Fútbol

Los socios deciden poner fin al club

  • En una intensa y emotiva asamblea, el CD San Fernando desaparece después de 66 años de historia y se aprueba comenzar de cero con la compra del Sporting isleño, proyecto presentado por Canito

Comentarios 19

Por ser la última fue, sin duda alguna, la más apasionante. Entre todos lo mataron y el solito ayer, a las diez y media de la noche, dejó de 'respirar'. El Club Deportivo San Fernando pasó a la historia. Ahora nacerá uno nuevo, como se quiera llamar, San Fernando, bien CD con el 1943 por detrás o bien lo que decida la masa que conformará el nuevo equipo de La Isla.

Ayer fue el día más histórico en los ya cerrados anales del equipo de La Isla que, con una enorme tristeza, dio paso a un futuro, cuanto menos prometedor. Ahora queda un camino duro y largo que recorrer para volver a ilusionar con el fútbol a la ciudad.

Lo que sí quedó claro en la jornada de ayer es que el San Fernando, independientemente de cómo se llame, tiene un número importante de seguidores y si la última asamblea celebrada rompió todos los números en cuanto a asistencia de socios se refiere, la de ayer levantó tal expectativa que alrededor de 300 seguidores azulinos estuvieron presentes en el Hotel de Bahía Sur.

El comienzo de la asamblea fue rápido, no en vano el tiempo apremiaba y al no haber ningún proyecto de viabilidad para el CD San Fernando, el presidente de la entidad, Manolo Acosta, pasó rápidamente al punto de la votación para decidir si los socios optaban por la desaparición del actual club y buscar la refundación en uno nuevo, o no.

Así, con las urnas preparadas y con un número tan importante de socios, gran parte del tiempo de la asamblea se consumía en la votación de los presentes.

El recuento de los votos y el número de éstos en el apartado del sí, que confirmaba la intención de empezar de nuevo, fue uno de los momentos más apasionantes de esta última asamblea como actualmente se conoce al San Fernando.

Se necesitaba que dos tercios de los presentes se decidiesen por una u otra opción y de los 220 socios que decidieron emitir su voto, el tope estaba en 146.

Finalmente se rebasó esa cantidad y un total de 181 socios decidieron dar el paso de que su equipo tenía que comenzar de nuevo, es decir un 82 por ciento. Por su parte, 33 socios votaron no, y seis fueron las votaciones en blanco.

Manolo Acosta, visiblemente emocionado y dolido a partir del momento en que comunicó a los presentes la decisión tomada, dejó claro que la inmensa mayoría de los seguidores azulinos había decidido dar por finalizado el compromiso de la actual junta y del actual club.

Acosta agradeció a todos los presentes el cariño que han profesado al San Fernando, las ayudas recibidas tanto a las entidades públicas como a las privadas y, sobre todo, manifestó que todo lo que se había trabajado había sido con la mayor de las ilusiones.

Comenzó el apartado de ruegos y preguntas donde, lógicamente, se dejó claro cuáles eran los pasos a seguir ya que, de momento, lo que queda del CD San Fernando seguirá sus pasos hasta la desaparición total por una parte, y el nuevo club comenzará a fraguarse, por otra.

Fue el momento en el que intervino el socio Daniel Luna, que anunció que desde hace algunas fechas ya se trabaja para el futuro. Luna, después de explicar lo que se ha hecho que, lógicamente viene encauzado por el proyecto que presentó en la anterior asamblea Canito y por el intento de compra del Sporting San Fernando, también dio a conocer los nombres de los que están trabajando. Así, Carmen Ureba, Manolo Aleu, Agustín Fernández, Ramón Suárez, Manuel Gutiérrez y el propio Luna serán los encargados de tomar las decisiones más inmediatas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios