Fútbol | Tercera División Punto de mérito del Conil ante el Ceuta (0-0)

  • El equipo jandeño se sobrepone a las bajas, incluida la tempranera lesión de Tamayo, para salvar los muebles ante el potente conjunto caballa

Molina, de los más destacados del cuadro local, cierra una acción de ataque ceutí.

Molina, de los más destacados del cuadro local, cierra una acción de ataque ceutí. / Aragón Pina

El Conil sumó un punto de mucho mérito ante el potente Ceuta, un empate de valor considerando las numerosas bajas con las que afrontaba el encuentro y la tempranera lesión de Tamayo, que cambió los planes de Lázaro Canto.

En efecto, a los dos minutos el delantero jerezano se resintió de unas molestias en la rodilla derecha, fue atendido durante tres minutos pero finalmente tuvo que ser sustituido por Juan Ureba. Un contratiempo inesperado al que continuó el primer disparo local, a cargo de Cuenca.

Consciente de su teórica superioridad, los norteafricanos asumieron el control. Con un planteamiento muy ofensivo, 4-3-3, y mucha movilidad de todos sus hombres, ejercieron un claro dominio territorial hasta la media hora.

En el 20', una falta sacada en la frontal por David Cants obligó a intervenir a Fran; en el 22', lanzamiento desde fuera del área del mismo jugador acabó en el larguero, y en el 23', otra falta a Julio ejecutada por David llevó el susto a la parroquia conileña.

En el 26', una subida de Molina, que centró aunque nadie alcanzó el remate, supuso un punto de inflexión, porque hasta el descanso el equilibrio de fuerzas marcó la contienda.

No obstante, la segunda parte arrancó igual que la primera, con los ceutíes desatados, con constantes permutaciones y coberturas en busca de los espacios.

En el 48', Cristo probó fortuna desde lejos; en el 52', Fran Mejías replicó al sacar un córner muy cerrado y obligar a Romero a despejar, y en el 69' Fran firmó el primer tiro a puerta local cerca de la cruceta izquierda.

El dominio visitante dio paso a un toma y daca en los mejores minutos de los jandeños, aunque sin  apenas ocasiones. La mejor, en el 80', cuando Mejías abrió hacia Heredia y éste centró para que Ureba culminara desviado.

También las tuvo claras el Ceuta, sobre todo en la prolongación, cuando Maruja y David pudieron sentenciar.

Al final, sin embargo, las espadas acabaron en alto y la disciplina y buen posicionamiento de los de Lázaro Canto les reportó un justo premio que acerca más si cabe la permanencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios