Voleibol

La Superliga no ha sido un espejismo

  • El CV Puerto Real ha logrado la permanencia a falta de dos jornadas para el final en su estreno en la máxima categoría

Aún quedan dos jornadas por disputarse en la Superliga Masculina, que enfrentarán al CV Puerto Real con el líder y ya campeón Unicaja Almería y con Tenerife Sur. Pero los puertorrealeños sólo han de disfrutar de esos dos partidos como se merecen porque ya han conseguido el objetivo de la temporada, la permanencia en la élite del voleibol español, en la que debutaban tras el ascenso del 21 de marzo del pasado año.

Veinte jornadas, un cambio de entrenador, salida de jugadores y llegadas de nuevas caras se han sucedido en estos cinco meses.

En octubre se marcharon el central Nathan y el colocador Ryan. El puesto de central paso así a ser ocupado por Nico Oroz, quién ha resultado ser uno de los jugadores más regulares del equipo entrando hasta tres veces en el septeto ideal que cada jornada elige la Federación (al igual que su compañero Robert Oramas). Por otro lado, llegaron el opuesto Fabio dalla Pria, el receptor Valentín Sollet y el colocador Nenad Dimitrieski y todos han rendido a buen nivel. El macedonio incluso fue mejor jugador (MVP) de la jornada catorce (victoria en casa frente a Caravaca). Asimismo, en el banquillo se sustituyó tras la quinta fecha a Miguel Ángel Serrano por Agustín Correa.

A este respecto, Juan Busto, director deportivo, comenta: "Tras un comienzo con muchos cambios, cuando Agustín llegó el equipo, empezó a cambiar la dinámica, cogimos una racha de cinco partidos puntuando ante equipos que luego hemos dejado luchando por el descenso, como Zaragoza y Tenerife. Esa dinámica nos hizo creer más y después de todo lo sufrido y trabajado, la permanencia sabe mejor".

Los blanquiverdes han cosechado ocho victorias (cuatro de tres puntos y cuatro do dos) y doce derrotas, de las que sumaron en tres. En total, veintitrés puntos que le alejan a siete del descenso y le dan la permanencia matemática ya que quedan seis por jugarse.

Valentín Sollet, como miembro del equipo, cree que el objetivo se ha conseguido "gracias al apoyo de la afición, la confianza de los directivos y el trabajo diario de jugadores y entrenador. A pesar de las dificultades y de todos los cambios hasta diciembre, en sea fecha se empezó a cuajar el equipo que ha logrado la salvación". Por otro lado, reconoce que el plantel estaba "preocupado por el tema económico, pero eso no ha afectado al rendimiento".

Ahora lo que queda es celebrar el seguir disfrutado otro año del voleibol de más alto nivel en la Villa. Este viernes, en casa, con la afición y frente a un equipo andaluz, ejemplo de lo lejos que se puede llegar. Para ello, puesto que la Superliga no ha sido ningún espejismo, es necesario planificar desde ya un futuro en el que hacer al CV Puerto Real fuerte en lo deportivo y lo institucional. Aunque eso sí, necesitan un apoyo económico que esperan tener, después de haber hecho los deberes. Según Jose Mari Cantero, presidente blanquiverde: "Hemos cumplido con lo estipulado, la permanencia. Ahora espero que cumplan todos aquellos con lo que se acordó en su día".

Finalmente, Agustín Correa, se muestra satisfecho tras haber alcanzado el objetivo para el que tomó las riendas: "Estoy muy orgulloso del trabajo realizado pasando por todos, desde el presidente y la directiva, hasta los jugadores, el segundo entrenador...".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios