Deportes

Un ejemplo de superación

  • El gaditano Alejandro Arévalo acudirá al Nacional de adaptada pese a la falta de apoyos Su ilusión puede con el 84% de minusvalía que padece

Alejandro Arévalo Ramos, Álex, es un chaval de 17 años que padece desarticulación de ambas rodillas, mano izquierda en pinza de cangrejo y mano derecha zamba radial con ausencia de los dedos pulgar, índice y meñique. Tiene reconocido un grado de minusvalía del 84%, por resolución de fecha 11 de octubre de 1996, y un Grado III Nivel 1 de Gran Dependiente desde mayo de 2008.

Álex utiliza habitualmente prótesis y, en algunas ocasiones, incluso silla de ruedas. Pese a ello, su mayor ilusión, lo que más le gusta, es practicar deporte. De hecho, su mejor regalo cuando hizo la Primera Comunión fue la camiseta del Cádiz con el dorsal número 5 firmada por un gran jugador y mejor persona, Abraham Paz.

Con cinco años quiso aprender a nadar y no pudo hacer los cursillos correspondientes en la Piscina Municipal de la capital, la del Complejo Deportivo Ciudad de Cádiz, "por su discapacidad", explica su familia. "Se nos indicó que debíamos ir al Centro de Minusválidos de San Fernando", precisa.

"Sin embargo, en la Piscina Municipal de El Puerto de Santa Maria no nos pusieron pegas", recuerda. De esta forma, "jugando", Álex aprendió a nadar y, como quien no quiere la cosa, estuvo varios años practicando deporte los fines de semana, que no es poco.

Ante la problemática ya conocida en las instalaciones de Cádiz, en diciembre de 2011 la familia del joven solicitó una reunión con el concejal de Deportes para exponerle el asunto. No obstante, "al no tener noticias y viendo que no se solucionaba el problema de las calles, en junio de 2012 decidimos hacer natación libre como cualquier usuario pagando las tasas municipales".

A principios de julio, en la celebración de los Campeonatos de España de Natación infantil y adaptada por comunidades autónomas, "contactamos con la directora técnica de Federación Andaluza de Deportes para Discapacitados Físicos y le expusimos nuestra problemática: Álex quería nadar y no podía. Nos facilitó un plan de trabajo para el verano y se comprometió a ayudarnos".

Como Álex estaba interesado en la natación para competir, "en septiembre de 2011 habíamos contactado con el Club Natación Cádiz, donde nos indicaron que se había creado la sección de Natación Adaptada para Discapacitados y se nos emplazó para iniciar los entrenamientos. Por desgracia, posteriormente nos explicaron que ya no disponían de la calle que iban a destinar para los discapacitados en la piscina de 25 metros, por lo que todo quedaba en suspenso".

Lejos de rendirse, Álex siguió nadando "y nos inscribimos en el Campeonato de Andalucía, celebrado el pasado 15 de diciembre en Córdoba, como independientes. Aun siendo su primera competición, obtuvo mínimas para ir al Campeonato de España absoluto por comunidades que se celebrará en San Sebastián en marzo".

Aunque desde diciembre Álex tiene entrenadora, "seguimos con la natación libre, tres días por semana de 20:30 a 21:30, la hora que hay menos usuarios, con todos los gastos por nuestra cuenta". Un esfuerzo e ilusión que contrasta con el apoyo recibido. "Desde la Federación nos animan a que fundemos un club de Natación Adaptada, ya que, según ellos, hemos dado el primer paso, el más difícil".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios