Economía

Aciturri inicia un procedimiento de despido colectivo en algunas de sus sociedades

  • La firma aeronáutica negociará con los trabajadores un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) ante el descenso de la carga de trabajo del 45%

  • La fábrica de Alcalá de Guadaíra, afectada por un ERTE, se libra de este proceso, que en principio tampoco afecta a Alestis

Empleado de Aciturri en la fábrica de Sevilla Empleado de Aciturri en la fábrica de Sevilla

Empleado de Aciturri en la fábrica de Sevilla

Aciturri Aeronáutica ha solicitado formalmente a los representantes legales de los trabajadores de las sociedades Aciturri Aeroengines y Aciturri Aerostructures la constitución de las comisiones negociadoras de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), es decir, un procedimiento de despido colectivo, ante "un descenso de carga de trabajo del 45%", según informó a través de un comunicado. En la nota no se menciona el número de personas afectadas.

Este proceso se iniciará asimismo en las sociedades Aciturri Aeronáutica y Aciturri Engineering "en las próximas semanas". La compañía, que emplea a unos 3.000 trabajadores, distribuirá información detallada sobre el resultado de la negociación, cuando haya concluido el proceso.

La aplicación desde el inicio de la pandemia de estrictas medidas económicas y de regulación temporal de empleo han permitido a Aciturri "sortear las primeras dificultades", pero resultan "insuficientes para afrontar una crisis que se prolongará a medio plazo", ha justificado la compañía.

Por ello, la firma ha acordado la adopción de "medidas estructurales para adecuar las capacidades de la compañía a la demanda real del mercado, siempre con el propósito de garantizar la sostenibilidad de Aciturri y la continuidad del mayor número posible de empleos".

Aciturri Aerostructures cuenta actualmente con cuatro centros de trabajo ubicados en Berantevilla (Álava), Miranda de Ebro (Burgos), Boecillo (Valladolid) y Tres Cantos (Madrid). Los dos centros de trabajo de Aciturri Aeroengines están localizados en Miranda de Ebro (Burgos). La fábrica de Alcalá de Guadaíra, en Sevilla, forma parte del negocio de aeroestructuras pero tiene entidad jurídica propia (Aciturri Assembly) por lo que de momento parece librarse del ERE. Tampoco se menciona en el comunicado a Alestis, empresa con plantas en Cádiz y Sevilla recientemente comprada a Airbus y que lleva algún tiempo en dificultades.

Los principales clientes de Aciturri, tanto en el negocio de motor como de aeroestructura, han trasladado a la compañía planes de producción que recogen una severa reducción de la demanda, estimada en torno al 45%, que se mantendrá durante el último trimestre del año y los ejercicios 2021 y 2022.

La situación global de incertidumbre y contracción de la economía generada por la evolución de la pandemia, unida a las restricciones del tráfico aéreo y la drástica reducción de vuelos, confirman un lento proceso de recuperación de la industria aeronáutica.

Las previsiones de IATA (International Air Transport Association) estiman una reducción del 48% en el tráfico anual de pasajeros en 2020 con respecto al ejercicio anterior. Ante esta situación las compañías aéreas han reaccionado cancelando o aplazando pedidos a los grandes fabricantes de aviones y motores aeronáuticos.

Aciturri es una empresa familiar, fundada en 1977, dedicada al desarrollo y la fabricación de componentes aeronáuticos. Cuenta con dos líneas de negocio: Aciturri Aerostuctures, dedicada al diseño, fabricación y montaje de aerostructuras; y Aciturri Aeroengines, que fabrica componentes de motor.

La firma cuenta actualmente con más de 3.000 empleados y centros de trabajo en España (Andalucía, Castilla y León, Madrid, País Vasco y Asturias), así como Portugal y Brasil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios