El 50 aniversario de la inauguración del puente Carranza

El reflejo del puente Carranza en las coplas del Carnaval de Cádiz

  • Esta infraesctructura ha sido una fuente de las letras de la fiesta gaditana durante este medio siglo que acaba de cumplir

La chirigota 'Humedad y paciencia', de 1998, representó a unos pescadores en el puente Carranza. La chirigota 'Humedad y paciencia', de 1998, representó a unos pescadores en el puente Carranza.

La chirigota 'Humedad y paciencia', de 1998, representó a unos pescadores en el puente Carranza. / J.B.

El Carnaval de Cádiz siempre está presente en todo lo que sucede en la ciudad. Por ello, el puente José León de Carranza, que acaba de cumplir su 50 aniversario, ha sido uno de los elementos recurrentes en muchas coplas. Los lazos de unión entre Cádiz y Puerto Real, las denuncias sobre el estado de la capital gaditana, la afición a la pesca, el antiguo peaje o la construcción del segundo puente son asuntos que han aparecido durante este medio siglo, lo que ha permitido a los aficionados poder repasar una parte de la historia de la ciudad. 

'Los escarabajos trillizos' (1965)

La construcción de un puente que uniera Cádiz con Puerto Real era un sueño para los gaditanos en los años 60. Dos localidades tan cercanas, pero, a la vez, tan lejanas al tener que rodear la Bahía para poder desplazarse entre ellas. Este deseo lo expresó la comparsa 'Los escarabajos trillizos', los míticos 'Beatles de Cádiz' de Enrique Villegas, que dejó uno de los estribillos más míticos de la historia de la fiesta. "Vamos a tomar el sol a Puerto Real / el puente está listo y el puente estará / el puente está listo ya lo verá usted / cuando yo me pele, je, je, je, je, je". Aunque fuera segundo premio -el primero fue para 'Los hombres del mar', de Paco Alba-, sus coplas se pasearon por España e, incluso, dieron el salto a América.

'Los espadachines escarlatas' (1969)

Puerto Real siempre le cantó a Cádiz. Tan cercanas y tan hermanas, siempre hubo un "tango ribereño", tal y como lo denominaba el Quini, a su capital. El músico puertorrealeño Pedro Álvarez Hidalgo presentó en 1969 el coro 'Los espadachines escarlatas' en las por entonces denominadas Fiestas Típicas Gaditanas, siendo ésta la última de una serie de agrupaciones puertorrealeñas que arrancó en 1956 con 'Los alegres trovadores'. Unos meses antes de la inauguración del puente Carranza, en mayo de 1969, le dedicó un tango 'Los espadachines escarlatas' a lo que iba a suponer este viaducto para Cádiz y Puerto Real, y a la figura de José León de Carranza. 

'Los blanco y negro' (1970)

En 1970, el puente Carranza ya estaba abierto, lo que tuvo su reflejo en las coplas de aquellas Fiestas Típicas Gaditanas. Un ejemplo es este cuplé de la comparsa 'Los blanco y negro', de Pedro Romero y Paco Campos, una agrupación de la que quedó el mítico pasodoble de la caracola. En este caso, Romero le pone un poco de guasa al asunto al dejar caer lo que harán las parejas cuando vayan a Puerto Real. 

Vaya obra tan bonita

la que se ha hecho con nuestro puente

por allí aunque no se quiera

tendrá que pasar todas las gentes.

Sobre todo los noviazgos

que ya las nupcias tengan "hechá"

y den una vueltecita 

allá por Puerto Real

y vaya encargando el niño

que la cigüeña le traerá.

'El ballet de Enrique el Molondro' (1970)

Además de la inauguración del puente Carranza, las Fiestas Típicas Gaditanas de 1970 estuvieron protagonizadas por la muerte del por entonces alcalde José León de Carranza en mayo de 1969, pocos meses antes de la inauguración de este viaducto, siendo sustituido en el cargo por Jerónimo Almagro. Un ejemplo de esto es este pasodoble de la chirigota 'El ballet de Enrique el Molondro', con letra de Serafín García y música de Manuel Sánchez el Cala. En este homenaje recuerdan que "el puente se terminó porque luchó con garra fiera".

Hace cerca ya de un año

sobre poco más o menos

que un ilustre gaditano

nos dejó para irse al cielo.

Amaba tanto a su tierra

que por ella hasta lloraba

se empeñó en darle grandeza

y mucha belleza

a su Cádiz de su alma. 

Se llamaba Don León

y de verdad que un león era

el puente se terminó

porque luchó con garra fiera.

Ante nada se arredró

y consiguió grandes proezas

y por eso todo el gaditano

debe vanagloriarlo

desde aquí desde la tierra.

'Los amigos del tango'

Una de las curiosidades de la relación entre el mundo del Carnaval y el puente Carranza se produjo el mismo día de la inauguración. Como Cádiz no es capaz de separarse de su principal fiesta, las coplas carnavalescas también sonaron el día de su apertura. Esto se produjo gracias a la agrupación antológica coral 'Los amigos del tango', dirigida por Joaquín Fernández Garaboa el Quini. Este grupo recuperó tangos de finales del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX. En un libreto que se editó en 1970, la fotografía elegida para la portada fue la del puente Carranza abierto.

Portada del libreto de 'Los amigos del tango' Portada del libreto de 'Los amigos del tango'

Portada del libreto de 'Los amigos del tango'

'España y olé' (1976)

Lo que fue en la época un símbolo de modernidad, al poco tiempo se conviritó en un motivo de queja. El peaje del puente Carranza se vio como un problema que no venía a ayudar a la solución que suponía el puente Carranza para la movilidad entre Cádiz y Puerto Real. Así lo cantó en 1976 la comparsa 'España y olé', de Antonio Martín, que denunció en uno de sus pasodobles la subida del peaje, convirtiendo el puente en "cerrojo de la cárcel". En el remate, Martín tira de ironía al decir que no le extrañaría que también pusieran un peaje en el puente Zuazo.

'Los dedócratas' (1977)

El coro 'Los dedócratas' supuso en 1977 el resurgimiento de una modalidad que pasaba en aquel momento por un periodo de decadencia. Uno de sus tangos más recordados esel quie dedicó a todos los problemas que tenía Cádiz. Entre ellos, se encontraba el peaje del puente Carranza junto a otras dificultades de la época que aún se mantienen en la actualidad, como son la situación de los astilleros y del muelle de la ciudad. Asimismo, también se hace alusión a una visita que realizó el rey Juan Carlos I a la ciudad en la que prometió la supresión del citado peaje. Una promesa que este coro recuerda con ironía que no se ha cumplido. Una letra con cierto atrevimiento en plena transición entre la dictadura y la democracia. 

'Aires de mi tierra' (1979)

Puerto Real volvió a estar representada por un coro en el Gran Teatro Falla en el año 1979 tras una década de ausencia. En ese Concurso del Gran Teatro Falla surgió el coro que posteriormente pasaría a ser el de la peña 'Hay moros en la costa'. Este grupo nació de la mano de Vicente Lozano, Pedro Callealta y Antonio Garcia, consiguiendo el primer premio provincial. Ya en los años 80, fue uno de los baluartes de la modalidad. En su estreno con 'Aires de mi tierra', una de las letras más destacadas fue la que dedicó al peaje del puente Carranza, ese que tuvieron que pagar para poder cantar en Cádiz y que "nos humilla cada vez más". Así, al igual que hiciera 'Los dedócratas', recordó la promesa realizada por el rey Juan Carlos I de su eliminación.

'Del Puerto a Cai' (1982)

1982 fue el año de la liberalización del peaje del puente Carranza, lo que permitió unir un poco más a Cádiz con los pueblos situados al norte de la Bahía. En el Concurso de la unificación de las agrupaciones locales y provinciales, la comparsa de los Majaras participó con 'Del Puerto a Cai', un grupo al que rodeó una cierta polémica por no entrar en la final, lo que propició que al año siguiente no participara en el certamen de coplas gaditano. De este repertorio ha quedado para el recuerdo su estribillo: "Que el peaje suba o baje / a mí eso me importa un pito / si yo desde El Puerto a Cai, ¡qué caray! / Si yo desde El Puerto a Cai / vengo divino en mi Vaporcito". 

'Los cubatas' (1986)

Una de las imágenes que dejaba hace años el puente Carranza era la cantidad de pescadores que pasaban el día a cada uno de los lados de la carretera para echar unos lances e intentar que los peces picaran. Un retrato que mostró de una manera genial la chirigota 'Los cubatas', de los hermanos Rosado, Manolo Rocha, José Manuel Gómez y compañía. El relato de la caña de pescar que se queda enganchada en el guardabarros de un R-5 es uno de los cuplés más memorables tanto de esta chirigota como de esta modalidad en toda su historia. Aun así, se llevó el cajonazo más grande del Carnaval gaditano.

'Los buscavidas' (1997)

La rutina de ir a pescar al puente Carranza, ya fuera por ocio o por necesidad, estaba muy arragiada entre los gaditanos y los puertorrealeños hasta que esta práctica se prohibió al no poder cruzarse esta vía a pie. De hecho, más de un accidente por atropello se ha producido en esta carretera por descuido de los pescadores. Esto lo reflejó Antonio Martín en un pasodoble de la comparsa 'Los buscavidas', primer premio de 1997, en el que narra el miedo de una de las personas que se busca la vida con la pesca a poder ser atropellado en el puente. 

'Humedad y paciencia' (1998)

En 1998, la chirigota de Jaime Fernández de la Puente decidió que el puente Carranza no se merecía un pasodoble o un cuplé, sino un repertorio al completo con 'Humedad y paciencia', semifinalista en ese COAC. Las noches de pesca dan para sacarle mucha punta, tal y como se demuestra, especialmente, en su popurrí, en donde se narra todo lo que puede pasar a lo largo de un día en este viaducto. Incluso, en una de las cuartetas se llega a abrir. 

'Los enterraores del siglo XX' (2000)

El proyecto de la construcción de un segundo puente sobre la Bahía de Cádiz tardó décadas en ejecutarse desde que se comenzó a hablar de él, aunque empezó a coger cierto impulso a finales de los años 90. Un reflejo de ello es el cuplé de la chirigota 'Los enterraores del siglo XX', tercer premio del año 2000 con letra de Paco Cárdenas y Ramón Peñalver, y música de Manuel Sánchez Alba el Noly. En él, piden que se construya para que los trabajadores de Astilleros no quemen siempre el puente Carranza. Y es que el binomio Astilleros y puente Carranza se ha repetido mucho en el Concurso del Falla. 

'Vota PICHA' (2002)

Juan Carlos Aragón puso su poesía a disposición de la línea crítica contra la construcción del segundo puente. Lo hizo con la chirigota 'Vota PICHA' -primer accésit en el año 2002- a través de una historia de amor entre un payo de Puerto Real y una gitanita de Cádiz para desearles a los por entonces alcaldes de los dos municipios, Teófila Martínez y José Antonio Barroso, que los trabajadores de Astilleros quemen el nuevo puente. 

'La bella escondida' (2006)

En el año 2006 ya se veía mucho más cercano el inicio de las obras del segundo puente sobre la Bahía de Cádiz. Por ello, Luis Rivero le dedicó un pasodoble al puente Carranza con su comparsa 'La bella escondida', tercer premio en aquel Concurso del Falla. En él, cuenta lo que ha significado este viaducto para los gaditanos ante la modernidad por la construcción del Puente de la Constitución de 1812.   

'Los que curaron a los tres tristes tigres' (2007)

El puente José León de Carranza también ha hablado en primera persona en una letra de Carnaval. Lo hizo en un pasodoble de la chirigota 'Los que curaron a los tres tristes tigres', de José Manuel Sánchez Reyes y Juan Carlos Aragón, en el que advierte que los políticos solo quieren el segundo puente "para cortar la cinta y apuntarse el tanto" y espera que a través de él lleguen todas las cosas buenas que no han podido llegar por el Carranza.  

'El mejor coro del mundo' (2007)

El mismo recurso lo utilizó el coro 'El mejor coro del mundo', primer premio de 2007 con la autoría de Julio Pardo y Antonio Rivas, para mostrar en un tango los consejos del "puente viejo" al futuro puente de la Constitución de 1812. 

'Los enteraos' (2009)

Uno de los pasodobles más recordados de la chirigota 'Los enteraos' es el que Selu García Cossío dedicó a la pesca. Una verdadera obra de arte en la que quedó perfectamente retratado el personaje que representaron, a pesar de que solo se llevara el tercer premio en el año 2009. ¡El congrio tu hermana, ome! 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios