Comparsa

Ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos

En semifinales

Su destino les lleva hasta Punta Cana al conseguir el pase a las semifinales, un premio a un progreso evidente. Saben defender este logro con los pasodobles. Resalta el punto crítico de la historia de Juana en la primera letra, una niña que nació en los años 40 y sufrió el machismo al tener que dejar los estudios para cuidar de sus hermanos. Una vez que ya ha superado los 70 años, tiene que ayudar a sus hijos con su pensión. Una denuncia por la situación de los mayores, que han sido esclavos de sus padres y ahora los son de sus hijos. El segundo es un poco más corriente al decirle a la Unesco que el patrimonio del Carnaval son las coplas. Los cuplés les llevan al mamaero al usar un punto concursero en el primero dedicado a que siempre cierran sesión, pero les da igual cerrar en la final. No remontan con el segundo a un policía que se une a una fiesta gay.

Puntuaciones del COAC 2018 3 Puntuaciones del COAC 2018 3

Puntuaciones del COAC 2018 3

En cuartos

Las coplas. Nuestro futuro está en sus manos. Una vida celestial u otra ardiendo entre las llamas. El final del camino en el Concurso llega con el fallo del jurado: ¿el mamaero o Punta Cana? La propuesta queda mucho más clara en la presentación que en el popurrí, que acaba divagando un poco. Los pasodobles les llevan a Punta Cana con dos letras notables. Algo más resultón el primer pasodoble al resurgir de las rencillas entre Cádiz y Sevilla por culpa del fútbol. Palos a los dos lados por los insultos, que los cambian por los aplausos en Campana a la banda del Rosario de Cádiz al acompañar al Cristo de la Sed o el apoyo del público del Falla a la chirigota del Bizcocho. Por ello, recuerdan que ambas ciudades son almas gemelas. Más potente el segundo pasodoble al estado del hospital Puerta del Mar, utilizando con habilidad el 40 aniversario de su apertura para denunciar la falta de infraestructuras y personal, mientras que los trabajadores enmiendan una "gestión incompetente". Por ello, "la falta de interés y de vergüenza" de la Junta está dejando que se convierta en la puerta del infierno. No llegan al cielo con los cuplés, ambos de dos rombos. En el primero, ellos seguirían estudiando si les hubiera tocado una profesora a la que han metido presa por practicar sexo oral con los alumnos en fin de curso. Los dibujos animados copan el segundo, que no paran de verlos por culpa de sus hijos, por lo que la próxima "macoca" caerá con Dora, la exploradora.

Puntuaciones del COAC 2018 3 Puntuaciones del COAC 2018 3

Puntuaciones del COAC 2018 3

En preliminares

El tipo. Personajes que deciden quién va al infierno o al cielo. las coplas. Al mamaero o a Punta Cana. Ellos deciden nuestro destino cuando llegamos al final de nuestro camino. Sin embargo, los gaditanos no le tienen miedo al infierno porque para hacer Carnaval se meten allí. Al final, con su trabajo se dan cuenta de que ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos. Romero mantiene inalterable su estilo con la llegada de Nono Galán a la autoría de la letra. Una unión que mejora un poco las prestaciones de hace un año. Destaca de todo el repertorio la letra del primer pasodoble, que se convierte en un piropo a los balcones de las casas de Cádiz y se transforma en una crítica a las personas que han colgado la bandera de España. Balcones en donde cuelgan las serpentinas, se cantan saetas y presiden las cañas de pescar. Por ser gaditanos, la bandera que debe lucir es el pendón de Cádiz. En la segunda letra, realizan una crítica al 150 aniversario de Diario de Cádiz y el cierre de su imprenta. Están simpáticos los cuplés, destacando el segundo a los relojes inteligentes, que dan 500 datos pero no la hora. Más concursero el primero a la coincidencia de volver a cantar el último día con Faly Mosquera. Los malos no somos tan malos...

Puntuaciones del COAC 2018 3 Puntuaciones del COAC 2018 3

Puntuaciones del COAC 2018 3

La previa

Una de las novedades más atractivas en la modalidad de comparsas es la unión de Iván Romero y Nono Galán, autores respectivamente de '¡Qué corgaera!' y 'Los girasoles' en 2017. Juntos esperan superar la barrera de los cuartos, que se les ha resistido por separado en las últimas ediciones del certamen de coplas. 

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios