Fútbol | Segunda División B

Preocupación en el San Fernando por el estado del césped

  • A pocos días del partido contra el Villarrubia sigue presentando un aspecto bastante deteriorado.

García Sanjuán da instrucciones en una sesión celebrada en lugar distinto al Iberoamericano. García Sanjuán da instrucciones en una sesión celebrada en lugar distinto al Iberoamericano.

García Sanjuán da instrucciones en una sesión celebrada en lugar distinto al Iberoamericano. / Román Ríos

En el seno del San Fernando se quejan amargamente de la situación en la que se encuentra el terreno de juego del Iberoamericano de Bahía Sur. Si la imagen del campo en el Trofeo de la Sal no fue la mejor, curiosamente en el primer partido de Liga los dos equipos, tanto Recreativo de Huelva como San Fernando, hablaron de la evidente imposibilidad de poder jugar en un campo en esas malas condiciones.

Pero es que han pasado dos semanas desde ese encuentro y el terreno de juego no ha ido a mejor. Ahora mismo presenta un aspecto empobrecido, con muy poco césped y en muy mal estado, situación que está preocupando, sobremanera, tanto a los rectores del equipo azulino como, principalmente, al cuerpo técnico y a los jugadores del conjunto de La Isla.

Cabe recordar que el San Fernando no ha entrenado ni una sola vez en su estadio, que lleva toda la pretemporada y el inicio de la campaña desplazándose hasta Rota para trabajar en las instalaciones de Costa Ballena, las cuales, según los jugadores azulinos, se encuentran en perfecto estado, digno de un campo de Primera División.

El problema radica en que la forma de jugar del equipo isleño se hace incompatible con el estado del terreno de juego y perjudica, de manera total, el inicio de temporada de los de García Sanjuán, que tienen que ir modificando su forma de juego cuando disputan el encuentro ante los suyos.

Bien es cierto que se ha realizado una resiembra y que esta tiene un plazo de tiempo para que el césped se asiente, pero no es menos verdadero que la competición no tiene parón y que la situación es, al menos, preocupante.

Habrá que esperar que el estado del campo, igualmente, no provoque alguna lesión de los jugadores durante el desarrollo del próximo partido, que comenzará el domingo a las siete de la tarde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios