Tiempo Así se ve Sanlúcar a vista de dron tras la sorprendente granizada

Economía

Caos por los cambios en la tributación de los productos de plástico reciclado

Plásticos prensados para producir productos reciclados.

Plásticos prensados para producir productos reciclados. / M. G.

Una de las modificaciones que la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2023 ha causado con su entrada en vigor es la armonización de la normativa del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) a la normativa comunitaria en materia de supuestos de inversión del sujeto pasivo, que ahora extiende su aplicación a las entregas de desechos y desperdicios de plástico y de material textil. Esto es, se fijan las condiciones en las que la venta de plásticos para reciclar debe facturarse sin repercutir IVA.

La redacción de la Ley de Presupuestos, sin embargo, está generando una situación de caos en el sector a la hora de aplicarlo.

La ambigüedad del texto ha llevado a muchos proveedores de “desechos, desperdicios y recortes de plástico”, sin distinción entre cada tipo, a seguir facturando a los productores de productos fabricados a partir del plástico reciclado incluyendo el IVA en sus facturas.

“La sensación de caos es general”, señala un empresario del sector, “porque las empresas no quieren facturar sin IVA” por temor a que sus productos no sean beneficiarios de la inversión del sujeto pasivo y acaben siendo sancionadas por Hacienda.

Tanta es la confusión, según confirmó Óscar Hernández Basanta, director general de la Asociación Nacional de Recicladores de Plástico (Anarpla), que las consultas de asociados se multiplican desde primeros de año. “Pese a que explicamos a los proveedores que cuando nos venden los residuos o desechos de plásticos ya no debería tributar IVA, éstos se están negando”. También afecta, reconoce, a los propios asociados, que por ello no se atreven a vender sin IVA los productos fabricados a partir del plástico reciclado.

“Ante esta situación Anarpla ha planteado una consulta formal a la Agencia Tributaria para que aclare convenientemente cómo proceder y evitar tener que asumir pérdidas por no repercutir bien el IVA”, dijo Hernández, que espera que la Administración conteste lo antes posible para zanjar la confusión generada, aunque tiene tres meses de plazo para responder.

Precisamente este miércoles, la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER) celebró la inversión del sujeto pasivo extienda su aplicación a las entregas de desechos y desperdicios de plástico y de material textil, aunque sin mencionar el caos generado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios