Comparsa

Los campaneros

En semifinales

Las campanas llaman a la ciudad a despertarse. Repican para reclamar un puesto en la final. Sin embargo, sigue luciendo mucho más la interpretación que el desarrollo de las letras. Kike Remolino ofrece otra de sus letras sentimentales en el primer pasodoble -con la corrección típica de estas piezas- al contar la historia cotidiana de una mujer que deja por la mañana a su princesa con la abuela para que la lleve al colegio porque se tiene que ir a trabajar. Una niña que puede estar tranquila porque no puede ir con nadie mejor que con ella. Mucho mejor el mensaje que los excesos en el desarrollo -con algunos versos demasiado rebuscados y brutos- para denunciar la lacra de la prostitución y decirle a los hombres que acuden a ella que no se merecen serlo, ya que son "socios capitalistas de la trata de blancas". Las campanas desafinan en el primer cuplé a los cuatro Iphone X que Teófila ha estropeado por el reconocimiento facial, pero atinan con el segundo a los 20 años de 'Los piratas', una comparsa en la que "el cojo ya anda perfectamente". 

Puntuaciones del COAC 2018 2 Puntuaciones del COAC 2018 2

Puntuaciones del COAC 2018 2

En cuartos

Las coplas. Las campanas repican con gran potencia. Un montaje de campanillas. Un campanario espectacular desde donde se puede divisar toda la ciudad para despertarla. La comparsa de Kike Remolino cierra otro buen pase en el que vuelve a sobresalir el apartado visual, la potencia de la presentación y la musicalidad, que se sitúan por encima de las letras en este pase. Destacan más la originalidad temática que el desarrollo de los dos pasodobles. Una historia de un edificio protagoniza la primera letra, en la que una vecina sube a pedirle disculpas a otra por el ruido que hacen sus tres hijos en casa. La mayor tiene la radio a todo volumen y las amigas van a buscarla, el mediano se pasa el día en el cuarto jugando a la PlayStation y se cree que está en un estadio, y el pequeño no para de jugar con el balón, por lo que los desconchones se caen de la pared. Sin embargo, la vecina le dice que se vuelva para su casa con sus tres fieras ya que ese ruido es música para sus oídos porque vive sola y sus hijos solo van a su casa de visita. La segunda letra se convierte en una defensa -acertada y nunca vista en el Concurso- al acto de darle el pecho a un bebé en público a partir del relato de una mujer que cuenta lo que siente y lo que le dicen cuando tiene que hacerlo. Miradas que se clavan, lenguas viperinas y mentes retorcidas frente a una acción que es la señal más grande de cariño. Encajan bien el doble remate en los dos cuplés con los tripis que hay que tomarse para ver los mismos dragones y brujos que se ven en Juego de tronos y los que se toma uno al decir que el Cádiz fichará a Messi para ganar la Champions y a Cristiano Ronaldo para ponerlo de portero con la vestimenta de Arconada. Introducen en el popurrí con acierto un homenaje a Antonio Guerrero el Piojo. Las campanas suenan a gloria.

Puntuaciones del COAC 2018 2 Puntuaciones del COAC 2018 2

Puntuaciones del COAC 2018 2

En preliminares

El tipo. Campaneros. las coplas. Suenan las campanas para anunciar que llega un nuevo día y despertar a una ciudad que está dormida. La vida no está compuesta sólo por sueños, por lo que hay que levantarse y agarrarse a la vida. Kike Remolino regresa a la modalidad de comparsas con una propuesta muy atractiva visualmente -puede ser el montaje más espectacular del presente Concurso al montar en escena un campanario- potente en lo musical y en lo interpretativo, estando las letras un escalón por debajo. Sobresale una enérgica presentación en la que ven la ciudad desde su campanario. También reluce el estilo alegre de la música del pasodoble, tanto en el tramo inicial como a partir del trío. En la primera copla, que sirve de presentación para conocer la música, Kike le devuelve a la ciudad todo lo que le brinda en forma de una nueva comparsa. Mantiene el nivel la segunda copla, en la que el Gran Teatro Falla le habla al Liceo de Barcelona para orientarle sobre lo que se va a encontrar cuando el Carnaval vuelva a repetir en su escenario. Un festival del que disfrutan los que se fueron un día a Cataluña a trabajar y en el que las coplas significan un abrazo de la patria Andalucía. La tanda de cuplés sobresale del nivel medio del resto de comparsas e, incluso, de muchas chirigotas. Sobre todo, destaca el toquecito del primero a cómo suenan las campanas en cada barrio, por lo que en Muñoz Arenillas tienen que tocar los palillos. En el segundo, algo más corrientito, Tato no ha estado "más apto" en su vida. Resaltan más en el popurrí el sonido de las campanas según dónde miren y el homenaje a Manolo Cornejo. Repican con fuerza.

Puntuaciones del COAC 2018 2 Puntuaciones del COAC 2018 2

Puntuaciones del COAC 2018 2

La previa

Kike Remolino regresa por sorpresa a la modalidad de comparsa de la mano de un grupo formado por experimentados carnavaleros, entre ellos voces tan reconocidas de la fiesta como Paco Pellejo, el onubense Álex Rodríguez o José de Chiclana. La última experiencia del autor en la modalidad fue en 2016 con 'Los camellos', cuarto premio. 

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios