Fran Quintana| Autor de la comparsa 'Los pacientes'

"Mi vicio son las cañaíllas, cada vez que puedo voy a por medio kilo"

  • Fran Quintana es autor de comparsas buena parte del año y psicólogo el año entero. Y éstas son algunas de sus aficiones y pasiones, más allá del Carnaval.

Fran Quintana ha elegido una foto con su familia porque "es mi vida". Fran Quintana ha elegido una foto con su familia porque "es mi vida".

Fran Quintana ha elegido una foto con su familia porque "es mi vida".

–¿Qué manual no puede faltar en la consulta de un buen psicólogo?

–¿Esta pregunta es seria? (ríe) Pues cualquier libro que hable de la teoría del apego porque es la base de todas las construcciones emocionales de una persona.

–¿Y qué libro tiene entre manos?

–Pues me gusta manejar uno de psicoterapia y una novela o algo de Carnaval. Ahora he apartado un poco Ana Karenina, de León Tolstói, para leerme ‘Sapiens’, de Yuval Noah Harari, que es un libro sobre la historia de la humanidad narrada por una mente privilegiada. El siguiente que me lea será el libro del Chapa, ‘Aguaviento’.

–¿Qué serie recomienda al lector?

–No veo muchas, pero la que me ha impactado y sigue gustando es ‘Breaking bad’ y también ‘A dos metros bajo tierra’. Ahora me estoy tragando todas las películas de Marvel con los niños.

–¿Qué tipo de música escucha? (que no sea Carnaval, por favor)

–Muchísima, desde siempre, e intento que sea lo más variada posible. Silvio Rodríguez y Ruibal son fijos, aparte Freddie Mercury y Queen, y otras músicas más raras tipo folk, de la que últimamente escucho Falktriqueira. También sigo diariamente los programas de Radio 3, Cuando los elefantes sueñan con la música, de música brasileira.

–¿Algún vicio que pueda confesar?

–Pues me gustan mucho las cañaíllas, ese es mi vicio, cada vez que puedo voy a por medio kilo.

–¿A qué rincón de Cádiz acude cada vez que puede?

–A la playa Victoria.

–Y de más allá de Cortadura... ¿Qué le gusta?

–Pues cuando surge me gusta ir a El bosque.

–Una asignatura pendiente...

–Muchísimas. Por ejemplo ir a París con mi mujer, Gema, que además vamos a ir en octubre porque nos lo han puesto los Reyes Magos. Era un sueño que teníamos que por fin vamos a cumplir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios