Chirigota del Cascana

Chirigota Un pasito a la izquierda y un pasito a la derecha

Chirigota Un pasito a la izquierda y un pasito a la derecha

Comentarios 0

La chirigota de dirige Juan Luis Soto el Cascana regresó el pasado año a la final del COAC 15 años después de hacerlo con 'Los quince en la piera'. Con un estilo irreverente y desvergonzado, es una de las chirigotas que siempre asegura un buen rato. En este 2019, renueva por completo su plantilla de autores, haciéndose cargo de la letra Marco Romero de la Cruz -que regresa a la fiesta tras las disolución de la Chirigota del Barrio-, mientras que la música la compone José María Barranco el Lacio, lo que asegurará un punto viñero en las melodías. En el recuerdo estará Fernando Orgambides el Baguetina, que figura como autor de la letra.

Actuación en semifinales

Políticos con afición carnavalera. Golpes a diestro y siniestro para que nadie se quede a salvo, que es lo que debe pasar en Carnaval. La chirigota del Cascana va a menos en su tercera actuación en el Concurso del Falla tanto por su repertorio como por la interpretación del grupo, que tiene algunos problemas con las nuevas letras. Aun así, el punto de locura que le meten a su actuación hace que siga brillando el popurrí por la cantidad de pamplinas que tiene. Las dificultades del conjunto se notan especialmente en el primer pasodoble, que saldan con corrección pero poco más, al dividirse la chirigota en dos bandos políticos para echarse en cara unos a otros lo que hacen con su actividad política. Actitudes por las que les espetan que cómo tienen la vergüenza de pedir la unidad de España al no cundir ellos con el ejemplo. Más reseñable, pero sólo un poquito más, la segunda copla al meter los nombres y las historias de "currantes y parados" del barrio de La Viña. Afirman que ellos son sus diputados y no los que están sentados en sus escaños en el Congreso. La frescura de los cuplés también hace mella en la interpretación. Dos letras regulares y metacarnavaleras, por lo que bajan varios enteros en comparación con otros pases. Por la corta duración de la última función de semifinales, utilizan en el remate el concepto de la chirigota 'Si yo dijera lo que pienso' para decir que Juan Carlos Aragón le mandaría un nabo al Patronato. Cierran la tanda con una visita de Chabelita a Cádiz. Unen varios chistes sobre el tamaño de su boca para asegurar que fue ella quien se comió a la comparsa y la chirigota que deberían cantar en esta función. Voto en blanco.

El veredicto del Diario del Carnaval

Hasta aquí hemos llegado Hasta aquí hemos llegado

Hasta aquí hemos llegado

Actuación en cuartos

  • el tipo. Políticos de izquierda y de derecha.
  • las coplas. Santiago Abascal se prepara para rememorar el golpe de Estado por ser 23 de febrero, aunque su caballo es el del Bizcocho lavado en agua caliente. Ácidos hasta el extremo, con muchísimo pamplineo en su popurrí y la poca vergüenza de la que siempre hacen gala -y que no debe faltar-, la chirigota que lidera el Cascana mantiene el nivel de su primera actuación. No se cortan ni un pelo cuando se tienen que poner críticos, aunque las letras de los pasodobles se encuentran un escalón por debajo del resto del repertorio. Vuelve a salir en el primero el problema que tienen los carnavaleros con Hacienda y la Inspección de Trabajo. Por ello, piden que vayan a visitar "al empresario negrero" si su objetivo es formalizar el Carnaval, aunque advierten con razón que en esta fiesta en un año se puede ganar "dos duros", pero al siguiente puede costar el dinero. Se meten en la arena política en el segundo de una manera algo simplona al lamentar que el pueblo está hipnotizado con el fútbol y Telecinco. Un argumento que usan para explicar los resultados de las elecciones andaluzas por la abstención, por lo que nos dicen que nos atengamos a las consecuencias. Muy bestia y gracioso el primer cuplé a Paco el Pellejo, que cobró su parte y media en su último bolo. Desperdician el segundo cuplé al hacerle un calvo con muy poco estilo a Canal Sur por el asunto de la cantera.

Chirigota Un pasito a la izquierda y un pasito a la derecha

El veredicto del Diario del Carnaval

Puntuaciones COAC | Buena Puntuaciones COAC | Buena

Puntuaciones COAC | Buena

Actuación en preliminares

  • el tipo: Políticos de izquierda y de derecha.
  • las coplas: Los políticos de derechas intentan asaltar el chalet de Pablo Iglesias. Llegan hasta allí porque el que vigila es Oriol Junqueras. Siempre irreverente y con la poca vergüenza por delante, la chirigota del Cascana reparte a todos lados con una idea que se presta mucho a su forma de entender la chirigota, sobre todo en una presentación que ya deja varios golpes. Willy está pletórico de Echenique ya que, incluso, le han puesto un carril bici. Un pase desigual al destacar más las partes fijas que las que cambian en cada pase, aunque con esto al final no cuenta al no arrastrar la preliminar. Se nota la mano del Lacio en el pasodoble. En el primero, cumplen con el trámite de dar las gracias por el año que han vivido con su anterior chirigota. El segundo sube el nivel al acordarse de Fernando Orgambides el Baguetina. De los cuplés, brilla algo más el primero, en el que Lola le dice a Willy -su pareja- que va a votar lo que ella le diga ya que es quien mete su voto en la urna. En el segundo, más corrientito, dos rumanos se llevan su cuñado porque no para de comer lentejas. En el popurrí se desatan al enganchar un golpe tras otro, algunos muy ocurrentes y otros más previsibles, pero el resultado general es notable, sobre todo con cuartetas como la del balcón con la bandera de España comparado con otro que es un trastero. ¿A quién voto?

Chirigota Un pasito a la izquierda y un pasito a la derecha

El veredicto del Diario del Carnaval

Puntuaciones COAC | Buena Puntuaciones COAC | Buena

Puntuaciones COAC | Buena

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios