Economía

Cajasur aporta 4,8 millones al resultado de Kutxabank

  • La entidad gana en su primer año de vida 84,6 millones, un 65% menos, tras destinar 585 millones de euros a dotaciones

El grupo Kutxabank logró en 2012, en su primer año de vida, un beneficio neto consolidado de 84,6 millones tras destinar 585 millones a dotaciones, lo que supone un descenso del 65,5% con respecto al beneficio logrado en 2011 por las entidades que integran el banco (Kutxa, Vital y BBK más Cajasur). El presidente de Kutxabank, Mario Fernández, presentó ayer en Bilbao los resultados de la entidad, a cuyo balance Cajasur contribuyó con una aportación positiva de 4,8 millones de euros, un 79% más que en el ejercicio precedente.

Fernández auguró que "dentro de poco" se hablará de la siguiente fase de la "reconversión" del sector y aseguró que en 2013 Kutxabank no tiene intención de hacer "ningún tipo de operación", pese a su consideración de que el grupo debería tener mayor tamaño. También indicó que el grupo se ve obligado, por la nueva regulación, a una reducción "drástica" de su cartera de participadas, aunque reiteró que la participación en Iberdrola -casi del 5 %- es "estratégica". Fernández calificó 2012 de "dramático" y lamentó que no haya expectativas de que la situación económica vaya a cambiar sustancialmente este año.

Respecto a la proyectada regulación que cambiará la configuración de las cajas en fundaciones y los requisitos exigidos en el caso de que la participación de éstas en un banco sea superior al 50 %, Fernández consideró que "esto tiene dos nombres: Caixa y BBK" y abogó por que este asunto se plantee con "el respeto adecuado a quienes no han gestionado mal la entidad financiera".

Kutxabank logró en 2012 un volumen de negocio de 114.694 millones de euros y un índice de morosidad -sin Cajasur- del 6,11 %, por debajo de la media del sector. Teniendo en cuenta a la caja cordobesa, el porcentaje de morosidad se elevó a 9,57 %. Kutxabank incrementó el pasado año el saneamiento de sus activos, que alcanzaron un total de 66.707 millones de euros. Sus ratios de solvencia se situaron por encima de las exigencias del Gobierno y de las autoridades europeas al situarse su Tier 1 en un 10,1% y su coeficiente de solvencia en un 10,8%.

El margen de explotación de la entidad alcanzó los 671 millones con un crecimiento del 6,6%. Con la rebaja de gastos aplicada en el ejercicio, el índice de eficiencia se situó en el 56,2%. Por su parte, la inversión crediticia neta de Kutxabank experimentó una caída del 6,1% hasta los 48.881 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios