fútbol PRIMERA ANDALUZA

Mochilo, repleto de ilusión

  • El veterano del Chiclana confía en la labor de Lupi y la implicación de todos

Juan Carlos Castro Morillo, Mochilo, posa apoyado en un árbol. Juan Carlos Castro Morillo, Mochilo, posa apoyado en un árbol.

Juan Carlos Castro Morillo, Mochilo, posa apoyado en un árbol. / sonia ramos

Juan Carlos Castro Morillo está viviendo su segunda juventud en las filas del Chiclana. Más conocido como Mochilo, el futbolista salió de la cantera del Cádiz, jugó con el filial y en varios equipos de Tercera en Sevilla. Cinco años después de colgar las botas, el año pasado les quitó el polvo y decidió volver a los terrenos de juego. "Ahora mismo tengo más ilusión y ganas que cuando tenía diez años", afirma. Llegó en un estado de forma excelente y a los pocos días ya estaba jugando.

A sus 30 años, se conoce la banda izquierda como pocos. "Siempre he jugado de lateral o interior, pero ahora me encuentro más cómodo como central, que ya con la edad no tengo tanto recorrido como antes (ríe)". El año pasado fue un curso difícil, por eso el club ha hecho todo lo posible para que esta temporada todo se centre en el ascenso. "Creo que lo que ha mejorado con creces es la ilusión que tenemos cada uno de nosotros y Lupi también; ahí se basa el éxito que estamos teniendo. No tanto por nombres, porque sí que tenemos buenos jugadores, pero con las lesiones no estamos pudiendo contar con todos. Pero esta temporada el que sale lo hace bien y se parte la cara en el campo", destaca, haciendo especial mención a los más jóvenes.

El curso no ha podido empezar mejor: cuatro victorias y un empate la última jornada. "Yo vi el partido desde la grada y ha sido el que más me ha gustado. Jugamos con mucha garra, muy bien plantados y con bastantes ocasiones; pero al final perdonamos y en un córner se quedó el balón en tierra de nadie, que el Tesorillo aprovechó para empatar", cuenta Mochilo. Fue un encuentro difícil, porque el campo es muy pequeño, "pero hasta los más pequeños trabajaron de lujo". Y es que hasta ahora el Chiclana ha marcado en todos los partidos, siendo esta la razón principal del éxito.

Otra de las claves es que "no estamos recibiendo apenas goles, casi cuatro partidos completos con la portería a cero". Con todas las líneas funcionando a pleno rendimiento, Mochilo está tranquilo de cara al próximo encuentro. "Ya veremos cómo me encuentro este domingo, pero tampoco voy a forzar si no estoy recuperado", explica el zaguero, que lleva dos partidos en el dique seco por las molestias en su hombro.

Los del Municipal conocen muy bien al Bazán porque han compartido vestuario anteriormente con algunos de sus jugadores, por eso está convencido de que "saldrán tranquilos, sin arriesgar mucho, aunque cuando menos te lo esperas la enchufan. Es un equipo muy experimentado, muy bien plantado y con mucha calidad arriba. Va a estar en la pelea, seguro. ¿Y el Chiclana? "El Chiclana tiene que estar ahí y lucharemos día a día para conseguir que el club vuelva donde se merece", contesta sin dudar.

Si las cosas se siguen haciendo como hasta ahora, este puede ser un año muy bonito. El equipo ha encontrado el equilibrio necesario "y tanto jóvenes como veteranos estamos todos a una". También tiene buenas palabras para su entrenador: "Estoy seguro de que Lupi va a mantener la ilusión viva todo el tiempo, porque se lo curra muchísimo y su visión del fútbol es indiscutible. Viene a entrenar con nosotros a deshora si no podemos ir a la sesión programada de cada tarde, por eso hay que ir a muerte con él. Como entrenador le va a ir genial con el trabajo que está haciendo, ojalá que sea con nosotros en el Chiclana, por supuesto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios