Cartagena | cádiz · la crónica

Un título que ya se acaricia

  • Impresionante Dani realiza un gran partido entre los palos, siendo fundamental para el triunfo con sus intervenciones Tranquilidad El conjunto amarillo sabe vivir de las rentas tras el descanso con un juego sosegado y sin sobresaltos

El Cádiz está a un paso de ser el primer campeón de Segunda División B y de poder celebrarlo ante los suyos, en lo que sería la guinda a una temporada fantástica. El equipo gaditano se impuso al Cartagena pese a presentar un equipo con la presencia de jugadores no habituales, además mantuvo el orgullo y la profesionalidad en un partido que se prestaba a dejarse llevar.

Dos goles de Rubiato, un jugador con el gol en la sangre, sentenciaron un encuentro en el que el equipo gaditano supo aguantar en inferioridad durante los últimos veinte minutos del partido.

El partido resultó entretenido, pese a que tenía una difícil lectura, al ser más una fiesta que un envite con algo en juego y hubo un guión distinto, con una clara vocación ofensiva y ganas de divertir a los aficionados. El Cádiz, con una alineación casi inédita plagada de jugadores no habituales, con David García ejerciendo finalmente de lateral izquierdo, se desenvolvió con solvencia y postulando una imagen creíble y con involucración desde el primer momento.

No tardó el Cádiz en mostrar su instinto ofensivo y a los ocho minutos Rubiato puso de manifiesto su capacidad goleadora al rematar un centro de Caballero. Lo intentaba el Cartagena, pero estuvo falto de acierto. Y cuando logró superar a la defensa gaditana, se encontró con un sobresaliente Dani.

En la segunda oportunidad en la que el Cádiz se acercó a la portería local, de nuevo Rubiato, que ganó la espalda a la defensa, lograba el segundo tanto de los de Javi Gracia. Fue un cien por cien de efectividad, una pegada sobresaliente que permitía encarrilar el encuentro ante la incredulidad de un rival que acusó el golpe y tuvo un fútbol aún más espeso.

Tampoco tuvo suerte el Cartagena, lo que quedó reflejado en una oportunidad clamorosa en la que Dani tuvo mucho que ver para que el Cartagena no marcara, con un disparo de Nano que repele Dani en primera instancia; el balón toca el larguero y el rechace llega a Mena, pero de nuevo despeja Dani y el balón golpeó otra vez en el travesaño, en el colmo del infortunio. Todas las ocasiones hasta el final de la primera parte fueron para el Cartagena, que acosó el área gaditana en busca del empate.

En la segunda parte hubo más cansancio y menos intensidad. El Cádiz se dispuso a vivir de las rentas, con un fútbol sosegado y sin sobresaltos, marcando los tiempos y dejando la iniciativa a un Cartagena que jugó con las mismas ganas pero con menos reservas. El partido siguió vivo pero los jugadores estuvieron menos frescos, pagando el esfuerzo de una primera parte en la que hicieron un gran despliegue físico y que a estas alturas de la temporada ya no permite grandes alegrías.

Siguió destacando Dani y también lo hizo el portero local Óscar, que completó una gran segunda parte neutralizando las llegadas en formato de contraataque de los gaditanos. Salió Álvaro en el Cádiz, que tenía controlado el encuentro y que no sufría grandes sobresaltos, pero mediado este segundo tiempo el Cartagena se metía en el partido tras un penalti de Fragoso a Addison que además le costó la tarjeta roja al defensor gaditano. Nano ejecutó la pena máxima para acortar distancias.

Pese a la inferioridad numérica, el Cádiz supo defender su renta. Entró Mansilla y luego Rosu relevó a un Caballero agotado. El Cádiz impuso su orden defensivo, su equilibrio entre líneas y su capacidad para sobreponerse a la inferioridad después de que Javi Gracia retocara el equipo para cubrir el agujero de la banda izquierda.

La respuesta fue notable y aunque el Cartagena fue el que llevó la iniciativa, no consiguió oportunidades claras de gol. El Cádiz supo gestionar su ventaja, escondió la pelota cuando pudo y buscó siempre la manera de buscar el fallo de su rival, que acabó desesperándose ante el aplomo y temple de un Cádiz que ya huele a campeón. La resolución final a este capítulo para dilucidad quién es el campeón de Segunda División B tendrá lugar por tanto el próximo sábado en tierras gaditanas, con ventaja amarilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios