Diario del Carnaval

Javi García, 'el Ojo': "El concurso de chirigotas siempre está abierto, siempre hay sorpresas"

  • La chirigota del barrio es la única finalista superviviente de la modalidad en 2020, cuando lograron su primera vez en la gran noche

  • "Este año ha sido el que mas ha costado meterse cinco días en el local"

Javi García 'el Ojo', en la hemeroteca de 'Diario de Cádiz' durante la entrevista.

Javi García 'el Ojo', en la hemeroteca de 'Diario de Cádiz' durante la entrevista. / Jesús Marín

La chirigota del Barrio regresa al concurso después de haber alcanzado en el último Carnaval, en 2020, su primera final. Con casi el grupo al completo de esos 'Geni de Cadi' (dos bajas y la incorporación de Añoño, bombo del Canijo), quizás la mayor novedad esté en la música del pasodoble, obra de Tino Tovar. Con marca clara de la casa, la autoría de Marco Romero y Javier García Rodríguez 'el Ojo' y la dirección de Juan Antonio Canet; los chirigoteros con cuartel general en la Peña Paco Alba llegan con 'Los Paco Alga'. Hablamos con Javi García antes del estreno.

-Sois los únicos finalistas supervivientes de 2020 en la modalidad. Ni Vera, ni Selu ni Puerto Real, ¿más presión o mejor, con menos rivales a priori?

-Bueno, esto es más que si quedas bien no te lo van a valorar mucho, creo yo, y si quedas mal, te van a decir: ¡claro si no había nadie! Es un poco trampa (ríe). Lo bueno que tiene es que quizás no hay ninguna que digas que va estar seguro en la final, está muy abierto, aunque en chirigota siempre lo está, siempre hay una sorpresa. Fíjate que en 2020 entramos nosotros y entró Puerto Real, pues este año a lo mejor hay una final inédita, ¿quién sabe? Pero no vamos con la presión de tener que estar porque somos los únicos, sería una locura, me niego. Lo de la final se nota un poquito que no es lo mismo quizás más por el tema mediático que por el premio de hace dos años, pero vamos que tú abres las redes sociales y tampoco creo que la gente esté esperando a ‘Los Paco Alga’ a ver lo que hacen, entonces por ahí estoy tranquilo.

-Se podría decir que llegó la pandemia en vuestro mejor momento como chirigota del Barrio, con vuestra primera final.

-Sí, llegó en el momento más dulce, pero bueno si no es que no somos nosotros, siempre nos pasan cosas. Llegamos a la final y, pum, se acaba el Carnaval durante dos años. También hemos estado dos años tranquilos sin tener que refrendar nada y así se olvida la gente un poquito y no nos exige mucho (ríe).

-Y para dejar atrás ese último Carnaval, ¿ya era hora que os tocara estar en la gran noche?

-Supongo que habrá sido cuando se han alineado los astros. Que hay mejores chirigotas nuestras, puede ser; que se daban todos los condicionantes, pues a lo mejor no. Son muchas cosas, el día, como esté el concurso, que a la gente le entre la idea por los ojos, el grupo que entre también por los ojos,.... Yo te puedo decir que estoy muy orgulloso de ‘Los tragedias’ o de otra, pero no cuajó y aquí hay que cuajar. Al final si no cuajamos, por algo era. Así que, bueno, quizás nos lo hubiéramos merecido antes pero lo importante es que ha llegado.

-Dúo Marco Romero-Javi Ojo, Javi Ojo-Marco Romero, ya son años juntos -desde 2013 en la autoría conjunta-, ¿cómo se reparten los papeles en la chirigota del barrio?

-Nosotros hacemos siempre lo mismo. Para escribir presentación y popurrí quedamos en mi casa, con el ordenador, pero pasodoble y cuplés cada uno hace los suyos, se lo manda al otro, lo vamos retocando o mejorando, o no, porque está bien y con eso nos aviamos. Y también tiramos mucho del grupo. No es que escriban nada pero tenemos una idea o un cuplé  o una cuarteta clara pero nos falta el punch final y la llevas al ensayo y se le ocurre al Bocu o al Torrejón el remate y ya cae, eso es así y además que es necesario.

-Y este año música de pasodoble de Tino Tovar, ¿cómo ha sido la experiencia?

-Muy contentos. No tardó todo lo que parecía que iba a tardar, no nos hizo un Tino, hizo un ‘tinito’ sólo, y es muy bonita. Luego él ha ido al ensayo, y muy bien. Eso es lo que queríamos nosotros experimentar, el convivir con él, conocerlo. Además él está muy entregado, desde el primer día que hablamos con él estaba super ilusionado, se le notaba. Vino a la peña y echamos la noche con él. Supongo que él está acostumbrado a otras vivencias y a ver otra cosa diferente, se fue muy contento porque vio otro tipo de ensayo, que no es ni mejor ni peor, sino que él es Tino Tovar y compite encima del todo.

-A los 'Paco Alga' lo hemos visto en los croquis que habéis recuperado para los escaparates pero, ¿nos puede adelantar algo más?

-Sí, pusimos el boceto del tipo en la calle Pelota y el Colchonería Romero. Paco Alba sólo hay uno, así que Paco Alga... Te podía da nombres a los que nos hemos inspirado, pero mejor no jaja. Es un tipo muy carnavalesco, nos gustaba tanto que los íbamos a sacar fuera cuando fuera, y a lo mejor este año pegaba mucho porque me espero un Carnaval muy de ‘por ti, ‘aquí estoy’, cómo nos va quitar una pandemia del medio,...

-¿Espera un concurso más localista? ¿más puro?

-Puede ser que lo sea, pero no por este años sino que considero que es la dinámica que ha cogido el concurso en los últimos años, que hemos un poquito recapacitado y hemos vuelto a escribir más cosas nuestras. Pero también hay más temas que preocupan a la gente, ya sean nacionales o internacionales a los que se le va a seguir cantando.

-¿Ha costado mucho sacar adelante los ensayos?

-Ha dado mucha pereza. Nosotros con 'Los genis' ensayábamos dos días en semana, tres, y aquí hemos tenido que empezar con los cinco días. Hemos parado para la semana de Carnaval, la Semana Santa, que a nosotros también nos gusta mucho, a mí el primero; y hemos tenido que parar para ensayar antología porque en carnavales estuvimos cantando. Creo que este año es el que más me ha costado meterme todos los días en el local. También por la incertidumbre, porque los foros se reunieron para mí muy tarde, y nosotros somos dejados ya por sí, imagina sin saber. Hemos hecho la chirigota prácticamente sobre la marcha de los ensayos, así estoy que he llegado más tarde en la entrevista porque me he quedado dormido en el sofá de mi abuela.

-Pero vosotros hubierais salido en febrero, en mayo o en septiembre, ¿no?

-Nos daba igual mientras que hubiera calle, en la sucesión lógica que tiene. Si es cierto que ahora vemos que en febrero se podía haber hecho en la calle solo, pero el concurso es una cosa que también es imprescindible para el Carnaval. E ir al falla dos días y después sin calle no nos compensa, porque cantamos menos...

-Probó como autor por otros sitios, con éxitos con Kike Remolino o participando en la última chirigota del grupo de Love, pero ¿siente que este es su sitio?

-Yo aquí estoy a gusto, de hecho salgo porque voy al ensayo y me río. Es donde más tranquilo estoy, no tengo problemas con nadie, creo que nunca lo he tenido, estoy a gusto y voy a ensayar, que lo odio, por verlos a ellos y reírme. El Carnaval es muy sacrificado, hay que ser muy fiebre. Pero es que el otro día fuimos a mirar una cosa en el falla y ya me puse ya malo. Con los ensayos digo: me iría ahora a tomarme unos caracoles y un tinto de verano, pero tenemos esa condena los de aquí.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios