Tenis l Copa Davis

El campeón se mide contra Djokovic

  • España quiere aprovechar que juega en casa para romper la racha de dos derrotas en primera ronda tras ganar el título

España emprenderá hoy ante Serbia la defensa del título de la Copa Davis de tenis con un objetivo claro: neutralizar lo antes posible a su mejor jugador, Novak Djokovic. Djokovic, que abrirá la serie a partir de las 11:00 ante el número dos español, David Ferrer, tiene previsto disputar los tres puntos del fin de semana en Benidorm, la localidad costera que será sede del enfrentamiento.

Según definió el sorteo celebrado ayer en el Ayuntamiento, el número uno del mundo, Rafael Nadal, disputará el segundo duelo de hoy ante Janko Tipsarevic, que ocupa el puesto 47 del mundo, pero que siempre da lo mejor de sí ante jugadores top.

El punto del dobles enfrentará mañana a Feliciano López y Tommy Robredo frente a Djokovic y Nenad Zimonjic. Los dos número uno, Nadal y Djokovic, abrirán la jornada del domingo, mientras que el último punto lo disputarán Ferrer y Tipsarevic, aunque como siempre, el reglamento de la Copa Davis permite realizar cambios en las nominaciones prácticamente hasta el último momento.

"Hay que mirar toda la eliminatoria en global", dijo el capitán español, Albert Costa, que a sus 33 años, debuta en el cargo. "Y que juegue David con Djokovic creo que es positivo". Robredo se había instalado como posible número dos en los últimos días tras su regreso de la gira latinoamericana sobre arcilla, en la que encadenó los títulos de Costa do Sauipe y Buenos Aires. Además, Ferrer llegaba a la cita tras perder en la final de Dubai ante Djokovic.

Sin embargo, Ferrer, un jugador conocido por sus incansables piernas, acabó convenciendo a Costa para jugar ante su público, ya que nació a poco kilómetros de Benidorm. "Novak juega bien en todas las superficies. Pero bueno, si puedo tener más chances seguro que es sobre tierra", dijo el número 12 del mundo. "Y si no se puede ganar, al menos ponerle el partido duro para que llegue cansado. El segundo o tercer día el cansancio puede afectar". Las opciones de Robredo podrían pasar también por disputar el partido individual del domingo. "Y si no, animaré desde el banco como el que más", dijo el jugador.

El equipo español perdió en primera ronda en las dos ocasiones en las que emprendió la defensa del título tras sus victorias en 2000 y 2004, pero en ambas ocasiones jugó fuera de casa. El duelo ante Serbia lo disputará sobre su superficie favorita, la tierra batida, y ante los 16.000 fans que albergará el graderío móvil construido para la ocasión junto al parque de atracciones de Terra Mítica.

España cuenta en sus filas con el número uno del mundo y todos sus jugadores están además entre los 30 mejores del ranking. "No tuvimos suerte con el sorteo de primera ronda", admitió Djokovic. "Pero aun así hay que disputar la serie", concluyó.

Nadal sólo perdió tres de sus últimos 122 partidos sobre arcilla, pero no quiere relajación. "Serbia tiene al número tres del mundo, a un ex número uno en dobles y el resto de jugadores están entre los 50 primeros, así que de paseo nada", advirtió el campeón del Abierto de Australia.

Viktor Troicki y Tipsarevic son 43 y 47, respectivamente, mientras que Zimonjic es el número cuatro del mundo en la clasificación de dobles, en la que estuvo en lo más alto en 2008.

"Me gustaría que el sábado estuviera resuelto a nuestro favor", dijo Nadal. "Pero lo normal en una eliminatoria como ésta, con los grandes jugadores que hay, es que se decida el domingo".

La semana fue fría y lluviosa en Benidorm, pero las previsiones hablan de mejora del tiempo el fin de semana. Los españoles nunca se enfrentaron al equipo serbio, aunque sí lo hicieron en ocho ocasiones a la antigua Yugoslavia, a la que vencieron en seis de los encuentros entre ambos equipos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios