Carnaval de Cádiz 2023

Comparsa 'Los esclavos'

Comparsa 'Los esclavos'

Cuerdas que te atan como un esclavo. Hilos que te manejan y de los que uno no se puede soltar para tener libertad. La comparsa del Chapa y Raúl Cabrera cierra su participación en el Concurso del Falla con una actuación elegante tanto en las formas como en el mensaje, acorde con el giro temático que dio en semifinales y que sirve para cerrar el círculo de un recorrido de altura. Poesía y costumbrismo se unen en los pasodobles. Solo una pluma del nivel de la de García Argüez es capaz de escribirle con suma sensibilidad a un amor de casapuerta en pleno Carnaval. Un lugar en donde “los cuerpos hablaron”. Una relación con una mujer “más bonita que una guitarra sin dueño”, de la que “no sé su nombre y ni sé si fue verdad o un sueño”. Por ello, y ante la tristeza de un febrero que se acabó y una pasión que fue de “contrabando”, su corazón la sigue esperando por Carnaval. A pesar de sus males, el Noly no puede faltar en una Gran Final, por lo que no hay mejor forma de honrarle que con su propia música chirigotera. Una melodía sencilla y salida de la guitarra y los nudillos más gaditanos con la que García Argüez reconoce que “mi alma está echando de menos los eternos compases de tus musiquillas”, por lo que brinda “por los viejos tiempos” y le agradece el regalo en forma de pasodoble para que en la final suene “el Noly cantando a su pueblo”. En esta ocasión, los cuplés brillan algo menos que en los anteriores pases, siendo mejor el segundo al pregón de Quiñones, que por su fama acabará sacando al que lleva el megáfono en Ecce Mater Tua. Un poco más flojo el primero a todas las clases a las que un padre apunta a un niño, por lo que no sabe dónde meterse cuando lo ve por el coñazo que le da.

Semifinales

Comparsa 'Los esclavos'

Un gran titiritero en el Falla sabe manejar los hilos para, en el momento de la verdad, dar un pase excelso. Si una palabra define la tercera actuación de la comparsa del Chapa y Raúl Cabrera, esa es elegancia. Una elegancia musical, interpretativa y literaria que atrapa en una actuación muy redonda, pasando del punto crítico de las coplas fijas a la belleza de los pasodobles. Con todo en juego, ponen el listón más alto con las dos letras. En la primera, hacen una magistral comparación de las diferentes jornadas de la Semana Santa con las del Carnaval, partiendo de un Viernes de Dolores para los que pierden y siguiendo con una entrada triunfal del tango el Domingo de Ramos o un miércoles de saetas ilegales, por lo que para ellos, y tras la vuelta de la fiesta a febrero, “mi Semana Santa son los Carnavales”. García Argüez da una buena muestra de sensibilidad en la segunda copla al definir el amor a partir de la historia de dos personas a las que se les ha roto y se encuentran, por lo que vuelve a brotar para dejar como moraleja que hay que huir “cuando sientas que el amor te está matando”, ya que “en algún sitio otro amor te está buscando”. Incluso, en este pase marcan distancias en los cuplés, ambos de buena factura. Un ucraniano que come mucho tras traérselo como refugiado protagoniza el primero, por lo que se piensan que era mejor traer a un ruso. Explotan con el segundo a todas las formas gaditanas de llamar al “chocho”, por lo que es normal que en Cádiz se celebre el Congreso de la Lengua.

A la final A la final

A la final

Cuartos de final

Comparsa 'Los esclavos'

el tipo. Títeres esclavos. las coplas. Cuerdas que te atan al teatro del mundo, que en Carnaval es el Gran Teatro Falla. La comparsa de Miguel Ángel García Argüez y Raúl Cabrera se dispara en el Concurso con un pase sin mácula. Si la propuesta ya era potente en desarrollo, música e interpretación, las letras de la verdadera competición la elevan a las alturas. Dos pasodobles potentes para marcar distancias. La maestría de la pluma del Chapa aparece en la primera de las letras al combinar con maestría la poesía con la crítica a la turistificación que está sufriendo Cádiz a partir de la vida de una casa y la convivencia de la vecindad. Recuerdos de una vida que ya se perdieron con la llegada de los turistas, que “han echado al vecino” y “está matando el corazón de la Tacita”. Más dura, pero igual de rotunda, es la segunda copla a la reapertura del debate sobre la Ley del Aborto. Ante los postulados en su contra, defienden que el derecho a la vida está en la concesión de ayudas a las familias, los sueldos, los precios, la vivienda o la conciliación, por lo que la imposición de la moral solo pretende volver a hacer “esclavas” a las mujeres. Manejan con cierta soltura los hilos de los cuplés. El primero, algo corriente, cambian las lubinas por un cuarto de mortadela a causa de la inflación. Se vienen arriba con el bastinazo del segundo a la discusión entre jueces sobre dónde emana la soberanía nacional, lo que rima un juez de Chiclana con “el coño tu hermana”. Esclavos ante una actuación redonda.

Muy buena. Muy buena.

Muy buena.

Actuación en preliminares

Actuación en preliminares

el tipo. Títeres esclavos. las coplas. Hay huellas que son tan profundas que es muy complicado separarse de ellas por el recuerdo que evocan. En Carnaval, en el que los referentes están muy presentes, esta es una empresa difícil para los autores. Sin embargo, la comparsa del Chapa y Raúl Cabrera rompe por completo con su pasado para traer nuevos aires que la meten en la pelea por todo en la modalidad. Y lo hace con un estilo que, con las bases ya establecidas por el grupo, suena muy diferente y un repertorio muy brillante y sin desperdicio con una gran carga de profundidad y un mensaje claro. La actuación atrapa desde la presentación, que ya deja clara la intencionalidad al presentar a unos esclavos dentro del gran teatro del mundo, por lo que descubren las mentiras que nos atan para romper las cadenas. Esta nueva línea se mantiene en el pasodoble, que se deshace del esquema anterior y tiene un recorrido suave y sin estridencias para adquirir fuerza en su final. Resalta la enorme belleza del primer pasodoble de piropo a Cádiz a través de las ciudades que han visto, por lo que se quedan aquí por brindar “la libertad para cantar como esclavo”. No se queda atrás la defensa en el segundo del Carnaval como Patrimonio de la Humanidad frente a los propios gaditanos que dicen que las coplas son “chabacanas”. Cuplés por encima de la media. Abren la tanda con los robos de la figura de Jesús de los belenes, por lo que llevan a su hijo de 30 años a uno viviente para que se lo lleven de su casa. En el segundo, un gaditano dice que el pestazo de la reina Isabel por llevar nueve días de funeral es porque ha saltado el levante. El análisis social del popurrí, entre los hilos que nos atan, las manos de la izquierda y la derecha o la infancia prisionera; da un enorme broche a una actuación que no se descuelga.

Muy buena. Muy buena.

Muy buena.

La previa

La comparsa 'Los renacidos' supuso el pasado mes de mayo la vuelta al Concurso del Falla del antiguo grupo de Juan Carlos Aragón, dirigido por su inseparable Javi Bohórquez. Tras dos años sin participar (uno por el fallecimiento de su autor y otro a causa de la pandemia), obtuvo el tercer premio en la pasada edición del COAC. 

En la autoría, se mantienen Miguel Ángel García Argüez el Chapa y Raúl Cabrera. Jugando con las bases de donde venía este grupo, totalmente reconocible, ambos dotaron al repertorio de su estilo propio tanto en lo literario -en lo que Chapa desarrolló con libertad su forma de escribir- como en lo musical -lo que se pudo comprobar especialmente en el popurrí-. 

Y tras el resurgimiento como Ave Fénix, en el 2023 llegan al certamen de coplas como 'Los esclavos'. El grupo presenta pocos cambios de cara al próximo. Así, como novedades llegan Antonio Guerrero el Piojo (procedente de la comparsa 'La brigada') y José Carlos García Carlitos (que ya formó parte del grupo de Juan Carlos Aragón como caja en comparsas como 'Araka la kana', 'La banda del Capitán Veneno', 'Las noches de bohemia' o 'La sereníssima', entre otras). Sustituyen a Jesús Rueda Cateto (que se marcha a la comparsa de Antonio Martínez Ares, que se llamará 'La ciudad invisible') y Yeyo. 

Sin duda, 'Los esclavos' será uno de los alicientes del Concurso del Falla de 2023, más si cabe tras el rodaje que ha supuesto 'Los renacidos' y tras quedar a un lado el apartado emocional que supuso el regreso de este grupo a las tablas, tal y como se pudo comprobar especialmente en su primera actuación del pasado COAC. Una comparsa que parte en el grupo de las favoritas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios