coro

A toda máquina

El tipo. La tripulación de un dirigible. las coplas. Una avería interrumpe el viaje de este globo dirigible , pero tienen la suerte de caer en Cádiz, de la que tienen todo por conocer. El rumbo del coro de Alejandro Ariza se mantiene sin dirección, con muchos problemas tanto en el repertorio musical y de letras, muy plano y que no aporta nada nuevo para poder empezar a aspirar a subir un peldaño en el Concurso, como en el grupo, con constantes problemas de afinación, coordinación y vocalización, entre otros motivos por la disposición del grupo en escena, que es la clásica, pero no está equilibrada. Las dificultades se repiten desde la presentación, en la que dan el enfoque a un repertorio destinado al piropo, aunque su popurrí sí esconde una leve crítica. En los tangos, la música no engancha con una melodía anodina y que intenta romper con demasiados giros en su parte central, pero lo que hace es enrevesarla más. En el primero de ellos, retoman la simplona idea de los cuatro vientos , que les sirve para crear un nuevo coro, por lo que esperan -con remate cursi- que cada beso que mandan "el viento se lo lleve en forma de tango". No destaca tampoco la segunda letra a Enriqueta, una abuela de 80 años que mantiene a su familia con su pensión. Cuplés olvidables con ¡¡¡el negro del Whatsapp!!! -¿todavía quedan chistes sin hacer?- y un hombre que necesita un GPS para encontrar el punto G -un chiste ya repetido-. Un viaje a ninguna parte.

Puntuaciónes COAC 5 Puntuaciónes COAC 5

Puntuaciónes COAC 5 / Miguel Guillén

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios