Fútbol | Primera Andaluza

Jesús Pecci: "Este año espero tocar la campana con el Bazán"

  • El entrenador del equipo isleño encara la primera eliminatoria ante el Chiclana repleto de ilusión.

Jesús Pecci, en el campo de Sacramento. Jesús Pecci, en el campo de Sacramento.

Jesús Pecci, en el campo de Sacramento. / Julio J. Cordero

El año pasado se quedó con la miel en los labios y a un pasito de hacer historia con el Grupo de Empresas Bazán en su carrera por ascender a la División de Honor Andaluza. Perdió la final por el valor doble de los goles en campo contrario ante la Roteña, en el partido del exilio en tierras chiclaneras, después de estar más de dos semanas inactivo el equipo aurinegro por la resolución de la Federación sobre los incidentes acaecidos en el choque con el Jerez Industrial, que finalmente se resolvieron a favor del equipo isleño.

Pero esta temporada, el equipo bazanero afronta los play off de ascenso de manera diferente porque el optimismo es la nota predominante de la escuadra que dirige desde la banda Jesús Pecci.

Los números invitan al optimismo porque de los últimos 11 partidos disputados los de La Isla han conseguido vencer en nueve de ellos, empatar en otro y perder solamente un encuentro, lo que les ha dado el pasaporte al terminar la temporada entre los cuatro primeros clasificados.

Si bien es cierto que el año anterior el Bazán estuvo toda la temporada en la primera posición en la clasificación, también no es menos verdadero que en el presente el grupo ha sido mucho más duro, pues hasta siete equipos han tenido opciones de meterse entre los cuatro primeros. Conjuntos del potencial de Balón de Cádiz, Ubrique o Jerez Industrial se han quedado ya sin posibilidades de ascender.

El primer envite será ante el todopoderoso Chiclana, el domingo a partir de las siete de la tarde en el Municipal de Sacramento. El conjunto chiclanero ha terminado primero y el Bazán se ha quedado a cuatro puntos de los de Lupi, en cuarta posición. Esto hará que en las dos eliminatorias, en caso de pasar la primera criba, el equipo bazanero siempre tenga en contra el factor campo en la vuelta de la eliminatoria.

Jesús Pecci nos recibió antes del comienzo del entrenamiento programado para el jueves y señalaba que "tenemos una enorme ilusión en el primer partido que disputaremos el domingo ante nuestros aficionados, contra un equipo vecino que, seguramente, arrastrará también un número importante de seguidores, por lo que el choque puede ser tremendamente atractivo y bonito".

Pecci espera que en este segundo año consecutivo disputando los play off de ascenso pueda de una vez por todas "tocar la campana y ascender, lo que sería una recompensa al trabajo complicado y duro que hemos tenido que realizar esta temporada, con muchas vicisitudes".

Y es que hay que tener en cuenta que el Bazán, una temporada más, es el único equipo de los primeros clasificados en el que sus jugadores no cobran dinero. "Y ahí está el logro. Los chavales trabajan con la máxima ilusión y con unas ganas tremendas, por lo que solamente puedo tener palabras de agradecimiento a lo que hacen", afirma.

El domingo llega la primera piedra de toque ante un rival "complicado y difícil, con muy buenos jugadores, que ha terminado la competición en lo más alto de la clasificación y eso dice mucho, o todo, del adversario que nos ha tocado. Pero nosotros afrontamos el envite con unas ganas tremendas y con mucha ilusión por sacar un buen resultado".

Para el técnico del Bazán, será primordial que "se pueda ver un buen espectáculo de fútbol, que la afición disfrute y que todo gire en torno a una fiesta. Si después sacamos un buen resultado, mejor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios